JPEG - 16.7 KB

El señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, realizó una Visita de Trabajo a la República Argentina entre los días 31 de enero y 02 de febrero de 2005, con el ánimo de renovar e intensificar los lazos de amistad, solidaridad e integración entre ambos países.

En dicha oportunidad mantuvo un encuentro con el señor Presidente de la República Argentina, Néstor Kirchner, en el que reflexionaron sobre los principales temas de la agenda mundial, regional y bilateral a la luz de los vínculos de hermandad que unen a sus países y a los valores democráticos que comparten.

Ambos mandatarios constataron el excelente estado de las relaciones entre Argentina y Venezuela y reiteraron el sólido compromiso de ambos Gobiernos con el fortalecimiento de la institucionalidad democrática, el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, la lucha frontal contra la corrupción, el combate firme al terrorismo y al narcotráfico y la búsqueda de soluciones al problema de la pobreza y la exclusión social mediante el crecimiento de ambas economías.

Expresaron la voluntad de continuar con el proceso de conformación de la Comunidad Sudamericana de Naciones, a través de la profundización de la integración económica regional, sustentada en la complementación de nuestras economías con el propósito de fortalecer sus potencialidades mediante, entre otros factores, el impulso de la integración energética, de telecomunicaciones y de transporte en el marco de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA) y Petroamérica.

Reiteraron la necesidad de buscar los mejores términos de inserción de sus países en el escenario mundial actual, el cual, coincidieron, a la vez de generar mayores posibilidades de crecimiento y comercio, ha producido resultados desiguales en lo económico y lo social, provocando crecientes diferencias entre los Estados y entre sus ciudadanos. En ese sentido, reiteraron su compromiso para la construcción de un orden global más justo y equitativo.

Destacaron con beneplácito la suscripción del Acuerdo de Asociación en materia petrolera, entre ENARSA y PDVSA. Asimismo coincidieron en saludar la instrumentación de un plan de negocios conjunto en la Argentina, tanto en las áreas de exploración, explotación, como en las de refinación y comercialización de combustibles dentro del marco del acuerdo de Petrosur suscripto por ambos Presidentes en Puerto Iguazú.

Expresaron su satisfacción por la concreción de un segundo abastecimiento de fuel oil y gas oil a la Argentina, el que tendrá lugar a partir de abril de 2005, en el marco del Convenio Integral de Cooperación entre la República Argentina y la República Bolivariana de Venezuela, firmado el 6 de abril de 2004.

Destacaron la importancia del fortalecimiento de la alianza estratégica entre PDV-Marina, DIANCA y Astilleros Río Santiago que permita la transferencia tecnológica, inversiones de capital, asistencia técnica en proyectos y ejecución de obras para el desarrollo del sistema marítimo petrolero y/o naviero mercante. En tal sentido, manifestaron su satisfacción por la culminación de la reparación del buque tanque “Luisa Cáceres de Arismendi”. De igual manera, celebraron la firma del acuerdo para la construción de cuatro Buques Tanque Panamax doble propósito, con miras al fortalecimiento de la industria naval de ambos países.

Instruyeron, en el marco de los Acuerdos alcanzados durante la visita a la Argentina del Presidente Chávez en Agosto de 2003 y del Convenio Integral de Cooperación, a instrumentar el contrato suscripto entre la Empresa Argentina INVAP-MEDIX y el Ministerio de Salud de la República Bolivariana de Venezuela para la provisión de equipos de medicina nuclear e incubadoras.

En la convicción de la importancia que para el incremento del comercio bilateral tiene el fideicomiso del Convenio Integral de Cooperación entre la República Argentina y la República Bolivariana de Venezuela, los Presidentes decidieron instruir a las respectivas autoridades competentes a fin de dotar a dicho fideicomiso de una mayor operatividad.

Se congratularon por la firma del Memorando de Entendimiento entre el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la República Bolivariana de Venezuela y el Ministerio de Salud y Ambiente de la República Argentina, con el objeto de avanzar en forma conjunta a través de la cooperación en la investigación científica, la formación de recursos humanos y el desarrollo y aplicación de proyectos técnicos y de intervención social. Asimismo se avanza en la posibilidad de realizar estrategias público-privadas en la elaboración y producción de medicamentos esenciales, colaborando con el desarrollo de la industria farmacéutica estatal y de insumos para la salud en Venezuela.

Celebraron la primera exportación de ganado en pie, dando cumplimiento a las instrucciones establecidas en la Declaración de la Isla Margarita del 23 de Julio de 2004, y en el marco de un más amplio plan mediante el cual la República Argentina contribuye al desarrollo de la ganadería en la República Bolivariana de Venezuela. Asimismo, coincidieron en la conveniencia de ampliar el campo de la cooperación dentro del sector agrícola.

Los Presidentes se congratularon por el acuerdo alcanzado para la creación de TELE SUR, iniciativa que se fundamenta en la construcción de un medio de comunicación audiovisual regional, que difunda una visión de la diversidad social y cultural de América Latina y el Caribe para ofrecerla al mundo.

Destacaron la importancia de la Comisión Mixta Permanente Argentino-Venezolana como mecanismo para asegurar la continuidad e imprimir un renovado impulso a la relación de cooperación entre ambas naciones y, en tal sentido, instruyeron a los Ministros de Relaciones Exteriores para que convoquen la V Reunión, que deberá celebrarse en Buenos Aires en el segundo semestre de 2005.

Los Presidentes de Argentina y Venezuela destacaron la importancia de la próxima elección del Secretario General de la Organización de Estados Americanos. Al respecto coincidieron en reconocer las cualidades del Doctor José Miguel Insulza, y confiaron en que su amplia experiencia y su comprobada posición en defensa de principios como los de soberanía, la autodeterminación de los pueblos, los derechos humanos y la democracia, constituyen credenciales idóneas para asumir altas responsabilidades al frente de este organismo hemisférico.

Destacaron la necesidad de dotar al continente de una Carta Social de las Américas, iniciativa que se enmarca en la necesidad de avanzar hacia un modelo propio de integración que reconozca las tradiciones, conceptos y prácticas propias de la región.

Ambos Presidentes reafirmaron el rol central de las Naciones Unidas y el apoyo de ambos Gobiernos a su fortalecimiento y renovación, lo cual es esencial para que la Organización pueda dar respuestas efectivas en el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales, así como en la promoción del desarrollo económico y social y en la erradicación de la pobreza y el hambre.

Coincidieron en que las Naciones Unidas deben seguir adaptándose al nuevo contexto internacional a fin de que, mediante su democratización, pueda enfrentar eficazmente los nuevos desafíos. Reiteraron el compromiso de trabajar concertadamente para alcanzar una reforma consensuada y comprensiva de la Organización, conscientes de la necesidad de asegurar que el resultado de ese proceso refleje y responda a las diversas perspectivas, preocupaciones e intereses de todos los Estados Miembros. Sostuvieron la necesidad de alcanzar un acuerdo general sobre todos los aspectos vinculados con la reforma del Consejo de Seguridad.

Ambos Presidentes manifestaron su firme determinación de continuar trabajando por el fortalecimiento de los vínculos tanto a nivel bilateral como en los foros regionales y multilaterales y, para lograr tal fin, expresaron la determinación de dinamizar los mecanismos institucionales de coordinación existentes, hacer más fluidos los contactos entre funcionarios de alto nivel de sus respectivas Cancillerías y mantener reuniones y consultas periódicas sobre temas de interés común.

Manifestaron su beneplácito por la celebración de la IV Cumbre de las Américas este año en Argentina, cuyo lema “Crear trabajo para enfrentar la pobreza y fortalecer la gobernabilidad democrática” refleja la necesidad de articular políticas activas generadoras de desarrollo sustentable, teniendo como meta la generación de trabajo decente y contribuyendo así a consolidar un nuevo paradigma que dote a las transformaciones económicas de un fuerte contenido ético.

Ratificaron su convencimiento de que el Grupo de Río constituye un importante mecanismo de consulta y concertación política regional, y coincidieron en que los compromisos y acciones que se adoptarán en la XIX Cumbre Presidencial, a realizarse este año en Argentina, permitirán enfrentar los desafíos actuales de la región.

Ambas Partes destacan la cooperación en el campo espacial con criterios asociativos. Atento a que la tecnología espacial constituye una herramienta para ayudar a mejorar la calidad de vida de los pueblos, se evaluó explorar las posibilidades de trabajar conjuntamente en aplicaciones de la información espacial a la prevención de mergencias naturales y antropogénicas, en el campo de la epidemiología panorámica y la telemedicina, y en el uso de la ciencia espcial para contribuir a la protección del patrimonio mundial, especialmente en el marco de las actividades del Instituto de Altos Estudios Espaciales Mario Gulich.

Ambas parte se comprometieron a profundizar la cooperción en el sector de la tecnologías de alto valor agregado. Los sectores identificados prioritarios son: la radioterapia del sector público, la construcción de una cámara hiperespectral aerotransportada, la fabricación de aerogeneradores y la tecnología de extracción del petróleo.

Expresan su grave preoupación por el creciente consumo y tráfico de drogas ilícitas y sustancias ’psicotrópicas y sus delitos conexos. Asimismo manifiestan la firme decisión de sus Gobiernos de incrementar la cooperación en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, la prevención de su consumo y la rehabilitación de drogodependientes, tanto en el ámbito bilateral como en el de los organismos internacionales especializados.

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela reiteró el respaldo de su Gobierno a los derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes y a la búsqueda de una solución pacífica, justa y definitiva de la disputa de soberanía, de conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas y de la Organización de los Estados Americanos, incluyendo el principio de integridad territorial.

El Presidente Kirchner agradeció el invariable apoyo del Gobierno de Venezuela en la Cuestión de las Islas Malvinas y reiteró la permanente disposición de su país a reanudar las negociaciones sobre soberanía.

Al término de su Visita el señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, agradeció al pueblo y gobierno argentinos por la hospitalidad y múltiples atenciones recibidas durante su estancia en el país.

Hugo Chávez Frías
Néstor Carlos Kirchner