JPEG - 11.4 KB

Convocan a movimientos sociales a gran marcha contra ocupación en Iraq. Prominentes intelectuales resumen propuestas En un mensaje de solidaridad con el pueblo iraquí, el Foro Social Mundial (FSM), que sesiona en Brasil, convocó hoy a los movimientos sociales a una marcha global el 19 y 20 de marzo próximo contra la ocupación de Estados Unidos, reportó PL.

El rechazo a las guerras y por la construcción de "otro mundo posible" forjado en la paz y la justicia, centran los reclamos de más de 100 000 participantes en la quinta edición del FSM, que sesiona en Porto Alegre desde el 2001, a excepción del pasado año. Emir Sader, uno de los dirigentes del movimiento "antiglobalización" neoliberal, pidió a los activistas de distintas partes del planeta fortalecer en sus países la lucha contra la estrategia de guerra que pregona el presidente George W. Bush.

Ante una multitud de asistentes al panel de debate, Sader dijo que debemos estar decididos a acabar con la lógica de guerra que Bush impone al mundo, mediante las doctrinas del militarismo y la hegemonía geopolítica de sectores políticos ultraconservadores.

El intelectual brasileño aludió a las muestras de resistencia global contra estas políticas, cuando en marzo del 2003 millones de personas marcharon por distintas capitales para condenar la agresión a Iraq. El marxista paquistaní Tarek Ali dijo en su turno desde la tribuna del FSM que el mundo tiene que decirle a Iraq que lo respalda en su lucha y está con él en la misma trinchera, contra el militarismo estadounidense que pone en juego la existencia de la humanidad.

En las calles de Porto Alegre, capital del estado brasileño de Rio Grande do Sul, decenas de miles de activistas sociales expresaron este fin de semana su solidaridad con la heroica resistencia iraquí, dentro del perímetro del denominado aquí Territorio Social Mundial. Porto Alegre es el bastión universal de oposición al neoliberalismo, a la exclusión de millones de personas por clase, género y raza, contra el pago de la anacrónica deuda externa y la privatización de los recursos naturales.

Otras propuestas

Mientras, un grupo de 19 prominentes intelectuales, entre los que se encuentran el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y el escritor portugués José Saramago, presentó, según la agencia Xinhua, las "Doce propuestas para Otro mundo posible" que, al decir de ellos, constituyen un resumen de los análisis, planteamientos y reflexiones que han tenido lugar en estos intensos días de debate.

La reubicación de la ONU en el Sur de América y la reestructuración de organismos financieros figuran en el documento el cual, además, incorpora las cuatro propuestas concretas hechas el sábado por el periodista y activista social francés Ignacio Ramonet y agrega otras que obtuvieron consenso dentro del grupo, con el fin de que, indicó, "la ciudadanía empiece finalmente a reapropiarse de su futuro". Los planteamientos comprenden el traslado de la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de la ciudad estadounidense de Nueva York a un país del hemisferio Sur y la "reformulación" de esa entidad con base en la Declaración de Derechos Humanos.

Los intelectuales propusieron también la reestructuración de organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio.

El documento insta a la abolición de la deuda externa de los países pobres, al fin de los "paraísos fiscales" por ser "fuente de corrupción internacional", al desmantelamiento de las bases militares extranjeras que carezcan de mandato expreso de la ONU y al establecimiento de un impuesto a las transacciones financieras internacionales.