JPEG - 17 KB

Llega al final el V Foro Social Mundial. Un calor de casi 30 grados cayó sobre los pocos que fueron al acto solemne oficial de clausura, donde la mayoría eran periodistas que permanecieron alrededor de los miembros del Consejo Internacional, Oded Grajew y Chico Whitaker, por más de dos horas, en una sabatina interminable donde la pregunta recurrente fue: cuáles eran las propuestas más importantes presentadas en el FSM 2005. De acuerdo con Grajew y Whitaker, no hay propuestas más importantes ya que la discusión está descentralizada, sin embargo señalaron que las 352 presentadas hasta esta mañana, y que estaban publicadas en el mural de propuestas, son respuestas concretas a problemas identificados en los más de 2.500 grupos de discusión.

“Ustedes tienen que comprender que la discusión y la elaboración de propuestas es una acción concreta, pragmática. Es a partir de ellas que existen cambios en la sociedad”, comentó Grajew al responder un documento divulgado en la noche del sábado por intelectuales. El documento titulado “Manifiesto de Porto Alegre “ Doce Propuestas para Otro Mundo Posible”, fue firmado por 19 intelectuales vinculados al Foro Social Mundial, son ellos: Adolfo Pérez Esquivel; Aminata Traoré; Eduardo Galeano; José Saramago; François Houtart; Armand Matellar; Boaventura de Sousa Santos; Roberto Sávio; Ignácio Ramonet; Ricardo Petrella; Bernard Cassen; Samuel Luis Garcia; Tariq Ali; Frei Betto; Emir Sader; Samir Amin; Atílio Borón; Walden Bello e Immanuel Wallerstein.

JPEG - 16.5 KB

Para Grajew, que es uno de los idealizadores del Foro, esta discusión da como resultado el cambio de la agenda. “Si usted mira el website de Davos, parece que es el website del FSM, sólo hablan de pobreza y miseria, esto es un cambio significativo. A partir de nuestra organización, fueron forzados a recular y a mirar hacia la pauta social”, comenta. Gragew además indica que las varias articulaciones de las redes sociales, que culminaron con la creación de campañas globales necesarias, como la campaña por la democratización de los organismos internacionales, por el desarme, por el impuesto sobre la riqueza que recaudaría más de 150.000 millones de dólares, etc.

Otro punto polémico está en la decisión del Consejo Internacional de descentralizar el FSM 2006, porque muchos temen un debilitamiento. “En realidad lo va a fortalecer, porque muchas personas que no pueden trasladarse desde sus países tendrán la oportunidad de participar. En relación con las redes internacionales, no las perjudicará porque ellas se articulan por otros medios, como internet por ejemplo, y siempre mandan sus representantes”, comentó.

Oded Grajew y Chico Whitaker descartaron la información, dada ayer en el Gigantinho y que circula en la prensa mundial, de que el Foro Social de las Américas en enero del 2006 será en Venezuela. “Hablamos con el presidente Chávez que ésta es una decisión a ser tomada en abril, en la próxima reunión del Consejo Internacional. Nada es cierto, él tiene que comprender que el gobierno no debe interferir en la organización del Foro, son los venezolanos que deben garantizar la existencia de esto”, dijo Whitaker.

Acto solemne y caminata con poca adhesión

Una joven indígena y un hombre negro, simbolizando la diversidad, leyeron ayer para los presentes el texto final de este quinto encuentro, realizado entre el 26 y el 31 de enero. La bandera de las banderas, que es enmendada desde la primera edición del FSM quedó extendida en el césped al lado del palco, montado al lado del Río Gauíba. Debería ser cargada por jóvenes del Campamento Intercontinental de la Juventud que se atrasaron. Un poco antes, el césped del campo al lado de la Usina del Gasómetro estaba tomado por periodistas mientras pueblos asiáticos, con pancartas de lucha contra la guerra, y el sonido de tambores tocados por Dalits - subcasta que ocupa en la India el más bajo espacio de la pirámide social. Además hubo la presentación de grupos africanos. Sin embargo, la solemnidad fue abierta con la llegada de una pequeña marcha de los indios de la COICA (Coordenadora de Organizaciones Indígenas de la Bacía Amazónica).

Además de la ceremonia de clausura, tienen lugar diversas actividades de conclusión de trabajos, organizadas por espacios temáticos o por campañas. La Marcha contra el Alca fue una pequeña manifestación que salió del Anfiteatro Pôr-do-Sol, siguiendo por la Avenida Beira Rio, pasando por el medio del Territorio Social Mundial, continuando por la Usina del Gasómetro y recorriendo la calle Siqueira Campos, hasta el Largo Glênio Perez. La promoción de la Campaña Continental contra el Alca, no tuvo mucha participación porque muchos ya partieron temprano de mañana, después de seis días de una jornada intensa de discusiones. Entre los que todavía participaron, muchos ya estaban con las mochilas en las espaldas.

En las carpas, algunos ejes todavía hicieron plenarias de cierre. La Asamblea Mundial de los Movimientos Sociales, en el espacio G, sala 901, fue una de esas actividades, para divulgar la agenda de movilización del 2005, definida en Asambleas que tuvieron lugar del 27 al 31 de enero. Un ejemplo de acción definida por las entidades en las Asambleas del FSM 2005 fue las movilizaciones contra la guerra de Irak que acontecieron en varios países del mundo. Las fechas fueron fijadas en la Asamblea de la Marcha Mundial de las Mujeres: acción global 2005, día 27; la Asamblea Continental contra el Alca, el libre Comercio, la Guerra, la Militarización y la Deuda, día 28; la Asamblea de los Pueblos Acreedores de la Deuda Social Ecológica e Histórica, día 29 y la Asamblea Mundial Anti-Guerra, día 30.

Traducción: Daniel Barrantes