JPEG - 13.9 KB

Durante el discurso pronunciado desde el llamado Balcón del Pueblo, en el Palacio de Miraflores, el presidente Hugo Chávez comentó que, pese a que en los seis años que lleva al frente del Gobierno Bolivariano pudo haber cometido algunos errores, lo que nunca hará es traicionar al pueblo.

“Yo podré equivocarme, y comencé a equivocarme desde el primer día, a designar alguna gente que luego resultó lo que resultó, y la culpa la asumo. (...) Comencé cometiendo errores, pero lo mismo me sirven esos errores para ratificar un compromiso, podré equivocarme, pero lo que nunca haré será traicionar al pueblo venezolano, jamás lo haré”, enfatizó.

Señaló que el primer juramento hecho sobre la “moribunda” Constitución de 1961 fue cumplido de manera democrática al ser convocado el poder constituyente y darle a la nación venezolana “una nueva Carta Magna a la altura de los nuevos tiempos que comenzábamos a vivir, y tenemos así esta portentosa Constitución, la más democrática, avanzada y profunda de cuantas hayan existido en Venezuela”.

“No nos importan los ataques del adversario, por más enconados que sean y más poderosos que se crean. Nosotros repetimos como Sancho al Quijote: ‘Si ladran los perros es porque nosotros estamos cabalgando’. Sigamos cabalgando el rumbo de la Patria grande, de la Patria libre, de la Patria buena”, indicó el presidente Chávez.

Al recordar los primeros momentos luego de ser juramentado como Jefe del Ejecutivo nacional, en febrero de 1999, apuntó que “aquel día comenzó a cambiar la historia de Venezuela (...), y por extensión la historia de América Latina, del Caribe, porque esta revolución en seis años ha logrado echar raíces profundas y ha logrado extender sus brazos a todo un entorno geo-político que hoy la coloca en alto nivel en América y el mundo”.

Afirmó que desde el primer momento el Gobierno Bolivariano llegó con un sello natural, el de gobernar democráticamente. “Cuántos tiranos no han sido elegidos, cuántos falsos demócratas pasaron por aquí, demagogos, traiciones, entreguistas y lacayos del imperialismo y la oligarquía”, enfatizó.

“Ahora es cuando falta camino por delante. Nos quedan dos años de este período constitucional de gobierno y Dios mediante, seis años más, hasta el 2013 cuando entregaré la Presidencia y me iré para las calles. Ya no estaré aquí sino que me iré a Barrio Adentro, a un Núcleo Endógeno, a seguir trabajando hasta el 2021”, afirmó.

Calificó, como particularmente importante, el hecho de que el suyo sea el primer gobierno desde el año 1935, que permanece en Miraflores más de cinco años. ” Eso refleja la fortaleza del pueblo que apoya a su gobierno, porque aquí no estamos celebrando seis años de Chávez en la Presidencia. Soy apenas un instrumento del dueño del poder en Venezuela, que hoy no es otro que el soberano pueblo de Bolívar”.

“Son ustedes los dueños del gobierno, los que me trajeron aquí un día como hoy. hace seis años, los que me han apoyado, el pueblo bolivariano, la gran mayoría de los venezolanos y los que cuando la fuerza de la contra revolución me sacaron de Miraflores una madrugada, se activó el poder popular y en menos de 48 horas me volvieron a traer”, recordó el mandatario.

“Aquí estamos hoy enfrentando el más grave drama que tiene Venezuela que no es otro que la pobreza acumulada de un siglo de explotación, de hegemonía, de imperialismo y de dominación; ayudado el imperialismo, siempre, por los traidores internos, por los apátridas que se arrodillan ante el imperio y entregan al país como fue Juan Vicente Gómez”, dijo.

Dijo que esta alianza entre las potencias imperialistas y las oligarquías nacionales prevaleció por 90 años. “Desde 1908 hasta 1958. Cae Pérez Jiménez y se abre el compás de 40 años más de gobierno que igualito siguieron entregando al país y traicionando al pueblo hasta el sol de diciembre de 1998 cuando el pueblo venezolano echó a la tiranía bipartidista, puntofijista y entreguista”, recordó.

Seguir las líneas estratégicas

Chávez destacó la necesidad de seguir, durante la nueva etapa del proceso revolucionario, las 10 grandes líneas estratégicas que se orientan a objetivos superiores del Salto Adelante que busca llegar, a finales de 2006, en las mejores condiciones para ganar las elecciones presidenciales con 10 millones de votos y pasar así a otra etapa que permita iniciar otros de seis años más de gestión bolivariana hasta el 2013.

Durante sus palabras el Presidente recordó los lineamientos de la nueva etapa del proceso revolucionario: En la fase política, la profundización de la democracia participativa y protagónica, la participación popular; en lo social, acelerar la cancelación de la deuda social rumbo a la conformación de una sociedad de iguales; en lo económico, con el fortalecimiento de los sectores y la retoma de la producción en el campo, diversificando así la producción; en lo comunicacional, con una nueva estrategia en la que se trabaja actualmente; la quinta línea referida al lanzamiento de una nueva política electoral; y otras dos que se enfila a la guerra a muerte contra la corrupción y la creación de la institucionalidad del aparato del Estado que combata la burocracia.

Otras de las líneas mencionadas por el Jefe del Gobierno fueron la aceleración de la línea estratégica del desarrollo endógeno; la aceleración de la nueva doctrina militar venezolana de seguridad, soberanía y defensa del país con el incremento de las reservas del pueblo, las reservas militares; y por último, continuar con la cooperación con las relaciones internacionales multipolares y de integración de América Latina y el Caribe, en especial de sur América. Asimismo e, Jefe de Estado reiteró el llamado a la oposición a unirse al trabajo que desarrolla el Gobierno Bolivariano al explicar que se ha demostrado hasta el momento que se gobierna para todos los venezolanos y no para un solo sector.

Metas revolucionarias

Entre los logros y retos anunciados, Chávez mencionó el inicio del proceso de formación, a través de la Misión Sucre y seis universidades públicas del país, de 20 mil jóvenes venezolanos en el área médica, quienes sustituirán a los galenos cubanos de Barrio Adentro. La aceleración de la construcción de los módulos de este mismo programa, el equipamiento de los 600 centros de diagnóstico, de alta tecnología y de atención oftalmológica y odontológica.

Acotó que ya se han atendido 140 millones de casos en la Misión de salud nacional, a razón de dos millones de casos observados por semana, destacando la gratuidad del servicio.

En el área de la educación resaltó la alfabetización de más de un millón 300 mil compatriotas dentro de la Misión Robinson y la inclusión de más de 700 mil venezolanos en la Misión Ribas.

“El desempleo llegó a casi 12% en el 2004 pero tenemos que romper el piso del 10% y bajarlo mucho más por eso he puesto mi alma, corazón y mente en la Misión Vuelvan Caras, capacitación y trabajo”, señaló poco antes de explicar que también se profundiza en la revolución agraria en procura de que Venezuela de nuevo sea un país productor de alimentos.