JPEG - 10.5 KB

Sectores nacionalistas de diversos signos coinciden hoy en acusar al gobierno del presidente Ricardo Lagos de actuar con negligencia y autoritarismo en el manejo del cobre, principal riqueza no renovable del país.

Las denuncias provienen del Consejo de Defensa de ese mineral (CDC), la Fundación Terram -una organización no gubernamental-, y del Movimiento de la Consulta Ciudadana, que reclama un plebiscito para que los ciudadanos opinen sobre su más importante recurso natural.

Julián Alcayaga, presidente de la CDC, en conjunto con la Fundación Terram, acusaron formalmente el lunes al Servicio de Impuestos Internos (SII), de actuar con negligencia en la venta de la Minera Disputada de Las Condes a la empresa norteamericana Exxon.

Según la denuncia, presentada ante el Consejo de Defensa del Estado (CDE), el ente estatal cobró menos de lo tipificado legalmente a la transnacional estadounidense por la transacción, una operación en la que el Fisco habría dejado de percibir 62 millones de dólares.

“Han pasado dos años de la venta y el SII no ha entregado hasta la fecha las razones por las cuales aceptó que Exxon pagara sólo 27 millones de dólares por la compra en vez de los 89 millones que correspondían”, recalcó el dirigente minero.

Por su parte, el director ejecutivo de la Fundación Terram, Rodrigo Pizarro, señaló que “el tema de fondo tiene que ver con la defensa de nuestro patrimonio nacional”.

“Hasta la fecha, ha habido displicencia de parte de las autoridades públicas en el manejo de nuestras riquezas naturales”, aseguró Pizarro tras demandar una política nacional del cobre y la aplicación de royalties (regalías) a los recursos no renovables.

Mientras tanto, el presidente del Movimiento por la Consulta y los Derechos Ciudadanos, Edgardo Condeza, llamó a todos los chilenos a exigir al gobierno su participación en la toma de decisiones que afectan esencialmente su vida y el futuro de la nación.

“Las autoridades suelen decir que les interesa la opinión y participación de los ciudadanos sobre los principales temas del país, pero los chilenos no hemos sido informado que el cobre, que es nuestra principal riqueza, fue desnacionalizado (privatizado)”, afirmó.

Condeza expresó su preocupación “por el autoritarismo y centralismo con que actúan las autoridades del gobierno y los parlamentarios chilenos” y “la falta de seriedad con que se ha tratado el tema del cobre”.

El titular de esa institución, próxima al progubernamental Partido Socialista, llamó a la población a exigir, a través de todas las vías posibles, la defensa de sus recursos naturales, especialmente los no renovables.

“Estoy seguro que con su interés e importante participación lograremos impulsar trascendentales cambios en la democracia chilena y en el uso y los beneficios del proceso de extracción y exportación del cobre”, expresa el llamado.

Chile, con apenas el 0,25 por ciento de la superficie terrestre, posee el 37 por ciento de las reservas conocidas del mineral rojo en todo el planeta, y produce más de la tercera parte del cobre mundial.

La industria fue nacionalizada por el gobierno del presidente constitucional, Salvador Allende, poco después de llegar a La Moneda, pero a partir de su sangriento derrocamiento en 1973, ese recurso ha ido a parar paulatinamente al sector privado, nacional y extranjero.

Significativamente, fueron los gobiernos de la Concertación (1990-2005) los que aceleraron el proceso. A la caída de la dictadura, cerca del 85 por ciento permanecía aún en poder del Estado. Ya en 2001 sólo el 33 por ciento era estatal.