JPEG - 18 KB

El ministro de Comunicación e Información (MCI) de Venezuela, Andrés Izarra, llamó al pueblo venezolano y sus aliados en el mundo entero, a estar alertas ante la "ofensiva mediática y política" que el Gobierno del presidente George Bush, adelanta en contra de la revolución bolivariana, en procura de deslegitimar y aislar al gobierno.

Explicó Izarra que el gobierno nacional viene realizando un seguimiento a la denuncia hecha por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, sobre la "escalada de la ofensiva mediática de la administración Bush contra Venezuela”.

Mostrando una serie de documentos, Izarra mostró su preocupación por la publicación sistemática de datos falsos, informaciones tergiversadas y acusaciones sin fundamento en diversos medios de comunicación estadounidenses, ligados al ala neoconservadora derecha de la administración Bush. “Su reiteración, espacio en el tiempo, longitud nos lleva a concluir que, efectivamente, estamos ante una nueva ofensiva político-mediática de los Estados Unidos, una nueva campaña y guerra sucia adelantada en nuestro país. Muy similar a la que, en los años 80, lanzara el señor Otto Reich al frente de una oficina de diplomacia pública. Oficina cerrada en 1987, precisamente por dedicarse a realizar campañas sucias”

Manipulan a la opinión pública

El gobierno venezolano analizó el uso de distintas técnicas seudo periodísticas para mentir, decir medias verdades, confundir, exagerar, falsear las fuentes, tergiversar hechos, como la utilización indebida del anonimato, la descontextualización y manipulación de las cifras y estadísticas.

Haciendo referencia a un estudio publicado por FAIR, el ministro Izarra explicó que los voceros de la oposición ocupan 84% de las fuentes que hablan sobre Venezuela en los medios internacionales y en particular, los estadounidenses. Agregó que sólo 16% de las fuentes son afines al proyecto bolivariano.

"Hemos identificado tres matrices fundamentales que han estado adelantando medios de comunicación privados de Estados Unidos, para tratar de deslegitimar y aislar al Gobierno de Venezuela":

- El presidente Chávez es cómplice del terrorismo internacional.

- Chávez es una amenaza inminente para la democracia del hemisferio occidental.
- El gobierno de Chávez se mueve aceleradamente hacia una autocracia, una democracia autoritaria o una dictadura elegida.

Éstos términos han sido usados por voceros del Departamento de Estado, de las agencias de inteligencia y repetidos por los medios de comunicación estadounidenses, entre los que mencionó al Washington Post, Washington Time, la cadena Fox, Wall Street Journal, entre otros.

"Estamos seguros, que este tipo de propaganda, disfrazada de información objetiva, tiene detrás una política de propaganda de la administración Bush, de la cual uno de sus principales puntales es el Miami Herald, y sus réplicas locales el Universal y El Nacional", dijo el ministro Izarra, refiriéndose a las denuncias de los últimos meses sobre cómo el gobierno de Bush ha estado pagando a periodistas para difundir sus líneas políticas. “Las últimas semanas se han publicado más de 45 artículos que siguen estas líneas adversas y tendenciosas”.

La amenaza de un Contagioso Buen Ejemplo

La campaña, está acompañada de una serie de declaraciones de altos voceros del Gobierno del presidente Bush. Al respecto, advirtió la intención de preparar algún tipo de acción a través de la OEA, eventualmente relacionada con la modificación de la Carta Interamericana para que permita la desestabilización y la intervención de los Estados Unidos en el país.

Al exponer las razones por las que se libra esta cruzada contra Venezuela, el Ministro apuntó que “el proyecto alternativo bolivariano es una luz para los pueblos de América Latina”. Con números en mano, Izarra señaló cómo han mejorado los principales índices macroeconómicos durante los periodos de estabilidad política del gobierno del Presidente Chávez. Este aumento se notó de nuevo en el cierre del año 2004. Se trata de un modelo humanista que está mostrando que es posible alcanzar el desarrollo con inversión social.