JPEG - 11.8 KB

Considerando que:

  1. Como es de conocimiento público, el día sábado 5 de marzo, el rector de la Universidad Andina fue víctima de un atentado criminal en contra de su vida. Este hecho forma parte de la utilización sistemática de la violencia que, de manera selectiva, se viene ejerciendo contra quienes levantan una voz crítica en la coyuntura política actual, caracterizada por el desmoronamiento del Estado Social y Democrático de Derecho.
  2. En este contexto, el gobierno del coronel Lucio Gutiérrez ha incumplido su deber primordial de respetar y hacer respetar los derechos humanos individuales y colectivos, particularmente el derecho a la vida, seguridad, integridad, libertad personal, libertad de expresión, de opinión y de pensamiento. El Estado no ha asumido su obligación de prevenir la cadena de atentados, amenazas, amedrentamientos, violaciones a la libertad de expresión, que han sufrido líderes políticos, sociales y universitarios, comunicadores, dirigentes indígenas y sindicales, entre otros. Tampoco ha investigado y sancionado a los responsables de tales hechos ni ha reparado a las víctimas. Desgraciadamente, la impunidad parece haberse convertido en una política de Estado.
  3. El derecho a disentir y a ejercer una oposición crítica ha sido atropellado por el gobierno actual, con el agravante de que este estilo político ha permeado en el conjunto de la sociedad, inclusive, en espacios ciudadanos como en la Asamblea Provincial de Pichincha, donde han brotado manifestaciones de intolerancia, intransigencia y sectarismo, por parte de ciertos sectores.

Resuelve:

  1. Destacar la trayectoria intelectual y académica de Enrique Ayala Mora, como educador e historiador, evidenciada en la proyección y contribución de su actividad universitaria al desarrollo de la ciencia y la cultura, así como a la promoción de la diversidad de enfoques, del pluralismo ideológico y de los valores de la interculturalidad.
  2. Resaltar el derecho constitucional de su Rector a participar activamente en la vida política del país. Sin embargo, la Universidad Andina, como institución académica pluralista y organismo internacional, enfatiza que es independiente de cualquier adscripción político-partidista.