JPEG - 15.7 KB
Eleazar Díaz Rangel

La CIA hizo público un documento hace poco desclasificado: el informe Memorándum de Acción, de William Tyler, Subsecretario de Asuntos Europeos (?), a Dean Rusk, Secretario de Estado.

Según el mismo, el gobierno de Raúl Leoni buscó el respaldo de EEUU para derrocar a Cheddy Jagan, primer ministro de la recién nacida República de Guyana, y con ese objetivo contactó al opositor Forbes Burnham, quien después fue Premier, y a militares, para dar un golpe de Estado, "por temor a que Guayana se convirtiera en un gobierno comunista como Cuba".

Según el actual gobernante Bharrat Jagdeo, la documentación desclasificada también revela "... cómo los problemas raciales se crearon con un propósito que no tenía nada que ver con los intereses de los guyaneses y porque los reclamos de Venezuela pueden haberse originado por el mismo motivo".

Como se dice popularmente, no son conchas de ajo los señalamientos del Gobierno de Guyana contra Venezuela, varios de cuyos gobiernos anteriores habrían estado involucrados tanto en ese intento golpista como en las tensiones raciales entre negros e indios.

A esto habría que añadir que también en un gobierno de AD, efectivos militares y policiales, al parecer bajo el mando del general Yépez Daza, estuvieron prestos para apoyar a un movimiento separatista amerindio en el Esequibo, que fracasó. Tropas de asalto y grupos de paracaidistas se quedaron a la espera.

Parece que ha llegado el momento de despejar tantas interrogantes.

No tenía conocimiento alguno de ese intento de derrocar a Jagan, dirigente del Partido Popular Progresista (marxista). Es importante que la embajada venezolana en Washington acceda a esa documentación, y que los políticos que entonces gobernaban dijeran algo al respecto, pues se trata de una acción que rompe la tradición venezolana de no ingerencia en los asuntos internos de otros países, y menos, de propiciar un golpe.

El primer interesado debe ser el Gobierno venezolano, su Cancillería y el Ministerio de la Defensa, que deberían abrir los archivos secretos después de 40 años. Todo lo cual contribuiría a mejorar las relaciones con Guyana.