JPEG - 11.1 KB

La Conferencia de Ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo reunida el 16 de marzo en Isfahan, Irán, decidió aumentar su techo de producción en 500 mil barriles diarios, efectivos a partir de la presente fecha, para alcanzar los 27 millones 500 mil barriles por día, de acuerdo a un comunicado emitido por la Oficina de Información y Relaciones Públicas de la OPEP.

Asimismo la Conferencia autorizó a su Presidente, después de consultas con sus homólogos a anunciar un incremento adicional de 500 mil barriles diarios, de su techo, hasta su próxima reunión.

Esta decisión fue tomada por los Ministros, luego de tomar en consideración que el año 2005 tiene fuertes expectativas de incremento en la demanda petrolera, junto con las limitaciones actualmente experimentadas por el sector aguas abajo; así como una disminución en el ritmo de crecimiento en el suministro de los países NO OPEP y el satisfacer la demanda del mercado y asegurar niveles satisfactorios de inventarios en el segundo semestre del año.

Al tomar esta medida la OPEP confirmó de nuevo su compromiso de mantener la estabilidad y asegurar que los mercados globales permanezcan adecuadamente suplidos. Para este propósito los países miembros han acelerado su plan de expansión de capacidad de producción.

Asimismo la decisión es una reafirmación del compromiso de la OPEP de asegurar suministros adecuados consistentes con un crecimiento económico robusto, en particular en las economías emergentes de los países en desarrollo.

Asimismo la Organización reiteró el seguir monitoreando el mercado y tomar las acciones inmediatas cuando sea necesario. Convino además, realizar su próxima Reunión Extraordinaria el 7 de junio de 2005, en Viena, Austria y su Reunión Ordinaria, el 19 de septiembre de 2005.

Venezuela: Se sinceró hoy un volumen de crudo que ya está en el mercado

“El hecho de que los precios del crudo en el mercado mundial estén experimentando aumentos justos sin precedentes, no significa que los ingresos que por este concepto perciben los países de la OPEP se eleven en la misma proporción”, afirmó el Ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael D. Ramírez Carreño, al cierre de la 135 Reunión Ordinaria de la Conferencia de la OPEP.

En general, cuando se hace referencia pública a los precios del crudo, como por ejemplo el marcador WTI, se está hablando de crudos livianos. El precio de los crudos pesados, por su parte, es siempre menor al de los livianos y últimamente se ha visto empujado hacia la baja debido al creciente aumento de esta diferencia. Este margen se conoce como "diferencial liviano-pesado".

La cesta OPEP está compuesta por un alto porcentaje de crudos pesados. En consecuencia, explicó el Ministro, "para los países que integran esta Organización, precios ’altos’ no significan ingresos altos. Peor aún, debido a que los diferenciales livianos-pesados van en aumento, cada vez percibimos menos ingresos por la venta de volúmenes similares de crudos".

Complicando más esta situación, "los ingresos de los países productores también se ven afectados por la debilidad que el dólar ha mostrado en los últimos meses; pues mientras esos ingresos se devalúan como consecuencia de este factor, la inflación incrementa sus costos. Esta debilidad puede ser controlada por parte de los países industrializados".

OPEP, reunión de sinceración de barriles

Al referirse al anuncio oficial al cierre de la 135 Reunión Ordinaria de la OPEP, de elevar el techo de producción de la Organización en 500 mil barriles diarios a partir del 1 de abril del presente año y continuar monitoreando el mercado para evaluar nuevos ajustes durante el 2005 si fuere necesario, el Ministro de Energía y Petróleo de Venezuela dijo que "esta decisión constituye la sinceración de un volumen de crudo que ya está en el mercado. No representa volúmenes nuevos".

Por otra parte, la OPEP sinceró también su cesta de referencia al incluir sólo crudos de países de la Organización. “Esto permitirá conocer la valoración real de las exportaciones. Anteriormente, la cesta incluía crudos más livianos e incluso algunos que no eran producidos por miembros de la OPEP”, explicó Rafael Ramirez. El crudo de referencia en la nueva cesta es el BCF-17, un crudo pesado de Occidente.

“Las decisiones que anunció hoy la OPEP son una clara señal del trabajo que está realizando la Organización para procurar el equilibrio del mercado”, dijo el Ministro, aclarando que "el necesario equilibrio es una responsabilidad de consumidores, productores y demás actores del mercado".

Los hidrocarburos son recursos naturales no renovables y los niveles de suministro deben responder a la búsqueda de precios justos para los productores y razonables para los consumidores. “Factores económicos, especulativos, operacionales y particularmente geopolíticos, todos externos a la OPEP, empujan artificialmente los precios hacia arriba". Explicó que "la crisis política que se desencadenó a raíz de la invasión a Irak y la inestabilidad en otros países han generado un alto nivel de incertidumbre que se manifiesta en un ‘premium’ artificial sobre el precio de los hidrocarburos".

Aunado a esto, existe "desinversión" en refinación, exploración y producción, lo cual ha ocasionado serios cuellos de botella operacionales. En el caso de la refinación, por ejemplo, desde hace más de dos décadas no se construyen refinerías y hoy están a la vista las distorsiones estructurales que esto ha ocasionado y su impacto en el incremento de los precios de los hidrocarburos.

"Más grave aún: La infraestructura de refinación de crudos pesados no es suficiente para los niveles de demanda previstos y esto contribuye a la ampliación de los diferenciales livianos-pesados, mencionados anteriormente", enfatizó el Ministro de Energía y Petróleo y Presidente de PDVSA.