JPEG - 22.1 KB

Los indígenas exigirán el pago de los pasivos sociales y ambientales adeudados por trasnacionales carboníferas y el estado venezolano. El Frente Nacional por la Defensa del Agua y la Vida servirá de apoyo a la lucha indígena desde las ciudades. Docentes de LUZ y UBV dan apoyo científico y social a esta lucha. Asistirán a la marcha programada para visitar el Presidente Chávez, el 31 de marzo.

El Domingo 6 de marzo, los Presidentes de las Asociaciones Vecinales de las Comunidades campesinas Matera Nueva, El Paso, Playa Bonita-El Mecocal, Manuelote, Cantalosgallos, y La Parchita, adyacentes a las Minas de Carbón Paso Diablo y Mina Norte, los mas ricos reservorios venezolanos de carbón, procedieron a formar un bloque unitario de lucha denominado Frente Bolivariano de Afectados por la Explotación del Carbón en la Cuenca del Rio Guasare para exigir el pago de los pasivos sociales y ambientales adeudados por estas empresas al haber causado el desplazamiento y exclusión de las comunidades wayúu de las zonas anteriormente agrícolas que fueron destinadas a la extracción carbonífera durante 17 años, lo cual se suma la deuda ambiental causada por los perjuicios ecológicos y de salud que la industria minera ha causado a los ecosistemas y las personas a traves del mas nefasto de los procedimientos mineros: el método de tajo abierto.

Las mencionadas minas son explotadas por las empresas mixtas Carbones del Guasare, S.A. y Carbones de la Guajira, S.A. del estado venezolano y las transnacionales Inter American Coal-Anglo American Coal, y Rag Coal International.

Los líderes comunitarios Alejandro Urdaneta, Mauricio Bracho, Ciro Torres, Isbelia Palmar, Lesbia Sanchez y Beatriz Nava, acordaron hacer cumplir de una vez y por todas, las ofertas que hizo la industria del carbón hace unas dos décadas, cuando expulsó a las familias campesinas de sus tierras bajo el pretexto de que iban a ser utilizadas para generar riquezas para el país, ofreciendo en cambio algún dinero, tierras, viviendas, caminos, empleos, créditos, escuelas, dispensarios, Etc., cuando en realidad, estas comunidades asistieron a una historia de frustraciones y abandono total, caracterizada por ríos secos o intoxicados, atmósfera insalubre, enfermedad y muerte de mineros, desnutrición, analfabetismo, niños sin escuelas y sin atención médica, desempleo y destrucción del modo de vida agro-pastoril, indígenas sin tierra, en resumidas cuentas, un fraude social y ambiental expresado en la reducción alarmante de la calidad de vida y existencia digna de los indígenas venezolanos, violando lo especificado en el Artículo 299 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela [1]

Son testigos y participantes de esta asamblea una veintena de miembros, amigos y aliados del Frente Nacional por la Defensa del Agua y la Vida, entre ellos, Angely García, Virginia Nuñez, Ingris Escalante, Mary Bracho y Ana María Castellano, participantes del Proyecto H2O de la Escuela de Trabajo Social (LUZ); además, El Sgto. Ramón Carrero representante del Frente Comunitario Bolivariano “Sueños de Bolivar” de Maracaibo, los estudiantes de Sociología (LUZ); Jose Soto, Andreína Gonzalez, y Leidy Chacón Skarlet Delgado, Patrik Leal y Alfredo Finol de la Escuela de Comunicación Social (LUZ); además, el Dr. Elio Ríos, Coordinador de Ambientalistas del Zulia (AZUL). Además, Carlos Heredia, Anamery Arrieta y Francisco Pereira, miembros de “Misión Guevara” y Jorge Hinestroza, de la Federacion Ecologista del Zulia. Otros miembros del Frente Nacional por el Agua y la Vida participan en diversas esferas de apoyo, como por ejemplo, docentes de la Universidad Bolivariana de Venezuela y Universidad del Zulia, sede Maracaibo, donde miembros del personal docente de sendas universidades se han pronunciado en favor de preservar la Sierra de Perijá amenazada por la explotación del Carbón.

Ante los nuevos bríos de los planes de expansión que pretenden llevar de 8 a 40 millones de toneladas métricas anuales la producción de carbón en la misma Cuenca del Guasare y la apertura de nuevas minas en la Cuenca del Rio Cachirí, las comunidades unidas Frente Bolivariano de Afectados por la Explotación del Carbón en la Cuenca del Rio Guasare, se aprestan para denunciar al país y al mundo, la calamidad que ha significado la explotación del carbón para estas comunidades, con el propósito de evitar males mayores, especialmente en las zonas de Cachirí, donde buena parte de los campesinos wuayúu fueron en busca de nuevas tierras y refugio para darle continuidad a su milenaria historia de desarrollo endógeno que busca despuntar en los nuevos procesos sociales bolivarianos con una gran esperanza de redención social, como lo ha preconizado el Presidente Hugo Chávez Frías. “Anteriormente la palabra del wayúu era despreciada e ignorada. Ahora, gracias al Presidente Chavez, la voz del wayúu va a ser escuchada.”, dijo Rita Gonzalez, indígena wayúu de El Paso.

En asamblea popular, las comunidades indígenas del Guasare acompañadas de integrantes del Frente Nacional por la Defensa del Agua y la Vida decidieron acompañar a sus hermanos wayúu de Cachirí hasta Miraflores el 31 de marzo para reclamar las derogación de las nuevas concesiones carboníferas entregadas por CORPOZULIA, en la zona de Cachirí, donde ahora se planea repetir la historia de desplazamiento de los agricultores y criadores que viven y trabajan en la zona que va a ser explotada con el mismo método minero de “tajo abierto” causante de un alto impacto social y ambiental con secuelas de contaminación, enfermedades y muertes, pérdida de biodiversidad y fuentes de agua, vitales para el estado Zulia.

Para el Frente Nacional por la Defensa del Agua y la Vida, la lucha de las comunidades aborígenes, tanto de la zona yá afectada en Guasare, y la zona de Cachirí donde se pretende explotar nuevas minas de carbón, son combates cruciales por el agua y la vida en el Zulia, considerando, no solo la amenaza que supone la intervención del cauce de los rios Cachirí, Socuy y Guasare, que llevan agua a los embalses de Tulé y Manuelote y acueducto de Maracaibo sino tambien una voz de advertencia para las poblaciones afectadas por la contaminación causada por el esparcimiento de polvillo de carbón a lo largo de las carreteras que conducen desde las minas hasta los puertos de embarque, sobre la contaminación del Lago de Maracaibo, y, a nivel global, sobre el uso del carbón, fuente de emisión de gases del efecto invernadero y sus consecuencias en el caos climático mundial, haciendo nulo el Protocolo de Kioto.

Texto: Jorge Hinestroza, Frente Nacional por la Defensa del Agua y la Vida -VENEZUELA www.frentenacionalporelaguaylavida.blogspot.com

Rebelión

[1]

Artículo 299 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

“El régimen socioeconómico de la República Bolivariana deVenezuela se fundamenta en los principios de Justicia Social,Democracia, Eficiencia, Libre Competencia, protección del Ambiente, Productividad y solidaridad a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para la colectividad. El Estado conjuntamente con la iniciativa privada, promoverá el desarrollo armónico de la economía nacional con el fin de generar fuentes de trabajo, alto valor agregado nacional, elevar el nivel de vida de la población y fortalecer la soberanía económica del país, garantizando la seguridad jurídica, solidez, dinamismo, sustentabilidad, permanencia y equidad del crecimiento de la economía, para lograr una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica democrática, participativa y de consulta abierta”