El Jefe de Estado cubano, Fidel Castro, indicó que más allá de su experiencia en batallas políticas, tiene “experiencia de luchar contra la mentira, la hipocresía, el engaño, el abuso, el saqueo y la injusticia. Es lo que creo que he hecho toda mi vida, no quiero decir que lo he hecho bien, pero es lo que he tratado de hacer toda mi vida”.

Ante las recientes declaraciones del ex secretario de Estado Adjunto para Latinoamérica, Otto Reich, quien habló de los mandatarios venezolano y cubano, considerando que Estados Unidos debería esforzarse para “detener el eje” compuesto por ambas naciones, Fidel Castro respondió que la estrecha relación entre ambos países “no es un eje ¡Vean qué palabras! Comparándonos al eje del fascismo: Mussolini-Hitler”.

“Caballero, hay que ser ignorantes, analfabetos históricos”, manifestó el mandatario cubano, ya que “si hay algún eje que se pueda parecer a aquello, si hay algún gobierno que pueda parecerse a aquel eje Berlín - Roma, no son Chávez y Castro, como me suelen llamar a mí. Si hay algo que se parezca al fascismo, si hay políticas fascistas, genocidas, no son las políticas del presidente Chávez ni las de Castro”. Sin embargo, aclaró que sus intenciones no eran ofender a Reich o al gobierno de la Casa Blanca: “Cada cual que se auto ofenda o se auto desenmascare y se autodefina. No es necesario perder el tiempo”.

Incluso, comentó que las afirmaciones del ex secretario de Estado Adjunto para Latinoamérica hicieron “reír muchísimo a Chávez y a mí, porque miren cómo nos califica”, llamándole mucho la atención que las mismas se dieron, “casualmente, en el momento en el que por primera vez en la historia de nuestra revolución, hemos empezado a reevaluar el peso cubano, a reevaluar nuestro peso convertible, a expulsar deshonrosamente al dólar de la circulación y, además, a devaluarlo. Y esta no será su última devaluación”.

De hecho, el mandatario de la isla caribeña explicó que Cuba se encuentra en su mejor momento económico, analizando perspectivas que nunca antes había tenido su proceso revolucionario, contando, además, que hace dos semanas se elevaron las pensiones mínimas de la población de ese hermano país, pasando de 55 pesos a un rango de 150, 200 y 300 pesos. A esto se le suman los servicios sociales gratuitos, de excelente calidad, que disfrutan los cubanos.

También hizo mención de aquellos que están a favor del Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) y en contra de la Alternativa Bolivariana para la América (ALBA), propuesta impulsada este jueves en la noche por los presidentes de Cuba y Venezuela.

“¡Pero si lo que nosotros estamos practicando es el libre comercio! El libre y amplio comercio, pensando en los problemas del otro más que en los problemas de sí mismo, que creo es el espíritu que ha prevalecido aquí y que seguirá prevaleciendo siempre”, afirmó Castro.

Para finalizar, Fidel Castro bromeó ante la calificación que hiciera Otto Reich sobre el presidente Chávez, llamándolo imprudente: “La verdad es que ha sido una imprudencia eso de aspirar a la presidencia de Venezuela, hay que darle la razón, en parte. La verdad es que fue una imprudencia volver después que lo despidieron unas horas aquel 11 de abril. Chávez, eres un imprudente, porque ir a un plebiscito y ganarlo con el 60 por ciento, a pesar de que una gran parte de tus electores no pudieron votar, es una imprudencia; por lo cual, comienzo a darme cuenta de que tu amistad me está perjudicando”.

Por su parte, el Jefe del Estado venezolano continuó ironizando las afirmaciones del ex secretario de Estado Adjunto para Latinoamérica, al añadir que “yo quise ser pintor, pelotero y otras cosas. Pero jamás pensé que aparecería en un cable, como ese que has leído, como el acaudalado, tú eres el malévolo y yo el acaudalado ¡Qué vergüenza!”.