Esta semana conmemoramos dos aniversarios importantes referentes a la Guerra de Vietnam. Hace 40 años, Australia entraba en la guerra y, hace 30, Saigón caía en manos de las fuerzas norvietnamitas. _ A fines de 1964 y comienzos de 1965, en Washington estaba en su apogeo el debate sobre la injerencia en Vietnam. Desde mediados de los años 50, los Estados Unidos tenían asesores militares en Vietnam del Sur, pero no tropas de tierra. El debate proseguía y los asesores de Johnson no comprendían que Vietnam del Norte no podía ser vencido con el tipo de guerra que los Estados Unidos podían entablar. Mientras el debate continuaba en Washington, en Canberra se decidía empujar a los Estados Unidos a involucrarse en la guerra, y Australia enviaba un batallón a combatir en Vietnam incluso antes de que los estadounidenses lo solicitaran. La diplomacia australiana presionó también a los Estados Unidos para que incrementasen los bombardeos sobre Vietnam del Norte. _ El objetivo perseguido por Australia era vincular fuertemente a la ANZUS para poder contar con apoyo en caso de un conflicto con Indonesia. Contrariamente a lo que se afirma hoy, la guerra no era impopular. En los Estados Unidos, los políticos que decidieron esta guerra perdieron prestigio mientras que nuestros dirigentes ocuparon después altas responsabilidades. Para los Estados Unidos, esa guerra determinó la manera de entablar las siguientes. Para los australianos, puso en peligro las oportunidades de obtener algo por parte de los Estados Unidos.

Fuente
The Age (Australia)

« The war we gatecrashed », por Michael Sexton, The Age, 28 de abril de 2005.