JPEG - 8.3 KB

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) anunció un plan agresivo para la recuperación de mil de los tres mil pozos abandonados en la actualidad e incrementar la producción en 150.000 barriles diarios.

Un comunicado de la empresa indica que ese propósito debe conseguirse en 18 meses y es parte de la meta de cinco millones de barriles diarios establecida en el Plan de Negocios 2005-2010.

La producción actual es de 3,3 millones de barriles diarios de un techo previsto de 3,4 millones, debido a una serie de actos vandálicos y sabotajes en los pozos del occidente del país, por lo que las autoridades culpan a la oposición.

La empresa indicó que actualmente existen en Venezuela 13.485 pozos activos, pero 3.000 de esas instalaciones están cerradas debido a la ausencia de inversiones de la anterior administración.

Para revertir esta situación, PDVSA destinó en el transcurso de 2005 una inversión de 14 billones de bolívares (6.511 millones de dólares), de los cuales el 48% estarán destinados a actividades de exploración y explotación.

De los 82 taladros existentes actualmente se espera para fines de año tener en actividad 116 y en estos momentos se trabaja en nueve taladros exploratorios que añadirá a la producción 24.495 barriles diarios para finales de 2005.

Según la evaluación, la vieja PDVSA (estructura formada en gobiernos anteriores al de Hugo Chávez) desarrolló negocios perjudiciales, pues sus directivos eran contrarios a la política de valorización de Venezuela y la Organización de Países Exportadores de Petróleo

Por esa razón, expresa el comunicado, la antigua compañía tomó decisiones para reducir la producción propia y sus aportes al fisco, lo que en opinión de las autoridades comprometió la plena soberanía sobre este recurso natural.

De 1998 a 2002 la empresa nunca alcanzó sus metas volumétricas de producción y registró déficits hasta de 200.000 barriles diarios.

De acuerdo con el reporte, durante el sabotaje petrolero de 2002-2003, encabezado por los propios dirigentes de PDVSA, la producción cayó de 2,9 millones de barriles diarios a su mínimo histórico de apenas 25.000.

Desde entonces, con una nueva dirección, la compañía ha ido incrementando la producción hasta alcanzar 3.297.000 barriles por día.

La producción directa de la empresa es de 2.264.000 barriles diarios y el resto corresponde a las asociaciones de la faja del Orinoco y los convenios operativos con firmas extranjeras.

El informe asegura que, según estadísticas auditadas por terceras empresas, la producción de la compañía estatal, sin incluir convenios operativos con firmas extranjeras ni las asociaciones de la faja petrolífera del Orinoco, es hoy superior en 400.000 barriles a la de 2003.