JPEG - 14.2 KB
Alu Aljanov presidente de la república de Chechenia.

El presidente de Chechenia, Alu Aljanov, ha manifestado en rueda de prensa en Moscú que las elecciones del parlamento checheno se celebrarán en la segunda o la tercera década de noviembre de este año. Unas fuentes del Kremlin afirman que próximamente Vladimir Putin va a emitir una disposición, en que indicará la fecha exacta de la votación: puesto que en la república no hay parlamento legítimamente elegido, sólo el presidente de Rusia tiene el derecho a convocar las primeras elecciones parlamentarias.

La formación del parlamento republicano será un acontecimiento de colosal importancia para Chechenia. El sentido político fundamental de la celebración de estas elecciones consiste en el reconocimiento de que Chechenia - de un enclave separatista-terrorista ubicado en la parte sur de Rusia - se transforme cada vez más en una entidad normal de la Federación de Rusia y tenga un sistema de gobierno habitual para las regiones rusas.

Alu Aljanov, al tomar la posesión de cargo en otoño del año pasado, dijo que veía en el logro de ello el objetivo fundamental de su presidencia. Hoy día se puede hacer constar que él ha cumplido esta tarea nada fácil, y lo ha hecho a pesar de la resistencia terrorista, el desbarajuste económico reinante en el país y el desempleo de un 80 - 90 por ciento.

Además, cierto alejamiento de los burócratas moscovitas y la falta de deseo por parte de ellos de profundizar en la problemática interna de Chechenia no le permitían a Aljanov gozar en plena medida del apoyo de sus potenciales aliados del centro federal.

Aunque Moscú siempre apoyaba el rumbo a crear en Chechenia estructuras parlamentarias legítimas, estaba lejos de intensificar ese proceso, mostraba cautela y esperaba a que se estabilizara la situación en la república.

JPEG - 17.4 KB

Ramzan Kadirov (izquierda) y Alu Aljanov (derecha).

La formación del parlamento republicano era uno de los puntos clave del plan político que Putin venía elaborando en 2002, todavía con el líder checheno Ahmad Kadirov, ya difunto. La trágica muerte de éste como resultado del atentado realizado el 9 de mayo de 2004 hizo ver que la inestabilidad general puede echar por tierra fácilmente cualesquiera cálculos políticos.

Vladimir Putin, al dirigir su mensaje a la Asamblea Federal en abril de 2005, volvió a apoyar la celebración de las elecciones parlamentarias en Chechenia ya este año. Según él, las elecciones están llamadas a servir de base para la estabilidad y el desarrollo de la democracia en la región caucasiana.

Sin limitarse a hacer tal declaración, Putin le encomendó al primer ministro Mijaíl Fradkov y al presidente de la Comisión Electoral Central, Alexander Vishniakov, "prestar ayuda práctica en la organización y la celebración de las elecciones".

Dado el carácter bien sopesado de los pasos que Moscú da últimamente en Chechenia y el Cáucaso en su conjunto, se puede afirmar que sólo unas circunstancias extraordinarias pueden hacer fracasar las elecciones chechenas.

Es obvio que con la formación del parlamento se abrirá una nueva página en la vida de Chechenia. A causa de la falta del parlamento, en la república patinan muchos procesos democráticos y económicos, afirma Taus Dzhabrailov, presidente del Consejo de Estado de Chechenia. El problema no consiste en la falta casi absoluta de las estructuras de los partidos políticos en la república, a excepción, quizás, de la de Rusia Unida.

El problema más grave de la Chechenia actual no es el terrorismo, como ello fue hace dos o tres años, sino un colosal desempleo, dice el asesor del presidente de Rusia, Aslambek Aslajanov. Según los cálculos más optimistas, los desocupados, aunque ya no son un 80-90 por ciento, pero todavía suman unas dos terceras partes de la población apta para el trabajo, como mínimo.

El parlamento de dos cámaras, que forme el presupuesto republicano y controle su ejecución, que oriente el desarrollo económico de la república y se ocupe de crear puestos de trabajo y atraer inversiones, puede constituirse en una muy importante institución que dirija el desarrollo económico de Chechenia, sostiene Aslanov.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)