Red Voltaire

Globalización Sustentable IX

+

La cooperación competitiva: El sistema y los conceptos (adaptado de papers de Donella Meadows)

Para comprender la cooperación competitiva y dado que ésta pretende ser una propuesta socio-económica con viabilidad técnica, debemos entenderla dentro de un contexto sistémico; y para comprender este contexto, debemos tener en cuenta que -además de la estructura básica y los riesgos involucrados- un sistema debe definir parámetros, stocks, retrasos, flujos, feedbacks, etc, dentro de su dinámica.

Lo importante -una vez que el sistema está bien prospectado- es monitorear su estado a lo largo del tiempo, observando e influyendo en los stocks, retrasos, flujos de entrada y de salida; los circuitos de feedback (los positivos generando y los negativos regulando); en función de las diferencias que se perciban entre los objetivos del sistema y su estado en un momento dado.

El concepto de feedback: “Imaginemos una habitación en verano que quiere mantenerse a 19 grados centígrados y comienza a entrar gente al lugar; cada persona agrega el calor de su cuerpo -feedback positivo- hasta que se superan los 19 grados; se acciona entonces el termostato que percibe la diferencia y dispara el aire acondicionado que se inyecta a la habitación -feedback negativo- para regular la temperatura y volverla a los 19 grados”. “Ahora imaginemos otra habitación en invierno, que quiere mantenerse a 23 grados y la temperatura externa que influye la temperatura ambiente de la habitación está decreciendo, haciendo que la temperatura del lugar baje -feedback positivo- por debajo del nivel de 23 grados deseado; se acciona entonces el termostato que percibe la diferencia y dispara el calefactor que inyecta calor a la habitación -feedback negativo- para regular la temperatura y restituir el nivel de 23 grados”.

El estado del sistema es cualquier stock que resulte de importancia para el sistema específico, como p.e., la cantidad de agua acumulada en un dique, la cantidad de madera extraíble del bosque, el número de personas en la población, la cantidad de dinero en el banco, las reservas internacionales del país, etc. Los estados del sistema son las acciones normalmente físicas, pero también podrían ser no-materiales: la confianza en sí mismo, el grado de confianza en los funcionarios del sector público, la seguridad percibida en el vecindario.

Hay normalmente flujos de ingreso que aumentan el stock en el sistema y salidas que lo disminuyen. Los depósitos aumentan el dinero en el banco; los retiros lo disminuyen. El flujo del río y la lluvia aumentan el agua en el dique; la evaporación y descarga a través del vertedero la bajan. Los nacimientos e inmigrantes aumentan la población; las muertes y emigraciones la reducen. La corrupción política disminuye la confianza en los funcionarios del sector público; la experiencia de un buen funcionamiento gubernamental aumenta la confianza en el mismo.

En la medida que un sistema consiste en stocks físicos y flujos -que son sus elementos base- este obedece a leyes de conservación y acumulación. Usted puede entender una bañera con un poco de agua en ella (el stock es el estado del sistema); el grifo es el in-flujo y el desagüe el flujo-out. Si el flujo de entrada es mayor en proporción que el flujo de salida, el agua gradualmente sube. Si la proporción de la salida es superior que el flujo de entrada, el agua baja gradualmente. El nivel del agua es la típica y simple respuesta a lo que podría ser el abrir o cerrar súbitamente las válvulas de entrada y salida; toma poco tiempo al agua para llenar o vaciar la bañera. El cambio las políticas toman mucho tiempo para acumular sus efectos; o en un instante puede destruirse mucho.

El resto, es la información sobre el cambio que causan los flujos, lo que entonces varía los stocks. Si usted va a tomar un baño, usted tiene un nivel de agua deseado en la mente (su meta); tapa entonces el desagüe, abre el grifo y mira hasta que el agua suba a su nivel escogido (hasta que la diferencia entre la meta y el estado percibido del sistema sea cero). Entonces usted cierra el agua. Si usted empieza a entrar en la bañera y descubre que Usted ha infravalorado su volumen (percibe discrepancia entre el estado y la meta) y está a punto de producirse una inundación, abre entonces el desagüe por un rato (corrige) hasta que el agua baje al nivel deseado.

Muy simple hasta el momento. Ahora tengamos en cuenta que usted tiene dos grifos de entrada, uno caliente y uno frío; y que Usted está también ajustando otro estado del sistema: la temperatura. Suponga el flujo de agua caliente se conecta a una calentadora ubicada dos pisos arriba, por tanto el agua caliente no responde rápidamente. Y Usted está arreglándose al espejo y no presta atención al nivel de agua. El sistema empieza a ponerse complejo, realista e interesante ¿verdad?.

Mentalmente cambie la bañera por una cuenta corriente. Gire cheques, haga depósitos, agregue un grifo que gotee un poco de intereses y un drenaje especial que chupa su saldo hasta secarlo si alguna vez se seca. Ate su cuenta a miles más y permita al banco crear préstamos en función de la combinación de los depósitos y sus fluctuaciones en el tiempo. Unamos mil de esos bancos en un sistema de reserva central. Se comienza a ver cómo los simples flujos y stocks se inter-relacionan constituyendo de esta manera un sistema demasiado complejo para deducirlo y entenderlo.

Y así el sistema de un Estado: gobierno, sociedad, marco legal, políticas, empresas, instituciones, empleo, contribuyentes, mercados, consumidores, PBI, bancos, créditos, depósitos, importaciones, exportaciones, crédito externo, balanza comercial, balanza de pagos, impuestos, saldo fiscal, deuda externa, tipo de cambio, reservas internacionales, etc, etc.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.