JPEG - 17.8 KB

El presidente paraguayo, Nicanor Duarte, inauguró el día 20 la XXVIII Cumbre del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) con el firme propósito de afianzar la integración regional.

Junto a Duarte participan en el encuentro los mandatarios de Uruguay, Tabaré Vázquez, participan los jefes de Estado de Chile, Ricardo Lagos; de Ecuador, Alfredo Palacio; de Colombia, Alvaro Uribe, y de Venezuela, Hugo Chávez. En representación de Perú y Bolivia, naciones asociadas al pacto regional, asisten los respectivos cancilleres. Los propósitos de la Cumbre

Al término de la jornada, los mandatarios aprobarán la Declaración de Asunción, que entre sus 12 puntos consagra los fondos estructurales, un millonario paquete de ayuda destinado a proyectos de infraestructura para combatir la pobreza.

Tras la reunión de cancilleres que tuvo lugar este fin de semana se supo que, aunque se trabaja sobre un paquete de unos 100 millones de dólares, todavía no se ha establecido qué porcentaje debe aportar cada país ni cuánto se va a distribuir en cada uno de ellos. Esos recursos beneficiarán a los países más pequeños, Paraguay y Uruguay, y a ciertas regiones de Brasil y Argentina.

En la jornada se presentará una cláusula sobre derechos humanos, que implicará el compromiso de los Estados partes de respetar y fortalecer la defensa de los derechos fundamentales.

También se espera la firma una carta de derechos de los ciudadanos del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) para homologar los títulos educativos, facilitar la circulación de personas y vehículos, reconocer los aportes previsionales, el ingreso y egreso de menores dentro de los territorios de los estados parte, el Acuífero Guaraní, y una referencia especial a la situación por la que atraviesa Bolivia.

También se debatirá sobre el proyecto de “anillo energético”, es decir, una red de gasoductos y electroductos entre los países sudamericanos, y una propuesta de Paraguay, con apoyo de Argentina, para establecer mecanismos temporales que eviten invasiones de productos.

Con este foro semestral, Paraguay entregará la presidencia pro témpore del bloque a Uruguay, cuyo gobierno adelantó que durante los seis meses con esta responsabilidad impulsará una integración más social, bajo la consigna “Somos Mercosur.

Admite el presidente Luiz Inacio Lula da Silva que existen obstáculos en el MERCOSUR

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, admitió que prevalecen los obstáculos en el camino que sigue el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) hacia la integración regional.

“Faltó en muchos momentos voluntad para poner en práctica los compromisos asumidos” por los cuatro Estados miembros del bloque, declaró Lula al intervenir en la sesión inaugural de la XXVIII Cumbre del MERCOSUR que se celebra en esta capital.

Pese a estas dificultades, el gobernante brasileño manifestó optimismo y confesó que esos “obstáculos pueden ser superados con osadía y dedicación”.

En su disertación, Lula también reconoció que Brasil asume responsabilidad en ese freno por tener “la economía mayor del bloque” y llamó a “trabajar para la superación efectiva y de las dificultades de nuestro comercio”.

Para ese fin, sugirió que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) se transforme “en un banco de fomento regional”. De igual manera, hizo énfasis en la propuesta brasileña de crear un Parlamento del MERCOSUR para impulsar “el proceso de integración de nuestras sociedades y el cumplimiento de nuestros destinos”.

Por su parte, el presidente chileno, Ricardo Lagos, elogió los adelantos del bloque en el ámbito político, pero mostró preocupación por “el largo camino que aún falta por recorrer” en la integración económica.

Durante su intervención en la Cumbre, Lagos instó a que los esfuerzos por una mayor expansión de las conexiones viales sean acompañados por medidas efectivas en los pasos fronterizos y simplificar controles aduaneros.

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay conforman el MERCOSUR. Chile, Ecuador, Colombia y Venezuela figuran como países asociados.

Afirmó el presidente Chávez que neoliberalismo frena integración regional

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afirmó que por el camino del neoliberalismo resultará imposible alcanzar la integración regional y menos aún en el Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

Durante su intervención en la XXVIII Cumbre del MERCOSUR, que se celebró en Asunción, Chávez opinó que ese sistema “lleva al infierno”.

Manifestó que “no es a través de la competencia de nuestros sectores privados que nos vamos a integrar, todo lo contrario, porque eso es un elemento que obstaculiza la integración”.

Por el camino del mercado no vamos a poder. Es un error de concepto, un error primario, reflexionó.

Puntualizó que hace falta progresar en asuntos como la integración cultural, mediante los proyectos de cooperación en el ámbito educativo o el de Telesur, como plataforma de televisión sudamericana para que la región tenga sus propios recursos de información.

“Si queremos integrarnos enamoremos a nuestros pueblos de la integración”, recalcó.

Chávez propuso además la creación de una comisión de la verdad, del MERCOSUR, para investigar y demostrar cómo Estados Unidos ha estado siempre contra la integración.

Sugirió asimismo la formación de una empresa sudamericana para conformar un cono energético que integre a los países de la región mediante una gran red de gasoductos.

Recomendó que la nueva compañía se denomine Gas del Sur, similar a Petrosur, empresa creada en 2004 con las contribuciones de las petroleras estatales de Brasil, Argentina y Venezuela.

Tal iniciativa consiste en extender el proyecto para crear un “anillo energético” que transporte el gas extraído del yacimiento peruano de Camisea hasta Argentina, Chile, Brasil y Uruguay.

De acuerdo con Chávez, Venezuela tiene reservas de gas para abastecer por un siglo a Sudamérica y sería posible conseguir los recursos para construir un gasoducto de seis mil kilómetros de extensión entre Caracas y Buenos Aires, pasando por Brasilia.

Aseguró que también es completamente factible la creación del Banco y la Universidad del Sur.

“Venezuela viene a MERCOSUR a aportar reflexiones y hacer propuestas, pero no queremos quedarnos sólo en las propuestas”, sentenció.

La Cumbre del bloque regional lanzó este lunes el proyecto de anillo energético para crear una red que garantice independencia gasífera y de energía eléctrica.

Ese eslabón será uno de los temas principales de los próximos seis meses durante la presidencia pro témpore que Uruguay asumió en este encuentro.