JPEG - 13.9 KB
Alfredo Palacio

Las Fuerzas Armadas del Ecuador respaldan la decisión del presidente Alfredo Palacio de negar la inmunidad a soldados de Estados Unidos, afirmó hoy el jefe del Comando Conjunto del Ejército, el vicealmirante Manuel Zapater.

El mandatario fue claro en una intervención, el martes, de que no se puede ceder la soberanía del país, resaltó Zapater en declaraciones a medios de prensa nacionales.

En referencia a las amenazas de Washington de suspender los 80 millones de dólares que otorga en ayuda financiera al ejército si no se firma el pacto de impunidad, el alto oficial aclaró que (los norteamericanos) ya han hecho demasiado en este territorio.

Los estadounidenses cuentan con la base y el puerto de Manta, en el oeste ecuatoriano y nuestras Fuerzas Armadas mantienen ocho mil hombres en la frontera norte con Colombia para evitar incursiones desde esa nación, enfatizó.

El vicealmirante subrayó que la política militar está dirigida a garantizar la defensa del territorio nacional y la presencia de ocho mil efectivos en los 620 kilómetros de extensión de la frontera norte “tiene un carácter defensivo”.

Rechazó que exista algún acuerdo o pacto de no agresión con la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas alertó sobre la necesidad de renovar el armamento del Ejército, aunque señaló que en la actualidad carecen de financiamiento para emprender tal misión.

Imposibilidad de controlar toda la frontera norte

El ministro de Defensa del Ecuador, Solón Espinoza, admitió que es imposible controlar todos los puntos de la frontera con la vecina Colombia.

A pesar del gran esfuerzo que realizan las Fuerzas Armadas en la zona limítrofe, grupos armados de Colombia han penetrado en este territorio, subrayó el titular.

Se trata de 620 kilómetros de línea de frontera, que exige un esfuerzo muy grande, especial, por lo cual no es posible controlar todos los puntos de la zona limítrofe, aseveró.

El ministro señaló que de todas maneras, siempre están pendientes de cualquier información de la población o de las autoridades que están a lo largo de la línea fronteriza.

Reconoció que militares ecuatorianos han encontrado sitios, donde se presume pudo haber un campamento de irregulares, pero aclaró que han sido destruidos.

Las declaraciones de Espinoza ocurren poco después de que el jefe del Comando Conjunto del Ejército nacional, vicealmirante Manuel Zapater, anunciara que cuentan con ocho mil efectivos para resguardar la frontera norte.

Tenemos una estrategia defensiva con acciones de carácter ofensivo, pues no podemos permitir que a nuestro territorio ingrese gente armada, aseveró Zapater.