JPEG - 15 KB

Venezuela se dispone a realizar estudios de cuantificación y certificación de reservas en la faja petrolífera del Orinoco para confirmar su carácter de primera reserva mundial de hidrocarburos.

Una nota de Petróleos de Venezuela (PDVSA) indica que además de 78.000 millones de barriles de reservas convencionales, existen 235.000 millones de barriles de crudos pesados y extra-pesados en la Faja del Orinoco.

De acuerdo con el reporte, Venezuela es el país con las mayores reservas de crudo en el mundo, con prácticamente 50% del conjunto de todos los países del Medio Oriente en conjunto.

Arabia Saudita, Irak, Kuwait, Abu Dhabi, Irán y Qatar suman reservas por 676.000 millones de barriles, mientras sólo el país sudamericano posee en total 313.000 millones de barriles.

Detrás se ubican Africa con 75.000 millones de barriles, América (sin Venezuela) con 71.000 millones, Rusia con 49.000 millones, Asia con 44.000 millones, Europa con 19.000 millones y otros con 10.000 millones de barriles, según la nota de PDVSA.

Precisa que los crudos extra-pesados venezolanos representan 45,7% de las reservas totales del país y 17% de la producción nacional de crudo.

Los estudios de la Faja del Orinoco permitirán definir el factor de recobro óptimo para este tipo de yacimientos, que en opinión de PDVSA se han estimado en un nivel muy bajo por la utilización de técnicas primarias.

De acuerdo con la valoración de esa empresa, certificaciones de ingenieros independientes indican que es posible elevar el recobro de los yacimientos (cantidad que se puede extraer con las condiciones técnicas actuales) hasta 20% de su total.