JPEG - 15.8 KB

La iniciativa será analizada durante El Primer Encuentro Energético de Jefes de Estado y/o Gobierno sobre PETROCARIBE que concluirá el 29 en este puerto caribeño venezolano.

La reunión ha generado expectativa en la región, porque aborda el crucial tema de la energía y que también puede servir de medida a la disposición de los países del área a dar pasos hacia la integración en su sentido más amplio. El concepto político y geopolítico, reflejado en los documentos preparatorios que se han ido conociendo, apunta a lo que Venezuela define como la solidaridad compartida entre los pueblos y su derecho de administrar la explotación de los recursos naturales no renovables.

La propuesta de base conceptual de PETROCARIBE divulgada por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), explica que la integración busca de la complementariedad en el uso de los recursos en el desarrollo de los pueblos.

Según ese documento, que analizarán las delegaciones de unos 15 países en esta ciudad, un objetivo clave será la coordinación de políticas energéticas y la determinación de los medios para salvaguardar sus intereses.

Asegurar la valorización justa y razonable de los recursos energéticos, sobre todo de los no renovables y minimizar los costos de transacción en los intercambios de energía entre los países miembros, serán otros de los principios de PETROCARIBE.

La nueva empresa regional se propone asimismo el aprovechamiento de los recursos energéticos para solventar las asimetrías económicas y sociales entre los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Otro propósito es el intercambio y desarrollo de tecnologías y la optimización de los recursos en el campo de la energía.

Para alcanzar esos propósitos PETROSUR proyecta fortalecer las relaciones entre los países sobre la base de sus recursos y aprovechar la complementariedad económica, social y cultural para disminuir las asimetrías en la región.

En opinión de los expertos la iniciativa integracionista en este campo contribuirá a “minimizar los efectos negativos que sobre los países de la región tienen los costos de la energía, originados por factores especulativos y geopolíticos”.

La propuesta venezolana parte del criterio de que la existencia de acuerdos y voluntad política en el área favorecen la integración energética en el corto plazo.

Según uno de los documentos distribuidos en el centro de prensa de la reunión, PETROCARIBE busca establecer el marco político e institucional para poner en marcha decisiones y acuerdos internacionales en materia de energía.

El propósito es implantar estrategias entre las distintas organizaciones del área energética, con pleno respeto de las características específicas de cada país.

La plataforma institucional prevista incluye la formación de un consejo Ministerial, integrado por los ministros encargados en cada nación del área de la energía, y “cuya principal función sería la de tomar decisiones relacionadas con los tópicos de interés prioritario”.

El Consejo Ministerial se reuniría una vez al año como mínimo y su Presidencia estaría a cargo del Ministro del país designado como anfitrión, que deberá conducir la administración y los asuntos del organismo.

Según los adelantos, las funciones del Consejo Ministerial incluirán definir las estrategias de largo plazo y tomar las decisiones necesarias para asegurar los objetivos de PETROCARIBE.

Entre otras funciones, debe acordar y aprobar los tópicos prioritarios de la organización, así como los estudios, talleres y mesas de trabajo que provean su soporte técnico y jurídico.

Será, igualmente, la máxima instancia de rendición de cuentas en relación con la gestión de la Secretaría y responsable del ingreso y desincorporación de los miembros.

Para cumplir con esos objetivos se propone crear una secretaría ejecutiva, ejercida por el Ministerio de Energía del país encargado de la presidencia en cada período.

El país anfitrión de cada reunión ministerial será rotado en orden alfabético, a partir de la primera Cumbre de Presidentes de PETROCARIBE.

La propuesta incluye la figura de país observador cuya membresía definitiva dependerá de la voluntad del país y de la aprobación de la Conferencia de Ministros.

Se espera igualmente que de la Cumbre de Puerto la Cruz salgan igualmente algunos proyectos específicos, con los que comenzaría a tomar cuerpo la integración energética del Caribe.

Llega Fidel Castro para la reunión energética

El presidente de Cuba, Fidel Castro, llegó hoy para participar en el Primer Encuentro Energético de Jefes de Estado y de Gobierno para PETROCARIBE.

El líder cubano fue recibido por su homólogo venezolano, Hugo Chávez, a su llegada al aeropuerto José Antonio Anzoátegui, cercano a esta localidad, distante 330 kilómetros al este de Caracas.

La delegación cubana esta integrada además por el vicepresidente Carlos Lage; el canciller Felipe Pérez Roque, Ricardo Cabrisas, ministro de gobierno; Marta Lomas, titular para la Inversión y la Colaboración Extranjera y Ernesto Soberón, presidente del Banco Central de la isla, entre otros.

La reunión, en la que participarán delegaciones de 15 países, fue convocada por el presidente Chávez como parte de sus propuestas integracionistas.

El proyecto de PETROCARIBE va mas allá del alcance comercial para abarcar aspectos como la prospección, producción, almacenamiento, suministro e intercambio tecnológico.

Fuentes venezolanas consideran que la unión energética regional debe servir de pivote a proyectos mas amplios de cooperación incluidos en la propuesta de Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).