JPEG - 17.5 KB

En un momento estelar en la popularidad del Comandante Chávez la combinación de los factores externos e internos siguen amenazando con sacarle del poder, incluso esta vez pudieran no necesitar de la fuerza militar.

Los conflictos en el seno de PDVSA pueden terminar por lograr lo que ni los golpistas y la CIA lograron en Abril del 2002, ni la vieja tecnocracia de PDVSA lograron con el sabotaje de Diciembre de ese mismo año.

Desde el 11-04 los factores externos adversos a Venezuela se han hecho notorios entre quienes seguimos el acontecer energético del mundo, y los internos ya comienzan a mostrar la punta del iceberg que subyace peligrosamente bajo las aguas. Mientras tanto, actores del alto mando petrolero insisten en resaltar el desalmado robo que sufrimos los Venezolanos y Venezolanas a manos de la vieja jerarquía en PDVSA, que es innegable, pero muy poco o nada de lo que ocurre hoy, ahora.

El argumento repetido hasta la saciedad es el de “PDVSA es de todos” y las misiones lo confirman. Pero el asunto es mucho más complejo, y de no aplicarse los correctivos ahora mismo... estamos en vías no solo de sepultar a Chávez como líder y factor de equilibrio político, esperanza de los de a pie, sino ser despojados de PDVSA y el manejo de nuestros recursos. Las consecuencias sociales en nuestra nación serian de tal magnitud que podrían incluso llevarnos a luchas fratricidas.

El Imperio se alinea contra Chávez - Los factores externos

Como pueblo debemos darnos cuenta que desde el Imperio nos ven con la lujuria que producen los inmensos recursos energéticos que disponemos en forma de 267 mil millones de barriles de petróleo en la faja del Orinoco y 77 mil millones mas de barriles en reservas de crudo convencional. Estos casi 350 mil millones de barriles combinados hacen de Venezuela la nación con las mayores reservas extraíbles en el planeta, pero para nuestra desgracia estamos en una geografía demasiado cercana a los mayores depredadores de energía de la historia de la humanidad... EEUU, y luego de ser derrotado por el pueblo Venezolano en Abril del 2002 se alinean en una estrategia diferente para apoderarse de nuestro petróleo. Es un asunto de mercado para ellos y de dignidad y soberanía para nosotros. Chávez esta en el medio y ellos decidirán sacarlo o no según sea que actúe.

La Crisis Energética que se avecina

Los gringos consumen el 25% de la energía total del planeta, así como el 50% de la gasolina, producen poco mas de 7 millones de barriles por día, pero consumen mas de 20 millones. Desde 1994 esa nación importa mas de lo que produce en casa, y la tendencia es a incrementar su consumo por lo que necesitan mas barriles. Allí comienza el conflicto externo, porque Irak no ha resultado fácil de dominar y aunque en el campo Rumaila los halcones están logrando sacar algo de provecho por el Sur a través de Kuwait, en el Norte no les va nada bien pues Kirkuk se ha convertido en el centro de ataques de la resistencia nacionalista de Irak. Desde el inicio de la resistencia en el 2003 y hasta el 31-04-05 se contabilizan 227 ataques contra las instalaciones petroleras en Irak, de modo que “Papi” Bush, como llaman al padre del actual presidente de EEUU, no termina de acceder al potencial completo de petróleo que necesita.

No es el dinero lo que da el crecimiento económico sino la energía abundante y barata, de modo que para seguir creciendo y devorando los gringos necesitan mas petróleo, y Venezuela es su ariete obligado por ser parte de su política, su cultura imperial, y por geografía. El problema de fondo es la crisis energética que se avecina, que ya esta aquí, y que indica que los EEUU tendrán en breve un serio problema para poder sostener su estilo de vida.

Un análisis de las estadísticas mundiales de la British Petroleum (BP) de Agosto del 2004 indica que en el 2003 alrededor del 28% de los barriles que se produjeron procedían de países con signos consistentes de declinación en su producción petrolera. De hecho, hay 60 países productores que se encuentran ya en declinación. La producción de algunos de ellos en millones de barriles por día (mbpd) muestra a EEUU (7.4), Noruega (3.3), Venezuela (3.0), Reino Unido (2.2), Indonesia (1.2), Omán (0.8), Argentina (0.8), Egipto (0.8), Australia (0.6) y Colombia (0.6), al igual que pequeños productores como Gabón, Camerún, Congo, Tunes, Perú, Rumania, Yemen y Uzbekistán. En colectivo esos países producen 22.1 mbpd, que en el 2003 representaban un 28% del total mundial, y están en declive o llegando a su punto de declinación.

Por otro lado, Dinamarca y Malasia pudieran comenzar a declinar en el 2005, mientras México y China en el 2006, seguidos por India en el 2007. Para el 2003 esos países producían 9.2 mbpd, es decir mas del 10% del total consumido en el mundo.

Se estima entonces que para el 2007/2008 cerca del 40% de la producción mundial vendrá de países con signos claros de declinación en producción. En ese momento el caso energético de EEUU e Inglaterra puede hacerse critico y producir una enorme recensión económica. ¿Cuánto les costará inventar otro Afganistán o Irak para justificar sus agresiones? Bien califica John Perkins como “los chacales castigadores” de EEUU a la CIA, cuando monta sus escenarios de guerra inventando argumentos artifisiosos para acceder y dominar la geopolítica mundial....desde el 11-09-2001 se han declarado abiertamente invasores de países petroleros, y para el 2007 su sed peterolera les hará aun mas despiadados.

Adicionalmente, en el 2004 se llegó al límite de la capacidad de producción, de modo que para poder incrementarla se requieren nuevas instalaciones en superficie de alto costo y que toma años construir. Según informe publicado por Hermán Franssen, en “The End of Cheap Oil”, en 1985 la OPEP tenía una capacidad ociosa para incrementar producción en un 50%, y hasta el 2003 existía un razonable balance de mercado entre oferta y demanda. Pero ya en el 2004 la capacidad de producción en la OPEP está por encima del 95% y por ello su posibilidad de incremento es casi nula. Además, la capacidad de refinación y conversión profunda se encuentran al máximo. En Junio del 2005 se producen poco más de 28 millones de barriles por día en la OPEP, pero eso está casi 4 millones por debajo de cuotas antes ofrecidas. ¿Indice de declinación?

En resumen: el conflicto externo es originado por la sed de petróleo de los países industrializados, encabezados por EEUU e Inglaterra, y el hecho que la producción mundial se acerca velozmente a su momento de declinación final y que no existen soluciones simples ni a corto plazo para suplir mayor numero de barriles. De acuerdo a la política de los halcones y sus chacales de la CIA, Venezuela debe ser puesta a los pies del imperio para que ellos puedan seguir su estilo de vida consumista y depredador.

¿Quién es el enemigo externo?

El presidente Chávez ha dicho en diversas oportunidades que “el enemigo es Bush”, y de cuando en cuando envía un aplauso al pueblo de los EEUU. Sin embargo, en las elecciones del 2004 hubo un 52% de votantes que apoyaron a Bush, aun sabiendo que lo de Afganistán e Irak fueron genocidios premeditados por Cheney y Rumsfeld, que el golpe de Estado en Venezuela tuvo la bendición de Rice y Otto Reich, que el petróleo es una buena razón de matar para los halcones. La realidad es que por ignorancia o por soberbia, el 52% de los electores en EEUU le han dicho a su presidente “ve por ellos y tráenos el petróleo para que sigamos despilfarrando...no importa lo que tengas que hacer”.

A Washington no le importa lo que Chávez diga en sus discursos siempre y cuando siga proveyendo petróleo. Retumban en los oídos de los Venezolanos preocupados las palabras de David O’Rreilly, presidente de Chevrón cuando en Diciembre del 2004 dijo en su cara al propio presidente Chávez “Estamos muy contentos de la alianza de Chevron con PDVSA y el gobierno Venezolano...” luego agrega “Señor Presidente Ud. cuenta con el compromiso de Chevron de invertir, usted puede contar con nocotros porque nosotros creemos en los hechos, no en palabras”. El propio Chávez dice pulsea con el discurso “si me matan no habrá más petróleo para EEUU”.

Otra frase textual del Presidente Chávez es “El petróleo no se puede separar de la política”, y la política de Washington es la de aliarse con cualquier sector de poder político Venezolano que pueda gobernar en ausencia de Chávez por una u otra causa. La visita a EEUU de un personaje gris y sin liderazgo alguno en la política como María Corina Machado, su beso con Bush y su charla con Rice confirman que para Washington cualquiera es bueno para suceder a Chávez y estarían listos a apoyarlos. En paralelo a ese evento el embajador Brownfield visita al gobernador Rosales y al alcalde Di Martino en el Zulia y se remueve el nunca acabado tema de la independencia de ese Estado.

Inmediatamente aparece el vicepresidente J. V. Rangel para ratificar que eso es un imposible. La verdad es que semejante intentona necesitaría una fuerza militar capaz de defender al independizado del gobierno nacional, pero recordemos que a principios del siglo pasado eso fue justo lo que hicieron los gringo s con Panamá: apoyar una independencia que ellos mismos alentaron y amenazar con su fuerza armada cualquier intento de recuperarla por parte de Colombia. Pero parece que la idea es mantener la presión fronteriza.

Algunos analistas consideran que en el caso de una agresión contra Venezuela esa fuerza militar es la que se ha venido preparando desde el lado de la frontera con el apoyo de los halcones al Plan Colombia, una versión actualizada de operaciones como Mangosta contra Cuba o el mismo Plan Balboa contra Venezuela. Recordemos que en Abril del 2002, menos de 1 semana antes del golpe, el secretario Collin Powell visitaba repentinamente a Uribe en Colombia, recordemos que el 4 de Diciembre de ese mismo año Powell volvía a estar en Colombia y justo el día 6 aparecía Gouveia en Altamira. Ese mismo día se activaba el sabotaje cibernético de PDVSA y la dirigencia CTV-Fedecamaras ordenaba activar el paro petrolero ¿Qué pasaba en la frontera en ese momento? ¿Adónde se fue Carmona Estánga? ¿Quiénes le recibieron con los brazos abiertos? ¿Desde donde se puede acceder a los campos petroleros del Edo. Zulia si fuese “necesario” controlarlos?

En resumen, los enemigos externos son los halcones, sus electores súper consumidores de petróleo, los politiqueros cipayos en Venezuela y, finalmente, los que siendo nuestros vecinos están al servicio de aquellos para conspirar contra nosotros. Estos enemigos no son nuevos, pero ahora existen nuevos elementos que se alinean con aquellos y que ponen en peligro el destino de Venezuela. Tal simbiosis puede acabar con Chávez.

PDVSA puede acabar con Chávez - Los factores internos

El discurso del presidente de PDVSA y titular del MEP, Rafael Ramírez, ante la Asamblea Nacional el 25-05-05 pone de manifiesto varios elementos que desenmascaran factores internos que atentan contra la nación y ponen en la mira al presidente Chávez.

Lo primero a destacar es el resumen histórico presentado por el ministro sobre las maniobras y subterfugios que utilizó el viejo alto mando petrolero en PDVSA para amasar fortunas para sí mismos y sus amos en el extranjero. Buen resumen y oportuno recordar los inicios del problema presente. Sin embargo, el discurso careció de elementos claves que fueron la razón real de la interpelación, a saber, las cuentas de PDVSA y el rendimiento en cuanto a la producción petrolera nacional.

No es suficiente decir que las misiones son la principal evidencia de que PDVSA ahora es de todos y un nuevo paradigma en enfoque social de la riqueza petrolera. Hay que demostrar con cifras en mano, y sus correspondientes soportes, la producción, los ingresos percibidos, la inversión social realizada y, finalmente, lo consignado al fisco por ingreso petrolero. Es aquí donde se ponen de manifiesto los factores internos que pueden dar al traste con el discurso revolucionario. ¿Por qué?

Porque todo apunta a que la corrupción galopa en PDVSA y las únicas 2 razones por las cuales el pueblo no termina de reaccionar es porque se están lanzando pedazos del pastel a las misiones y porque el precio promedio del barril OPEP ronda los 46 dólares, la cesta venezolana pisando los 40$ mientras el presupuesto nacional lo estimó por debajo de 24$. Es decir, excedente, mucho, mucho dinero para gastar. Mientras haya mucho dinero circulando la cosa social se puede palear con bolsas de mercal pero ¿qué pasaría si la fuente de provisión, PDVSA, se pierde por alguna causa?

Sabemos que la crisis energética mundial no permitirá que el petróleo vuelva a los precios de 1998, pero también sabemos por experiencias previas que cuando los precios han subido a niveles muy altos se producen descalabros financieros. Por ejemplo, cuando el barril estaba por debajo de los 20$ la economía mejoraba en los años 60, eran otros entornos, pero cuando se disparó por encima de 40$ en 1973-1974 se produjo una enorme recesión. Luego entre 1980-1985 con un barril que llegó a los 80$ se volvió a producir recesión en las grandes economías que apretaban a su vez las gargantas de los países pobres que les adeudan hasta lo que no tienen.

En el 2005 se tiene un barril WTI que raya los 60$ y tiende a subir, lo que sumado a la carencia de barriles en un futuro cercano presenta las condiciones de mercado para que haya recesión en corto plazo para EEUU y el resto del G7, cuyo efecto luego vendrá luego por nosotros. Cuidado con los que juegan un comodín social dando migajas pero mal utilizando el grueso del ingreso petrolero y oculta los peligros inherentes al negocio.

La falta de rendición de cuentas claras por parte del alto mando en PDVSA evidencia los tres grandes enemigos internos de Chávez y de todos los Venezolanos:
- La corrupción, sustentada por esa cultura heredada de los tiempos de CAP, la consigna de “ponme donde hay”
- La ineficacia para operar adecuadamente yacimientos con una vida productiva de mas de 40 Años en fase de declinación, y
- La impericia política del personal de relevo ingresado. Veamos uno por uno.

La Corrupción

Cada vez que alguna persona ha denunciado casos de corrupción en PDVSA se le tilda de antirrevolucionario y se señala que se está atacando a las misiones y al enfoque social que tiene la nueva estatal. Pero ese no es el caso, ni siquiera el asunto medular, aquí se trata es de dar cuentas claras y eso es muy sencillo.

El precio promedio del barril de la cesta Venezolana ronda los 39$, y se nos informa que la producción es de 3.265.000 barriles (cifras del Ing. A. Orellana, anterior subgerente de PDVSA Occidente). Si a esa producción le restamos el consumo interno, que digamos sean 465 mil barriles para redondear cifras, nos queda un total de 2 millones 800 mil barriles diarios que negociamos.

Ahora multipliquemos 2.8 millones por 39$ y eso resulta en 109.2 millones de dólares por día. Contabilizando desde el 01 de Enero hasta el 31 de Marzo del 2005 eso reporta 9828 millones de dólares. Es a partir de aquí que necesitamos la ayuda del Ministro y Presidente de PDVSA. ¿Cuántos dólares se han asignado a cada una de las misiones? ¿Cuánto se ha invertido en cada uno de los programas sociales? ¿Cuánto se ha pagado por sueldos, salarios de empleados en PDVSA? ¿Cuánto se ha pagado por concepto de deuda de PDVSA y sus filiales? ¿Cuánto se ha enviado a CITGO en el exterior? ¿Cuánto en mantenimiento de plantas e instalaciones así como en exploración? Y Finalmente, ¿Cuánto se entregó al fisco?

Esas son cifras muy fáciles de producir pero no las vemos. Por una u otra causa no se rinde cuentas de los dineros de PDVSA. Esto solo puede tener una explicación: corrupción. Nadie que se crea Venezolano estará en contra de la inversión social ni, mucho menos, de las misiones con las que muchos compatriotas han sido favorecidos. Acá se trata de que se nos informe el uso del dinero que pertenece a todos, y escuchamos frases patrióticas pero no vemos los estados financieros.

No se puede construir una revolución sobre la corrupción y no es suficiente cambiar a algunos actores y dejar las roscas y las estructuras corruptas intocadas. Cristo ya enseñaba que el vino nuevo hay que ponerlo en envases nuevos, porque si se ponía en viejos los odres se rompían y se perdía todo. El fantasma de la corrupción fue la tumba política de CAP y Caldera, y solo haciendo las correcciones ahora mismo se evitara el caos total en una institución que ya viene dando tumbos desde principios de los años 90.

El escándalo por la falta de pago de mas de 1200 millones de dólares en impuestos de las operadoras de los Convenios acapara la atención mediática, y aunque deberíamos ver gente tras las rejas sabemos que no será así. Pero para algunos lo importante es mantener el centimetraje de prensa distraído del asunto interno de PDVSA y conservar así posiciones políticas aliadas hasta las elecciones del 2006.

Habrá que ver si la presión interna de la muchedumbre honesta que labora en PDVSA aguanta hasta allá a las minorías corruptas que siguen encumbradas o enriqueciéndose gracias a la bondad que les rinde el ser amigos o familia de algún notable, o haber sido un “heroe” de Diciembre del 2002, mientras el presidente Chávez sigue defendiendo a capa y espada a sus escogidos en el alto mando petrolero. Ya se habla de la entrega de Tomoporo a Repsol, de la petroquímica a Exxon, de la Plataforma Deltana a Chevron... ¿Qué está pasando?

Ineficacia para operar

Sabemos que la mejor manera de producir campos viejos es manteniendo un monitoreo del comportamiento de producción de cada pozo y estableciendo los mantenimientos y hasta cierres preventivos cuando llegan a ciertas condiciones de presión y producción. Sin embargo, en la nueva PDVSA la mayor parte del esfuerzo en los estudios no esta enfocado a esa tarea sino a buscar y perforar nuevas localizaciones.

En Occidente se buscan los llamados “puntos sin drenar” que siguen reglas obsoletas de producción de los años 50 y se organizan equipos multidisciplinarios de trabajo con mucha en energía y entusiasmo pero sin el conocimiento requerido para lidiar con los viejos pozos de Bachaquero o Lagunillas, de modo que es mejor hacer un hueco nuevo que intentar recuperar uno viejo. Solo que en la mayoría de los casos se invierten hasta 5 millones de dólares en un pozo nuevo que no pasa de producir 300 a 500 barriles, mientras que gastando menos de 1 se podrían reactivar los mismos 300 barriles de un pozo inactivo con problemas mecánicos. Las contratistas de perforación como Baker estarán en todo caso muy satisfechas porque sus tiempos de alquiler de taladros se incrementan con los pozos nuevos.

En Oriente el campo gigante El Furrial, perforado por primera vez en 1985, el mayor descubrimiento de las ultimas 3 décadas en esa zona del país, produce unos 450 mil barriles por día pero ya a finales del 2004 muestra signos de declinación con altas tasas de agua. La causa de semejante perdida es la errada estrategia de producción acelerada de Lagoven hasta 1997 sin considerar problemas de asfaltenos, entre otros. A tal errado enfoque no se le ha dado marcha atrás sino continuidad hasta la fecha.

Lo relacionado con la producción debe ser motivo de discusión en PDVSA. El plan de inversiones indica que se subirá a 4.5 millones por día para el 2009. Pero nadie explica ¿Por qué 4.5 millones? ¿Por qué no 5, o 7, o 2 millones? La verdad es que se continua con la vieja practica de incrementar producción sin que dicho numero esté bien atado con un plan estratégico nacional, sino mas bien para calmar la sed de EEUU.

No se ven los estrategas que traduzcan al lenguaje técnico cuantos barriles en verdad debemos producir que sean suficientes y rentables para cubrir el presupuesto de reconstrucción del país, y que a la vez asegure la longevidad y vida útil de nuestros yacimientos. Por esa razón es que las transnacionales ya no muestran el mismo interés de antes en el Lago de Maracaibo o los campos de Monagas y Anzoátegui, ahora están enfocados en La Faja del Orinoco, y es allí donde se confirmará nuestra soberanía y dignidad o la mayor entrega de la que hayamos sido testigos. Lo que ocurra con la faja marcará el destino histórico de Chávez como líder y de nosotros como pueblo corresponsable.

Esta ineficacia en asuntos medulares profetiza poca vida útil de muchos de los yacimientos tradicionales e incremento de gastos e inversiones por otro. A corto plazo, la rentabilidad de PDVSA se pudiera lesionar con una bajada del barril a un valor cercano a los 30$, lo que le pondría cerca del valor del presupuesto y obligaría a una gestión técnica eficaz y de optimación de costos. Eso nos lleva al tercer factor interno en PDVSA.

Impericia del personal

Ante el desafío que se ha presentado en PDVSA desde el 2002 un grupo de obreros y profesionales jubilados, y otros recién egresados se sumaron a restablecer la operatividad de la producción, con un éxito digno de aplaudir por esta y las venideras generaciones. Sin embargo, si el reinicio de operaciones es un asunto difícil, es poco comparado con lo que implica la planificación técnico financiera de una corporación petrolera.

Hay dos carencias fundamentales en PDVSA: suficiente personal en las disciplinas medulares del negocio, como las geociencias y la ingeniería de yacimientos y producción, así como la falta de visión geopolítica.

En primer lugar hay que decir que no se puede planificar el desarrollo de un campo sin contar con personal que pueda asociar las incertidumbres del subsuelo con los criterios de rentabilidad y economía con los que se garantiza ingresos a la nación. Se debe operar bien, producir bien y que el beneficio se maximice. Con un barril Venezolano a 39$ poco importa a algunos los costos de producción pero es en ese descuido donde se perjudica a “la gallina de los huevos de oro” que no es PDVSA sino los yacimientos que mal atendidos se convierten en tumbas cuyo hidrocarburo ya no podrá ser recuperado.

El propio Rafael Ramírez en la página 21 de las 28 de su discurso ante la AN declara que la mala practica de las operadoras en la Faja (con el visto bueno de PDVSA, agrego yo) han dejado de inyectar el vapor requerido para que el crudo sea explotado en forma adecuada. Las cifras del Ministro y Presidente de la estatal dicen que por esa mala practica en lugar de recuperar 267 mil millones pudiéramos terminar recuperando solo 84 mil millones, un tercio de lo que pensábamos. Entonces hay que preguntarse ¿Si eso esta ocurriendo en otras áreas no por malicia o sabotaje sino por nuestra propia impericia? ¿No es un crimen igualmente?

Algunos pensadores políticos señalan que viene la entrega del control operativo del petróleo Venezolano en manos de las transnacionales bajo el manto de las empresas mixtas que luego pueden ser privatizadas conforme a la constitución de 1999 y la nueva LOH (véase artículos 303 de la CRBV y los 23-24 de LOH). Mientras por un lado se habla de recuperar soberanía por otro se les dan 25 años más a las transnacionales para explotar los campos. Pero llama la atención que algunas de las señaladas como evasoras de impuesto, enemigas de la patria, y representante de intereses antinacionales son las que puntean la lista de empresas con las que PDVSA sigue haciendo negocios.

Además, hay que acotar que aunque nuestra constitución establece que los recursos del subsuelo son de la nación, bajo la figura de empresas mixtas las transnacionales pudieran hacer negocios internacionales con garantía sobre una porción de las reservas igual a su participación en la misma.

El sentir niega que el liderazgo del Presidente y su discurso puedan alinearse con semejante política de PDVSA, pero el pensar acusa ¿y si fuera así? Estaríamos frente a los Rosendo, los Miquilena, pero en su versión petrolera. Sospecha la ausencia del jefe de Estado de la marcha en defensa de PDVSA, será que ¿Sabe lo que pasa allí y no desea fortalecer más a partidos que amenazan con torpedear desde la AN? Si fuera así, ¿Por qué no le habla al pueblo para que se cierren esas brechas? ¿Cómo seguimos abrazándonos con los hacedores de guerras en Irak y Afganistán? ¿Cómo seguimos aliándonos con quienes imponen con tanques y aviones la globalización? ¿Por qué se sigue diciendo que el brazo energético de EEUU, la Chevron, es nuestro "buen amigo y socio"?

En segundo lugar muchos nuevos empleados en PDVSA carecen de la visión geopolítica que les permita ubicarse y sensibilizarse en su papel protagónico de la historia de esta nación. El empleado y trabajador no solo debe conocer su arte y ciencia, sino entender que labora en el corazón del negocio que los grandes capitales del planeta anhelan poseer. Luego del sabotaje del 2002 fueron muchas las conferencias y discusiones labradas en el seno de la estatal, pero se han diluido luego del apoyo de PDVSA al revocatorio.

¿Revivirán antes de las elecciones del 2006? Pero no hay espacio para la discusión interna de la política petrolera por los empleados, obreros y comunidades. Ya poco se habla de constituyente petrolera, pasó el susto del 2002 y los nuevos jerarcas temen a las bases. Se ha vuelto a los tiempos en que un grupo elitesco decide hacia donde se enrumba PDVSA, y el resto solo reman sin analizar.

Otro punto de obligado debate es ¿Cómo explicar que se elimina la Orimulsión, tecnología parida por Venezolanos y que tiende a ser cada día más estratégica y rentable? Pero seguimos con Citgo que es un caballo de Troya de los EEUU en los negocios Venezolanos ¿Por qué no se propician y permiten debates de ese estilo en PDVSA? Los empleados de la nueva PDVSA ya se perfilan como una nueva suerte de tecnócratas sin convicción política ni visión real del negocio.

Por esa vía PDVSA esta condenada al fracaso, y el Comandante Chávez a extinguirse. Solo cuando los trabajadores y los empleados participen en debates donde se ponga en manos de colectivo el destino de la industria se podrá decir que PDVSA es de todos y eso fortalecerá la profundización de una genuina revolución y su líder conservara la posición que las circunstancias le han brindado.

A modo de conclusión

El capital se organiza y se alinea contra Chávez por un lado, y se comienza a ubicar en la vanguardia para continuar dominando el escenario energético mundial por el otro. En la reciente conferencia de la ASPO (Asociación que estudia el pico de producción petrolera mundial y sus implicaciones) se dejaron ver rostros de banqueros asesores de Bush cuyos discursos ya comienzan a calar como destacados. Esos mismos asesores de Bush le dicen que debe apresurarse la idea de una “aldea global donde un Estado Corporativo administre los recursos energéticos”. ¿Nos podemos imaginar a los chacales y halcones de EEUU haciendo una distribución “justa” de tales recursos? Pues los de la Faja están casi al tope en la lista de objetivos.

Es solo cuestión de tiempo para que, una vez mas, los banqueros y gobiernos que les apoyan tomen las riendas del negocio de las energías alternativas a los hidrocarburos. Pero no por ello deja de sitiar a los países con capacidad de suministro de materia prima abundante, barata, con gobernantes que honran en decir que son suplidores seguros y confiables (sumisos digo yo) del imperio.

Mientras tanto, en Venezuela se sigue buscando espacios para profundizar una revolución cuyo futuro no puede depender exclusivamente de PDVSA pero que sin PDVSA no tiene futuro, al menos no por ahora. Si se pone en manos del pueblo con cuentas claras y con buena gestión tenemos todo para construir el país de sembradores, pescadores, indígenas, universitarios, obreros y comerciantes que merecemos. Si fallamos... el caos.

Lo que no lograron la CIA y sus cómplices, ni los tecnócratas de la vieja PDVSA, pudieran lograrlo los factores internos en el seno de la industria misma. Los pueblos tienen que dar un paso al frente e involucrarse, es el momento de que lo hagamos en Venezuela.