JPEG - 14 KB

El presidente cubano, Fidel Castro, llamó a la unión para lograr la supervivencia en el contexto de las crisis que se avecinan provocadas por las políticas de despilfarro de los países desarrollados.

Al hablar en un encuentro previsto para analizar la creación de PETROCARIBE, el día 29 en Venezuela, el Jefe de Estado advirtió que los problemas del mundo se han ido acumulando debido al saqueo despiadado del tercer mundo, el intercambio desigual, la deuda y otros fenómenos. Asimismo consideró esencial, en vista de la crisis de energía, la unión de los países y la integración como único camino del porvenir. Nos une todo, pero somos divididos, intervenidos, humillados y explotados, apuntó.

El Presidente cubano alertó sobre la tragedia que puede significar la desaparición del petróleo y recordó que el ataque de Estados Unidos a Irak no fue motivado por la acción terrorista a las Torres Gemelas de Nueva York, sino por la conquista de la energía.

Al aludir a los altos costos de la utilización de otras fuentes de energía como la termonuclear, Fidel Castro preguntó qué esperanzas para desarrollar esas tecnologías tienen Africa y América Latina.

El mandatario cubano consideró que la situación crítica actual ha sido provocada por la irresponsabilidad de los países desarrollados y la implantación de un orden insostenible e intolerable.

Apuntó que la crisis no es sólo energética y abarca la producción de alimentos, la erosión y la posibilidad de una guerra nuclear como consecuencia de la irresponsabilidad, hasta llegar a poner en peligro la supervivencia de la raza humana.

En relación con valoraciones sobre su llegada a Venezuela sin previo aviso, el Presidente de Cuba recordó que durante 40 años se han organizado planes para matarlo cada vez que ha salido del país, casi sin excepción.

Quizás la única visita sin plan de atentado sea esta, sencillamente porque no iba a realizar el viaje, precisó.

Al respecto puntualizó que precisamente en Venezuela bandas terroristas organizaron con apoyo del gobierno de Estados Unidos la voladura de un avión civil cubano en 1976, que provocó la muerte de 73 personas.

Precisó que el responsable de ese sabotaje, el terrorista Luis Posada Carriles, de origen cubano y nacionalizado venezolano, en este momento está en territorio norteamericano requerido por la justicia venezolana.

Aseguró que Washington no quiere entregarlo porque está comprometido con su actuación.

Que nadie se extrañe cuando tome medidas cuando viaje: sobrevivir es un milagro bastante grande, expresó.

Fidel Castro resaltó asimismo los beneficios de la cooperación logrados entre Venezuela y Cuba, entre ellos la formación de 40.000 médicos venezolanos en 10 años.

Asimismo aseguró que quienes hoy acusan al Presidente Hugo Chávez de regalar el petróleo, no son capaces de ver que incluso la supervivencia de Venezuela, como de cualquier país, no es posible sin la unidad y la integración.

La integración -dijo- no tiene alternativa, aunque hay que estar concientes de que no es fácil y se deben saltar obstáculos, dudas e incertidumbre.

Al respecto expresó su seguridad de que serán superadas algunas reservas expresadas en la reunión por el primer Ministro de Trinidad y Tobago, Patrick Manning, relacionadas con el carácter de exportador de energéticos de ese país caribeño.