JPEG - 24.6 KB
Luis Vásquez Villamor

El abogado constitucionalista Luis Vásquez Villamor reiteró que la salida a la crisis política que vive el país es la modificación del Artículo 93 de la Constitución Política del Estado (CPE) para convocar a elecciones generales. “El Congreso sólo debe considerar este Artículo y someterlo a votación por dos tercios de sus miembros e inmediatamente pasarlo al Presidente para que promulgue con ley de reforma constitucional. Con esta promulgación el Presidente y el Congreso están habilitados para convocar a elecciones”, sugirió.

La modificación de la CPE para dar curso a las elecciones es inconstitucional; el camino para ir hacia un proceso electoral es una resolución congresal que establezca la renuncia de todos los legisladores, respondió Evo Morales. Según el jefe del MAS, la Constitución no puede ser modificada dos veces en un mismo período, “pueden haber acuerdos políticos pero sin violar la CPE (...) Acortar el mandato de los parlamentarios mediante una resolución congresal es la mejor forma de garantizar, sea para la elección de constituyentes o para las elecciones generales”, explicó el líder de la oposición.

El MAS teme perder las elecciones generales y por ello obstaculiza los cambios en el artículo 93, denunció Oscar Arrien, diputado del MNR, que acusó a Morales de inviabilizar las elecciones generales. “El MAS no puede obstaculizar, por un interés político partidario, esta decisión de la gente”, dijo.

El MAS sugiere también que se convoque primero a la Asamblea Constituyente y plantea incluso que de ese modo se podría permitir prolongar el mandato del Presidente Eduardo Rodríguez hasta el 2007. Un grupo de indígenas y originarios protestó ayer frente al Parlamento exigiendo la convocatoria a la Asamblea Constituyente y en rechazo a cualquier iniciativa de convocar a elecciones generales. El máximo dirigente del Conamaq, Vicente Flores, afirmó que los conflictos en el país no se solucionarán cambiando representantes de los poderes Legislativo y Ejecutivo, si no con cambios en las estructuras del Estado.

“La gente no quiere a los parlamentarios, que no se entienden ni entre ellos... La salida es modificar el Artículo 93 de la Constitución. Lo mejor es postergar las elecciones prefecturales”, dijo por su parte Jorge Lazarte, delegado Presidencial para Asuntos Políticos. Si se reforma el artículo 93 no habrá necesidad de una renuncia colectiva de los parlamentarios, afirmó Hormando Vaca Díez, presidente del Senado.

En Cochabamba, Luis Choquetijlla, dirigente de la COD, propuso que el Congreso trate primero la nacionalización de los hidrocarburos y luego la Asamblea Constituyente, pues la convocatoria a elecciones o referéndums sólo son juegos distractivos. En Potosí, los campesinos amenazaron con reanudar movilizaciones si los parlamentarios no renuncian a su mandato constitucional, anunció Sergio Hinojosa, sullka mallku del Consejo de Autoridades Originarias.

En Trinidad, el analista Bergman Cuéllar advirtió que el escenario social puede volcarse contra el Congreso, con consecuencias imprevisibles, si los parlamentarios no renuncian hoy a sus cargos. “Si estas turbas enardecidas, si estas organizaciones sociales apuntan hacia el Congreso, la posibilidad de una confrontación violenta y con saldo lamentable se va a producir de manera inevitable. Temo mucho que, si esto ocurre, muchos parlamentarios queden con sus cabezas colgando en un farol de la plaza Murillo”.

BOLPRESS