JPEG - 16.5 KB

La reciente cumbre energética del Caribe, con el total apoyo de Venezuela y Cuba, es una pieza clave para el proceso de integración latinoamericana con vocación de independencia.

Esta semana fue de vital importancia para la autonomía y la soberanía energética de América Latina. La creación de Petrocaribe, en la reciente cumbre de Puerto La Cumbre, Venezuela, se convirtió además en un paso de especial importancia de cara al proceso de integración latinoamericana, puesto que, en ese sentido, empuja la propuesta de Caracas para la creación de Petrosur o Petroamérica como empresa regional de energía, independiente de los grandes monopolios transnacionales.

La I Cumbre Petrocaribe deliberó el miércoles 29 de junio en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui con la participación de representantes de 15 países de la región, entre ellos, el presidente anfitrión, Hugo Chávez, y el jefe de Estado cubano, Fidel Castro.

"Hay una crisis energética asomándose en el horizonte", afirmó Fidel Castro. “El que mejor conoce este problema es el gobierno de Estados Unidos, de lo contrario no habría explicación a esa guerra loca y brutal que han desatado allí (en Irak) sin causa alguna, engañando al mundo, a su propio pueblo, en la búsqueda de petróleo, porque ellos si saben más que todos nosotros de la existencia de las reservas. Saben que los pozos más grandes se encontraron y quedan muy pocos por aparecer”, explicó el líder cubano.

El jefe de Estado de Venezuela, Hugo Chávez, calificó de “horrible” el gasto de energía en el mundo desarrollado del Norte y aseguró que “con ese despilfarro nosotros podríamos solucionar si no todo, buena parte del déficit de energía de los países nuestros, no sólo de América Latina, sino de Asia y África”.

Por su parte, el canciller de Venezuela, Alí Rodríguez, consideró que la iniciativa de la creación de una estructura petrolera con sello caribeño denominada Petrocaribe, se integra directamente en los parámetros de la Alternativa Bolivariana para Las Américas (ALBA), modelo opuesto al proyecto desigual representado por el Area de Libre Comercio para las Américas (ALCA) en Latinoamérica y punto primordial para garantizar una verdadera integración en el continente.

“La crisis es mucho más seria y más profunda de lo que la gente se imagina”, aseguró el mandatario cubano durante su intervención en la sesión inaugural de la I cumbre de Petrocaribe.

Fidel Castro señaló que a los problemas políticos y económicos que enfrentan los gobiernos del continente se suman las situaciones generadas de la crisis energética. “Ya comienza a acabarse el combustible, está demostrado matemáticamente en estudios que son irrefutables”, aseguró.

“El que mejor conoce este problema es el gobierno de Estados Unidos, de lo contrario no habría explicación a esa guerra loca y brutal que han desatado allí (en Irak) sin causa alguna, engañando al mundo, a su propio pueblo, en la búsqueda de petróleo, porque ellos si saben más que todos nosotros de la existencia de las reservas. Saben que los pozos más grandes se encontraron y quedan muy pocos por aparecer”, añadió el líder de la Revolución Cubana.

La tendencia de desaprovechar la energía en el Norte se ha incrementado. Estados Unidos representa sólo 4 por ciento de la población mundial y consume más del 25 por ciento de la energía del planeta.

Durante el discurso de instalación del I Encuentro de Jefes de Estado y de Gobiernos del Caribe sobre Petrocaribe, el primer mandatario nacional, Hugo Chávez, hizo un llamado de conciencia acerca del uso irracional de la energía en el mundo.

Al respecto citó el libro “La energía y la crisis del Poder Imperial”, escrito por Juan Carlos Ferrari en 1975, en el que se recogen datos impresionantes en torno al derroche de energía en Estados Unidos. “El modelo consumista del Norte viene acompañado de un irracional despilfarro y una distribución sumamente desigual de la energía en el planeta. Ya decía Ferrari que el World Trade Center consume tanta electricidad como una ciudad de 100 mil habitantes”, afirmó el presidente Chávez

Hugo Chávez consideró que el tema de la energía es un asunto de supervivencia “se trata no sólo de cómo generar energía y cómo equilibrar las cargas, sino de supervivencia. El modelo consumista que los países del Norte desarrollado pretenden seguir instalando y además obligando al mundo a asumirlo es inviable, va a acabar con la vida en este planeta”, aseguró el Primer mandatario nacional.

Para finalizar, aseguró que “si todos los países del mundo asumiéramos el estilo de vida norteamericano, con el que siguen soñando algunos, harían falta unos 7 u 8 planetas Tierra”, y agregó en forma jocosa que “en Marte hubo vida, quién sabe si la acabó el capitalismo, el neoliberalismo y el consumismo... A lo mejor se vinieron y cayeron en Estados Unidos y vinieron a aplicar ese modelo aquí”.

La conformación de Petrocaribe fue propuesta por el Mandatario venezolano para impulsar la integración energética con los países del Caribe en las áreas de exploración, producción, refinación, transporte, almacenamiento, comercio, suministro y cooperación tecnológica.

Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, suministra petróleo a bajo costo y en condiciones preferenciales a varias naciones caribeñas como parte del acuerdo energético de Caracas y México, estipulado en el convenio de San José de 1980.