Para concluir con los aspectos técnicos de la propuesta, recordamos la obra maestra de Donella Meadows cuando ella participaba de una reunión "sobre cómo hacer bien el trabajo mundial”-aunque "era de hecho una reunión sobre cómo es probable que el nuevo régimen de comercio global: NAFTA y GATT y la Organización Mundial del Comercio (OMC), hagan el trabajo mundial peor" según ella declaró. Es más ella escuchó y empezó cocer a fuego lento internamente “Esto es un sistema totalmente nuevo que estas personas están inventando; ellos no tienen la más mínima idea de cómo esta compleja estructura se comportará"; ella se dijo a sí misma "este es con certeza un ejemplo de cómo lanzar un sistema en la dirección equivocada - un sistema que apunta al crecimiento a cualquier precio!!. Y las medidas de control que esta buena gente liberal está tomando -pequeños parámetros de ajuste, algunos feedback negativos (mecanismos de regulación) débiles- son una manera demasiado endeble para combatir los excesos!!"

De repente, sin realmente saber lo que estaba pasando, ella se levantó, marchó al papelógrafo puso una página limpia, tomó un plumón y escribió (10 puntos que luego incrementó a 12; de menor a mayor apalancamiento): 12. Los parámetros, números (los subsidios, los impuestos, los estándares) 11. Las dimensiones de los retardadores (buffers) y otros stocks de estabilización con relación a los flujos que lo alimentan. 10. La estructura de los stocks y flujos materiales y los nodos de intersección (como las redes de transporte, la estructura de edad de población) 9. La longitud de los retardos, relativos al ritmo de cambio del sistema, 8. La fuerza de regeneración de los feedback negativos, relativa a los impactos que estos tratan de corregir. 7. La ganancia (acumulación) alrededor de los feedback positivos 6. La estructura de los flujos de información (quién accede y quien no accede a qué tipo de información) 5. Las reglas del sistema (como los incentivos, castigos) 4. El poder para agregar, cambiar, evolucionar, o auto-organizar la estructura del sistema 3. Las metas del sistema 2. Los esquemas mentales o paradigmas sobre los cuales, el sistema - sus metas, el poder, la estructura, las reglas, su cultura - se sustenta. 1. El poder para trascender los paradigmas

Todos en la reunión se sorprendieron "Eso es brillante!”, otros expresaron un "Huh?”. Donella comprendió que ella tenía mucho que explicar (y también mucho que pensar). Ella terminó rápidamente y señaló el último punto como el más eficaz: el poder de trascender los paradigmas. Comentaremos directamente respecto al tema de los paradigmas:

Los Esquemas Mentales o Paradigmas sobre los cuales se sustenta el Sistema Son las ideas compartidas en las mentes de sociedad, las grandes asunciones no establecidas (por ser innecesario declararlas); todo el mundo las conoce, constituyen los paradigmas de la sociedad, o el juego más profundo de creencias sobre cómo trabaja el mundo: ‘hay diferencia entre los nombres y los verbos’; ‘el dinero mide algo real y tiene significado, por consiguiente las personas que gana menos, valen menos???’; ‘el crecimiento es bueno’; ‘la naturaleza es una fuente de recursos a ser convertidos para propósitos humanos’; ‘la evolución se detuvo con la emergencia de homo sapiens’; ‘uno puede ser “propietario” de la tierra’ ... estas son simplemente algunas de las asunciones paradigmáticas de nuestra cultura actual, de las que han emergido confundidas otras culturas, que sólo pensaron en lo obvio.

Los paradigmas son las fuentes de sistemas. De ellos surgen los acuerdos sociales compartidos sobre la naturaleza de la realidad, las metas del sistema y los flujos de información; los feedback, los stocks, los flujos de recursos y todo lo demás sobre el sistema.

Los egipcios antiguos construyeron las pirámides porque ellos creyeron en la vida después de la vida. Se construyen rascacielos porque se cree que el espacio en el centro de las ciudades es enormemente valioso. Sea que Copérnico y Kepler mostraron que la tierra no es el centro del universo, o Einstein haciendo la hipótesis sobre la intercambiabilidad de la materia y la energía, o Adán Smith que postula que las acciones egoístas de los individuos en los mercados aumenta maravillosamente el bien común; las personas que tienen manejo para intervenir en los sistemas a nivel de paradigmas dan sobre un punto de influencia que transforma totalmente los sistemas.

Uno podría decir que los paradigmas son lo más duros de cambiar que ningún otro aspecto sobre el sistema y por consiguiente este punto debe ser el más bajo en la lista (el de mayor influencia). Pero no hay nada necesariamente físico o caro o incluso lento en el proceso de cambio del paradigma. En un individuo, puede ocurrir en un milisegundo. Todo lo que toma es un click en la mente, un cambio de escala de valores ante los ojos, una nueva manera de ver las cosas. Las sociedades son otra cuestión; ellas se resisten a los desafíos de un paradigma más duro de lo que se piensa. Las respuestas sociales al desafío del paradigma, han incluido crucifixiones, quemados en estaca, los campos de concentración y los arsenales nucleares.

Entonces, ¿cómo cambiar los paradigmas? Thomas Kuhn que escribió un libro seminal sobre el gran paradigma de cambios de la ciencia, tiene mucho que decir sobre esto. En una cáscara de nuez, uno sigue apuntando a las anomalías y fracasos en el viejo paradigma, a la vez de hablar en alto y con la convicción del nuevo, uno inserta a las personas en el nuevo paradigma en lugares públicos visibles y de poder. No se pierde tiempo con los reaccionarios; más bien usted trabaja con los agentes de cambio activos y con el inmenso nivel medio de personas que tienen mentes abiertas y dispuestas.

Los agentes conocedores de Sistemas dirían que cambien los paradigmas auxiliándose con sistemas modelados en medios computacionales, lo que los ayuda a enfocarse fuera del sistema y los fuerza a ver al sistema en su conjunto. Ellos sostienen esta vertiente, porque sus propios paradigmas se han cambiado así.

El poder de trascender los paradigmas Hay un punto de influencia que es aun superior al de cambiar un paradigma. Es el de mantenerse a sí mismo fuera del escenario de los paradigmas, mantenerse flexible, comprender que ningún paradigma es "verdad"; que cada uno, incluso aquel que conforma su propia forma de ver el mundo, es un entendiendo tremendamente limitado de un inmenso y asombroso universo que está lejano, más allá de la comprensión humana.