JPEG - 17.3 KB
José Vicente Rangel

El vicepresidente ejecutivo, José Vicente Rangel, aseguró que por acuerdos con Estados Unidos hay 12 casas de la DEA (Departamento Antidrogas norteamericano) operando en territorio nacional, la mayor parte en Caracas, “pero hemos tomado medidas para que los agentes no sigan violando las leyes venezolanas, porque queremos ejercer una política soberana también en la lucha contra el narcotráfico”.

Dijo que dichas casas se inmiscuyen en los asuntos internos de Venezuela, razón por la cual “le dimos un parao” a la DEA”.

Rangel hizo las declaraciones durante la instalación en esta ciudad del Primer Encuentro Internacional de Cooperación Descentralizada y Desarrollo Endógeno local que se realizara en la ciudad de Barquisimeto.

El vicepresidente no considera justa la detención que realizara la DEA en Venezuela contra ciudadanos a los cuales les violaban los derechos humanos sin olvidar la intromisión del organismo norteamericano en los asuntos que sólo le conciernen al país.

Una campaña

Las declaraciones del embajador de Estados Unidos en Venezuela, William Brownfield, sobre la supuesta falta de cooperación venezolana en materia de narcotráfico obedecen a una nueva campaña iniciada por las autoridades de la nación norteamericana en contra del Gobierno de Venezuela, dijo Rangel.

Indicó que, aunque generalmente los embajadores estadounidenses manejan buena información sobre los países en los que están acreditados, Brownfield opinó sobre esta materia por desconocimiento o ignorancia en torno a la situación real.

En ese sentido, Rangel agregó que la otra hipótesis implicaría un propósito avieso de esas declaraciones. “Creo que está comenzando una campaña por parte de las autoridades norteamericanas para golpear a Venezuela a través del flanco de la lucha contra el narcotráfico”, advirtió el vicepresidente.

Recalcó que durante 2005 los organismos de seguridad venezolanos han logrado decomisos de droga mayores al año pasado, lo que calificó como todo un éxito.

“Estamos combatiendo a fondo el narcotráfico, ya que la misma es una política de Estado la cual nos proponemos erradicar de la nación”.

Por otro lado afirmó que la creación de la Policía Nacional no termina con los abusos policiales que hay por parte de algunos funcionarios uniformados que han desviado su norte el cual es el resguardo de la ciudadanía.

Manifestó que para poder acabar con los vicios existentes en los organismos de seguridad debe colaborar todo el país .

“El ex subsecretario del gobierno de Estados Unidos, Otto Reich, es una persona sin ninguna calificación moral porque simplemente es un traficante y negociante del petróleo”, dijo sobre quien afirmó que Venezuela está "cubanizada".

Rangel advirtió que la campaña antiterrorista de Estados Unidos no avanza. “Se encuentra estancada y no avanza absolutamente nada”, dijo el vicepresidente en Barquisimeto.

Panorama Digital