El resumen es migrar del “Libre Mercado de la Competencia” Al “Libre Mercado de la Cooperación” (Luis Bravo Jr.) ... o Cooperación Competitiva.

Estrategias en cómo tender un puente en el trade-off entre los resultados de corto plazo y la inversión a largo plazo dentro del marco del Desarrollo Sustentable es clave para el futuro y los marcos socio-económicos a través del mundo.

Si mantenemos nuestra mentalidad de alcanzar resultados de corto plazo; lo que quedará al planeta y a quienes en él habitamos, será sólo el corto plazo. Si evolucionamos a una mentalidad de largo plazo, con rentabilidad y perdurabilidad; lo que verá el planeta y sus habitantes, será el largo plazo, con estabilidad y bienestar (Luis Bravo Sr.)

Matthew J. Kiernan (Consultor en Inversiones): ... Las compañías que son ligeras con respecto al riesgo ambiental y a su nivel de comportamiento, continúan gozando el mismo grado de inversión en Wall Street. La mayoría de los analistas y de los inversionistas, según parece, siguen pensando que las consideraciones ambientales no son sino temas temporales y superficiales en las pantallas de Bloomberg.

Pruebas crecientes sugiere que están absolutamente equivocados. Qué están dormidos frente al inicio de una reestructuración industrial profunda a nivel mundial. Los tratados ambientales multilaterales del estilo del de Kyoto, presionando por regulaciones ambientales, costos multimillonarios para la limpieza ambiental, explosiva responsabilidad de las entidades de crédito, boicots del consumidor, rol activo de los accionistas, e incluso amenazas de encarcelamiento para los contaminadores, han comenzado a afectar los resultados corporativos con velocidad y ferocidad sin precedentes. Cada vez más, el manejo del riesgo y las oportunidades de inversión ambientales determinarán con eficacia si las compañías superan a sus competidores, se quedan atrás, o desaparecen todas juntas.

El Convenio de Kyoto para el cambio climático, por ejemplo, requerirá probablemente reducciones del orden del 40% en emisiones del CO2 en la industria de los EE.UU.. Esto no es un ajuste trivial o incremental. En el sector de las compañías de electricidad, incluso un impuesto modesto al carbón de $20 por tonelada significaría aprox. $60 billones al año. Dado el diferencial del 2.500% en la "eficacia del carbón" de las 100 principales compañías de electricidad en los EE.UU., esta carga no será compartida claramente por igual por todas esas compañías. Los inversionistas tendrán un aliciente convincente para distinguir a los ganadores y perdedores futuros (ahora protegidos debido a la posición de Sr. Bush con respecto al acuerdo de Kyoto).

El acceso a capital, clientes, suministradores y a empleados comprometidos -en otras palabras: competitividad- dependen ya más y más del funcionamiento y de la eficacia ambientales de las empresas. Algunos de los principales industriales Asiáticos denominan esto como la revolución Eco-industrial.

En el siglo XXI, los individuos e incluso los sectores industriales en su integridad, necesitarán hacer ajustes estratégicos y operacionales de proporciones sin precedentes, o en su defecto enfrentar la obsolescencia e incluso la extinción. British-Petroleum y Monsanto son solamente dos ejemplos de importantes compañías globales que se están reinventando literalmente en gran parte, como respuesta a los imperativos de la revolución Eco-industrial.

Pocos analistas financieros e inversionistas intrépidos casi marginalmente, han reconocido recientemente una correlación fuerte, positiva, y cada vez mayor entre la eco-eficiencia industrial, su competitividad y el funcionamiento financiero, lo que están medidos como "tasa interna de retorno", "dividendos", o "valor de mercado de las acciones".

la Eco-eficacia es simplemente la capacidad de producir mayor valor al accionista, con un nivel inferior de riesgo ambiental y menores entradas de materiales que sus competidores

... Las agencias clasificadoras de Wall Street persisten en apreciar las compañías con diferenciales del orden de 500 puntos básicos en sus perfiles de riesgo ambiental como riesgos idénticos de crédito y de inversión....

... Lo que ha estado faltando hasta hace poco tiempo, es un sistema confiable de herramientas de análisis y de bases de datos analíticas capaces de traducir perfiles ambientales de riesgo y perfiles de funcionamiento en términos con sentido para los financistas y los inversionistas. Estas herramientas ahora existen extendiéndose de perfiles de evaluación directa de datos ambientales, hasta modelos sofisticados de evaluación de inversiones tal como el innovador "Eco-Riesgo 21", que traduce riesgo ambiental a análisis de costos y de la inversión ...

... Un estudio reciente de la Price Waterhouse entre 1.100 fabricantes importantes de los EE.UU., reveló que sobre el 62% tenía importantes responsabilidades ambientales sin revelar...

... A medida que las regulaciones ambientales continúan siendo más exigentes y se globalizan, las presiones competitivas suben y los mercados de capitales se sensibilizan más a las consecuencias financieras de la eco-eficiencia; aumentos en la performance de inversión en 500 puntos básicos y más, deben llegar a ser realizables para compañías con mejor comportamiento en relación al riesgo y perfil ambiental ...

... la ignorancia voluntaria de la cada vez mayor información estratégica disponible y sobre los niveles de riesgo y la mala performance potencial de las alternativas importantes de inversión, no sirven al interés de nadie, y menos aún a los patrocinadores de los planes.

La cuestión no es enfrentar un sistema contra otro, o un modelo contra otro, o los financieros y los inversionistas contra pensadores sociales y ecologistas. Lo que se debe buscar, son soluciones integradas donde un equilibrio se debe encontrar en el trade-off entre el corto y el largo plazo, generando bienestar entre todos los participantes involucrados y la satisfacción para los inversionistas que verán sus inversiones productivas y sostenibles a través del tiempo en un Planeta sano.

Como nadie puede discutir, el objetivo final debe ser alcanzar bienestar extendido para todos a través del Mundo, y como consecuencia habrán mercados más grandes para las corporaciones y actividades económicas empresariales de todo nivel. Eso significa simplemente evolucionar de la teoría de juego y aceptar el hecho que en algunos mercados -especialmente los basados en la tecnología IT- el común denominador será la abundancia, no la escasez. Los economistas tienen que reconocer este inevitable derrotero y poner al día sus análisis.

Nadie debe ser dejado detrás, pero todos deben tener el mismo objetivo dinámico: sustentabilidad gradual y continua; el bienestar a todo nivel dentro del marco del "espacio ambiental" para cada sociedad: La Globalización Sustentable.