Supe de la muerte de mi padre Aslan Maskhalov por mis propias fuentes. Espero comprendan que no puedo precisar cuáles. Por lo que sé, no sucedió como lo contaron los medios rusos. La casa donde se encontraba no era de ningún amigo o miembro de la familia, no había ningún refugio subterráneo ni ningún guardaespaldas, como dijeron los que mataron al presidente. Después de negociar, él logró que respetaran las vidas de sus tres compañeros. Cuando estos salieron del edificio, él comenzó el combate. Fue muerto a tiros.

Oí que se decía que vino a reunirse con su hermano que habría sido tomado como rehén y que el intercambio debía tener lugar en aquella casa, pero es falso. Hacía días que estaba allí. Se ha dicho también que hubo una disputa entre sus guardaespaldas y él en cuanto a una posibilidad de rendirse pero no creo que eso sea posible. Es posible que haya sido traicionado. Si es así, las fuerzas de seguridad de la República chechena de Ichkeria [1] se encargarán de los culpables. Nuestro pueblo no perdona la traición. Mi padre estaba en contra de esta guerra que provoca muertes de ambas partes, por eso había propuesto una tregua.

Me encuentro actualmente en el extranjero con mi madre y mi hermana Fatima [2]. Hemos oído al fiscal ruso decir que la única manera de acabar con la resistencia sería arrestar a los miembros de las familias de los Boievikis, los líderes. Es lo que están haciendo desde hace años. Es por eso que no puedo ir a Chechenia y menos aún a Rusia. No reconozco al presidente Alkhannov. Tenemos una constitución de la República chechena de Ichkeria y, según ella, nuestro presidente es Cheikk Abdul-Hakim Sadulaiev [3].

Fuente
Izvestia (Rusia)
Diario con una tirada de 430,000 ejemplares, fundado en 1917 como el Pravda.

«НИКАКОГО ПОДРЫВА БУНКЕРА НЕ БЫЛО», por Anzor Maskhadov, Izvestia, 11 de marzo de 2005.

[1] Nombre de Chechenia para los separatistas.

[2] Están refugiados en Bakú.

[3] Nacido en 1967. Según los chechenos está en Argun; según los rusos, en Arabia Saudita.