Esta operación demostró, en mi opinión, que se puede actuar sin que haya pérdidas humanas y eso es lo que deberían lograr en el futuro los servicios especiales.

No estoy de acuerdo con Zbigniew Brzezinski cuando dice que Maskhadov era un símbolo de la lucha por la independencia. En repetidas ocasiones había aceptado las negociaciones sin cuestionar nuestro estatuto en el seno de la Federación de Rusia. Por razones objetivas o subjetivas, que seguirán con toda seguridad siendo desconocidas, no cumplió ninguna de sus promesas. Diferentes fuentes ofrecen cifras diversas con relación al número de partidarios de la independencia de Ichkeria, pero en mi opinión su lucha ya no tiene sentido. No puedo garantizar el cese de la criminalidad, ni la desaparición de los actos terroristas pero no volveremos a vivir una vez más la situación de 1996 cuando cayó Groznyi. Pienso que quedan dos autoridades después de Maskhadov: primero Doku Umarov y Bassaev. Esto no quiere decir que la Secretaría de Guerra no escoja a otra persona. No hay la menor duda de que una de las tres personas que acompañaba a Maskhadov fue quien señaló el lugar donde se escondía. Aún no se ha decidido si recibiría la prima de 300 millones de rublos. La muerte de Maskhadov no tiene nada que ver con la iniciativa del Comité de Madres de Soldados en Bruselas, comité dirigido a distancia y sin perspectivas. Nos habría gustado capturarlo vivo para saber al fin la verdad sobre quiénes saquearon la República, saber quién tiene que ver con el petróleo, quién tiene que ver con el tráfico de armas y quién es responsable de los atentados. Los principales factores que favorecen la expansión del terrorismo en el Cáucaso son la criminalidad, la corrupción del poder, la brutalidad de las fuerzas policíacas y, ante todo, el desempleo absoluto. La muerte de Maskhadov no representa ningún cambio, mientras los jóvenes no tengan trabajo estarán a la merced de los predicadores y de la radicalización. Soy checheno y en mi país no se habla mal de los muertos. Diría simplemente que Maskhadov era un político mediocre y un presidente mediocre porque se alió con personas que viven como lobos y que sumieron a la República en el caos. Hasta la tragedia de Nord-Ost [1], el presidente Putin podía pensar en una reunión siempre que Bassaev fuera desarmado, que Khattab abandonara el país y que no se cuestionara la integridad territorial de la Federación de Rusia. Las negociaciones entre los comandantes y los defensores de Ichkeria siempre existieron pero hay bandidos para quienes el asesinato y los secuestros constituyen un modo de vida. No soy partidario de la guerra hasta el último hombre sino del camino más corto hacia la paz. Según sé, la operación fue desarrollada únicamente por el FSB, no sé nada sobre una posible participación de Kadyrov. Tampoco sé nada sobre la responsabilidad de Maskhadov en Dubrovka o en Beslan, pero me hubiese gustado que muriera tratando de salvar a aquellos niños. Habría podido decir que cometió errores pero que murió como un verdadero guerrero, como un verdadero checheno, como un verdadero presidente. Asumió toda la responsabilidad de lo que ocurría en Chechenia cuando declaró repetidamente que la situación se hallaba totalmente bajo su control. Me gustaría que se nombrara a esos héroes que, por dinero y en nombre del maná petrolero, instauraron regímenes que traicionaron a Rusia, a esos políticos que hicieron carrera a costa de la sangre y del sufrimiento de los pueblos ruso y checheno. Muchos viven con toda comodidad en el extranjero mientras que sus hijos y sus sobrinos se sacrifican in situ en nombre de sus ideas nebulosas. Hay personas así tanto del lado ruso como del lado checheno. Creo que el cuerpo de Maskhadov debería ser entregado a su familia para que se le entierre según el rito musulmán, no debemos seguir el ejemplo de los israelíes que envuelven los cadáveres de los terroristas muertos en pieles de cerdo antes de enterrarlos.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

«Пресс-конференция Аслаханова», por Aslambek Aslakhanov, RIA Novosti, 9 de marzo de 2005. Texto adaptado a partir de una retranscripción de conferencia de prensa.

[1] Noreste: Alusión al nombre de la comedia musical que se presentaba cuando se produjo el secuestro de rehenes en un teatro de Moscú.