El viento de la libertad sopla sobre el Líbano. Acontecimiento excepcional en un país árabe: la renuncia del gobierno pro sirio de Karamé se obtuvo gracias a la movilización patriótica de los ciudadanos de todas las comunidades luego del asesinato de Rafic Hariri. Este movimiento nos recuerda los grandes movimientos antitotalitarios en el este y la revuelta ucraniana. La libertad se reafirma, en el Medio Oriente también, como el gran valor político universal sobre el cual habrá de erigirse el futuro orden internacional. En varios meses, los electores afganos, palestinos e iraquíes, a veces poniendo en riesgo su vida, han desmentido de forma aplastante el prejuicio de una incompatibilidad entre democracia y mundo árabe musulmán. Luego de la intervención norteamericana en Irak, un nuevo Medio Oriente se esboza ante nosotros. Sin embargo, nada está decidido aún. Lo mejor y también lo peor puede suceder y es preciso apoyar al pueblo libanés. Los gobiernos democráticos deben continuar ejerciendo presión sobre Siria. Es la única garantía de que se lleve a cabo una investigación imparcial sobre el asesinato de Rafic Hariri. Es también la única condición para que se celebren elecciones legislativas verdaderamente libres. La aplicación de la Resolución 1559 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pide expresamente el desarme y la disolución de las milicias libanesas o no libanesas. Como reclaman los manifestantes, su realización exigirá "que en el Líbano y en todo su territorio sólo exista el ejército libanés". Es necesario apoyar a los demócratas árabes. ¡Viva la revolución democrática del Cedro!

Fuente
Le Figaro (Francia)
Difusión: 350 000 ejemplares. Propiedad de la Socpresse (creada por Robert Hersant, hoy es propiedad del constructor de aviones Serge Dassault). Es el diario de referencia de la derecha francesa.

«Vive la révolution du Cèdre!», por un colectivo de personalidades francesas, Le Figaro, 14 de marzo de 2005.