JPEG - 19.1 KB

«Nos enseñaron a ver al mundo con ojos ajenos, a escuchar sus voces con oídos que no son nuestros»; situación que se debe a las grandes empresas televisoras y de comunicación social que ejercen la dictadura monopólica de la información.

Actúan como reproductoras de la ideología dominante y usan la tecnología para convertirnos en receptores pasivos de los mensajes y moldear nuestros pensamientos, ideas, opiniones, hasta despojarnos de nuestra identidad, cultura, valores nacionales.

Nos han arrebatado nuestros rostros y nuestras voces, e inclusive nos han impuesto formas políticas y de organización social divorciadas de nuestras propias realidades.

JPEG - 32.7 KB
Aram Aharonian, director de TELESUR

Como una respuesta efectiva a la dominación comunicacional, a la manipulación, tergiversación y deformación de los hechos, surge TELESUR, para promover y efectivizar el derecho a la información, como «una señal de vocación social, que se constituya a un tiempo en memoria histórica y expresión cultural; un canal de televisión de encuentro y debate de ideas, compuesto por una programación tan diversa y plural, como diversa y plural es la población latinoamericana», sostiene Aram Aharonian, Director de este nuevo canal de televisión que es multiestatal y que se inaugurará en Caracas, el 24 de julio, fecha del nacimiento del Libertador Simón Bolívar, cuyo sueño de unidad latinoamericana comienza a concretarse con la Unión Sudamericana e integración latinoamericana.

TELESUR está convocada a tender puentes creativos entre nuestros pueblos.

TELESUR es una alternativa al discurso único y prepotente de las cadenas mundiales de información que deshumanizaron el periodismo al transmitir «en vivo y en directo» las guerras, las matanzas, las desolaciones; al manipular los hechos para justificar las agresiones; al violar elementales principios éticos para difundir mentiras y engañar a los pueblos; al comercializar el amor para expandir las sociedades de consumo; al sacralizar la violencia para alienar a hombres, mujeres, niños y ancianos.

Este nuevo canal de televisión transmitirá por satélite. Será una programación diferente para informar con verdad y solidaridad; para formar porque la educación es un derecho y un deber, y entretener con nuevos contenidos que surjan del vivir existencial de América Latina.

TELESUR encontrará poderosos enemigos; pero será invencible en la medida en que los pueblos lo hagan suyo.