JPEG - 4.3 KB

El Banco Popular de China subió el jueves la cotización del yuan frente al dólar y anunció que pasa a referenciarse a una cesta de divisas. De momento, se ignora cuál será la futura política china en materia del tipo de cambio pero la decisión anunciada ha sido acogida en los mercados financieros como algo sensacional.

Muchos analistas opinan que es un primer paso en la campaña de reevaluación del yuan, largamente esperada por el mercado, y a juzgar por todo, va a ser un proceso gradual. Por ahora, China se ha limitado a elevar la cotización del yuan en un 2,1%, de 8,28 a 8,11 yuanes por un dólar.

Frank Gong, del banco JP Morgan, augura sin embargo que China dejará su moneda apreciarse frente al dólar un 7% en el presente año, y un 10% en los doce meses siguientes.

Todos los expertos coinciden en que Pekín, al tomar esta medida, da un paso hacia la convertibilidad total del yuan cuya cotización está infravalorada en un 30-40%, según diversas estimaciones. Dicha circunstancia ofrecía a China una serie de ventajas sustanciales en el mercado internacional. En estos últimos años, China ha pasado a ser la rival número uno para Estados Unidos y la Unión Europea en el comercio mundial. Los productores americanos y europeos llevan mucho tiempo quejándose de que pierden la guerra de los precios contra los artículos hechos en China.

Víctor Springel, del Instituto de Economía Abierta, explica la decisión de referenciar el yuan a una cesta de monedas por el deseo de evitar las sanciones comerciales por parte de la competencia, es decir, aquellos países que podrían cerrar la importación de productos chinos. La apreciación del yuan va a disparar al alza el precio de los artículos chinos en los mercados externos, de modo que las importaciones procedentes de China se van a reducir, señala este analista.

Algunos expertos indican que la reevaluación del yuan es una señal de que China cede a las presiones de EE.UU. y no aspira todavía a la condición de segunda superpotencia. No obstante, la economía china se ha ido desarrollando últimamente con tanta velocidad y eficiencia que semejante rango ya es una realidad.

La reevaluación del yuan resulta ventajosa para China, pues todo el mundo advertía ya sobre el peligro del sobrecalentamiento de su economía. El PIB de China registró en el segundo trimestre un crecimiento del 9,5%, superior a las previsiones iniciales y atribuible al incremento de las exportaciones y la demanda de consumo. China sigue siendo líder mundial en la captación de capitales extranjeros. La nueva medida del Banco Popular, al decir de Springel, ayudará a enfriar drásticamente la economía china.

El vicepresidente del Banco de Rusia, Konstantin Korischenko, sostiene que la reevaluación de la moneda china no tendrá a corto plazo repercusiones significativas en la cotización del rublo.

La primera consecuencia para Rusia, en opinión de Springel, será la brusca apreciación del yuan frente a las demás divisas, de modo que saldrán ganando los bancos que tenían reservas de esta moneda, en particular, en Rusia.

También podrán respirar aliviadas aquellas empresas rusas -de ciertos artículos electrónicos o juguetes - que sufrían últimamente a causa de la competencia por parte de las importaciones chinas.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 22 de julio 2005