JPEG - 15.4 KB

Como «extremadamente negativa» calificó el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso la reacción de este departamento a la decisión de conceder la tribuna al chechenio Shamil Basaev, «un terrorista sangriento», en la cadena de televisión estadounidense ABC.

«De esta manera, los terroristas consiguen su objetivo básico que es aprovechar los medios de comunicación para intimidar a la comunidad internacional» - señaló el diplomático ruso, al recordar que la entrevista con Basaev fue mostrada poco tiempo después de los atentados crueles en Londres y en Sharm-el-Sheikh.

«Es indignante que la cadena ABC News haya decidido ignorar las razones de la embajada rusa, la cual protestaba contra la exhibición de la entrevista con Shamil Basaev, un conocido terrorista internacional» - consta en la declaración emitida por la legación diplomática rusa en EE.UU.

La embajada envió su protesta a la ABC y a la dirección del programa Nightline varias horas antes de que la entrevista saliera al aire, inmediatamente después de que la cadena la había anunciado. Y sin embargo, el reportaje se hizo público.

Según la ABC, la entrevista fue rodada a finales de junio en Chechenia por el reportero ruso Andrey Babitsky.

Este periodista, de acuerdo con la nota de prensa difundida por la ABC, se había desplazado a Chechenia para entrevistar a Doku Umarov, vicepresidente de los separatistas, y tras dos días de espera y varias vueltas por caminos desconocidos, fue metido en un coche donde estaba Basaev. Babitsky pasó dos días en compañía del terrorista.

«El programa Nightline propuso a los representantes del Gobierno ruso tomar parte en esta transmisión o en alguna de las futuras - consta en el comunicado de la ABC - pero esa oferta fue declinada».

La cadena reconoció que el programa con la entrevista de Basaev iba a ser «uno de los más polémicos en los 25 años de la existencia de Nightline».

En opinión de la embajada rusa, ABC News ha manifestado «un desprecio escandaloso por todos los estándares del periodismo responsable, así como por los valores humanos más básicos».

La cadena de televisión estadounidense «concedió el espacio a uno de los fanáticos de Al Qaeda, culpable del asesinato de personas inocentes en numerosos atentados terroristas a gran escala que él mismo había planificado y llevado a cabo», incluida «la matanza de centenares de niños perpetrada a sangre fría hace un año en la ciudad de Beslán, en el sur de Rusia», señala la embajada en su nota de protesta.

Los diplomáticos rusos recuerdan que Shamil Basaev es el número 49 en la lista de terroristas internacionales confeccionada por el Comité de Sanciones al cargo del Consejo de Seguridad de la ONU, lo cual significa que «la comunidad internacional le define de forma inequívoca como terrorista».

«Rusia y Estados Unidos están de acuerdo desde hace tiempo en que ni puede haber justificación para los terroristas - destaca la legación diplomática rusa -. Dicha postura fue reiterada durante la cumbre del G-8 en Glenaegles, cuando los líderes de las principales potencias adoptaron una declaración antiterrorista fijando como la misión más importante el rechazo total al terrorismo».

Habiendo proporcionado a un infanticida el acceso a la audiencia nacional, la cadena ABC obstruyó la consecución de esta tarea y provocó una serie de dudas serias acerca de su propia credibilidad y postura ética, consta en la declaración.

«No cabe ninguna duda de que la transmisión de una entrevista con Shamil Basaev en el canal ABC News se contradice con el espíritu de la cooperación ruso-americana en la lucha contra la amenaza global del terrorismo y va a provocar una oleada de indignación justificada entre los ciudadanos rusos» - enfatiza la embajada de Rusia en Washington.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 29 de julio 2005