JPEG - 18 KB

Los problemas con la protección térmica enfrentados por el transbordador norteamericano «Discovery» no han impedido a su tripulación cumplir el programa de vuelo espacial.

«Los astronautas incluso han sobrecumplido los planes trazados -comentó a RIA «Novosti» un experto de la NASA-. Así, por primera vez en la historia de los vuelos de transbordadores norteamericanos, Steve Robinson había reparado las losetas de protección térmica de la nave habiéndolo hecho directamente en el espacio».

Comunicó que el «Discovery» había llevado a la Estación Espacial Internacional (ISS) el módulo italiano de carga «Rafaello» con nuevos equipos. El contenedor regresará a la Tierra con los aparatos rusos para maniobras de aproximación y acoplamiento, que más tarde serán aprovechados en las naves «Soyuz».

También fue llevado a la ISS un nuevo giroscopio, que se emplea para mantener estable la orientación del complejo orbital en el espacio. El giroscopio viejo ya ha vuelto a la Tierra a bordo del «Discovery» y ahora se investiga por qué ha quedado estropeado.

Durante la misión espacial del transbordador han sido realizadas tres actividades extravehiculares programadas. Las caminatas espaciales estuvieron a cargo del estadounidense Steve Robinson y el japonés Sochi Noguchi. Los dos ensayaron el pegamento para reparar las losetas de protección térmica y reconfiguraron el bloque de alimentación del giroscopio de potencia número dos, consiguiendo con ello restablecer el funcionamiento del aparato.

Durante la segunda salida al espacio, los astronautas hicieron una limpieza en la superficie de la ISS: retiraron las cuerdas a las que se sujetaban sus colegas durante las actividades extravehiculares anteriores y desmontaron la plataforma en la cual se desplazaban durante las caminatas con la ayuda del brazo robótico «Canadarm».

La tarea principal de la tercera caminata había consistido en ultimar las reparaciones en la superficie del «Discovery», misión cumplida exitosamente por Steve Robinson.

La expedición había sido encabezada por una mujer, Eileen Collins, coronel de la Fuerza Aérea de EE UU. En la órbita, realizó excelentemente las maniobras de acoplamiento y desacoplamiento de la ISS. Desde 1999, año en que había integrado el grupo de astronautas, Collins ha cumplido tres vuelos espaciales que han durado un total de 22 días y 10 horas: piloteó los transbordadores «Discovery» y «Atlantis», y comandó el «Columbia», que más tarde sufrió una catástrofe.

El «Discovery» había despegado el 26 de julio, aunque al principio debía haberlo hecho dos semanas antes, el 13 de julio. Pero ese día el vuelo quedó suspendido por un fallo en un sensor de combustible en el depósito externo del transbordador.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 10 agosto 2005