JPEG - 11 KB

Lo más probable es que el Consejo de Directivos de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) en su reunión extraordinaria proponga proseguir las negociaciones que sostenía con Teherán el «trío» europeo, compuesto por Francia, Gran Bretaña y Alemania, sostienen expertos.

Existe la probabilidad de llegar a un acuerdo, manifestó la víspera en rueda de prensa celebrada en RIA Novosti el ex representante de Moscú en la AIEA y presidente del Consejo del Centro de Estudios Políticos de Rusia (PIR Centro), Roland Timerbaev. De este mismo parecer son otros expertos del PIR Centro: una componenda con Irán se buscará hasta agotar todos los recursos, otra vía no existe, dicen ellos.

Timerbaev expresa la seguridad de que el «dossier nuclear» iranio no será dirigido al Consejo de Seguridad de la ONU. Durante la reunión del Consejo de Directivos de la AIEA nadie ha dicho que hace falta analizar el problema en cuestión en la ONU, sólo se han buscado vías de continuar las negociaciones entre el «trío» europeo e Irán, dijo él. Según el teniente general retirado Guennadi Evstafiev, asesor del PIR Centro, la mayoría de los miembros del Consejo de Seguridad no están interesados en que se llegue a ello.

La entrega del «dossier iranio» al Consejo de Seguridad provocaría serios problemas internacionales, es poco probable que los miembros de éste lleguen a una opinión unánime en este problema, pero sin ello es imposible aprobar una resolución, manifestó el teniente general.

En su opinión, todo el mundo comprende que si el Consejo de Seguridad adopta una resolución que censure a Irán, con ello se abrirá una posibilidad para llevar a cabo una operación militar contra Irán, parecida a la que se realizó en Irak. En el contexto actual nadie lo quiere. Además, a nadie le conviene que Irán abandone el Tratado de No Proliferación del Arma Nuclear, pues ello llevaría a un total desprestigio de este Tratado, dijo el experto.

Existe otro aspecto importante: es obvio que ningún Gobierno de Irán, tanto reformador como clerical, renunciará al derecho de Irán a desarrollar programas nucleares pacíficos, dijo Evstafiev, señalando que lo afirman también expertos cercanos a los servicios de inteligencia de EEUU.

Si Pakistán puede desarrollar programas nucleares, entonces no existen razones por las que habría que negarlo a Irán, si éste cumple todos los requisitos recogidos en el Tratado de No Proliferación del Arma Nuclear y las obras se desarrollan bajo un estricto control de la AIEA. Basándose precisamente en ello, Rusia sigue construyendo la central nuclear de Busher.

El director adjunto del PIR Centro, Anton Jlopkov, también ha señalado la disposición de Occidente a proseguir las negociaciones con Irán. Las manifestaciones de los representantes del «trío», así como de los expertos y políticos estadounidenses con respecto a Irán ya son menos bruscas que hace un par de semanas, cuando Teherán anunció si decisión de reanudar el trabajo en el centro nuclear de Isfahán.

A juzgar por las últimas manifestaciones del nuevo presidente iraní Mahmud Ahmadi Nejad, también Irán se muestra dispuesto a dialogar. Nadie dice que será fácil encontrar una componenda. Pero otro camino no existe, afirman los expertos rusos.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 11 agosto 2005