JPEG - 21.3 KB

El presidente Hugo Chávez rechazó las acusaciones de portavoces gubernamentales estadounidenses sobre el accionar del Gobierno venezolano como promotor de la inestabilidad de la región, y consideró los bonos de la deuda externa emitidos por la República adquiridos recientemente como de mejor rendimiento que los del Tesoro de EEUU. La administración Bush jamás podrá dominar Irak.

“Vayan a comandarse ellos mismos, nosotros nos comandamos nosotros mismos...Vienen a decir lo mismo: que somos una amenaza y estamos desestabilizando la región, pero lo importante de esto es que los pueblos hermanos y ustedes, compañeros, saben la verdad”.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, respondió de esta forma a voceros del Gobierno estadounidense, quienes acusan al Venezuela de promover las más recientes crisis sociopolíticas en América Latina tras firmar, junto al mandatario argentino Néstor Kirchner, un paquete de convenios de intercambio comercial, energético, alimentario y de infraestructura en nombre de las dos naciones, en acto celebrado en la Casa Rosada, de Buenos Aires, desde del gobierno argentino.

Durante la jornada los mandatarios suramericanos firmaron la renovación del suministro de fuel oil y otros combustibles, producidos por Venezuela, a Argentina, país que se compromete a recuperar cuatro tanqueros petroleros propiedad de la estatal energética Petróleos de Venezuela (PDVSA), acordado inicialmente en mayo de 2004 dada la crisis energética atravesada por el país sureño en ese entonces.

Ayer el presidente Chávez y su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez, acordaron el suministro de 30.000 barriles diarios caribeño a Uruguay, donde se ampliará la capacidad de procesamiento de la refinería montevideana de La Teja, mientras Caracas recibirá cemento y alcohol elaborados por el consorcio energético Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) para fortalecer la construcción de 120.00 viviendas este año y la sustitución del tetraetilo de plomo en la gasolina de consumo interno.

“Un señor, de por allá, volvió a arremeter contra nosotros y nos amenazan incluso; Venezuela sigue convirtiéndose en una amenaza para la región” y el presidente Chávez provoca con sus acciones el desequilibrio continental, adujo Chávez sobre las declaraciones de Adam Ereli, portavoz del Departamento de Estado y del jefe del Comando Sur, John Craddock, que distintos funcionarios del gobierno de George Bush repiten “una y cien veces”.

La iniciativa venezolana de establecer acuerdos de compra-venta, distribución de petróleo y derivados a veinte países de Suramérica y el Caribe con plazos y tasas de pago preferenciales, concretados en las empresas multiestatales PetroCaribe y PetroSur, “es lo que preocupa a los que pretenden ser dueños y señores de esta inmensidad”, sostuvo el Jefe del Estado venezolano en referencia al diferendo político existente entre los gobiernos venezolano y estadounidense, previendo la crisis energética actual que podría agudizarse en los años venideros.

Respecto del incremento de los precios del crudo el Gobernante nacional considera que uno de los factores relevantes es la ocupación a Irak emprendida por una fuerza militar multinacional encabezada por EEUU, a cuyo gobierno “le salió muy mal el plan, pues aspiraban a estas alturas tener dominado Irak y estar explotando tres millones de barriles”.

“No han podido dominar Irak y dudo que puedan hacerlo; hay un pueblo resistiendo allá y la producción de petróleo apenas alcanzará a un millón de barriles diarios” debido a la situación de violencia generalizada, refirió el presidente Chávez sobre la realidad del país asiático.

Al pronunciarse sobre las razones de los ciclos de crisis políticas en el hemisferio, el presidente Chávez destacó que entre ellas sobresalen la pobreza, la miseria y la desigualdad socioeconómica: “Extrema riqueza por un lado y extrema pobreza dispersas por otras partes...He ahí uno de los principales dramas y por tanto instituciones muy débiles, sistemas políticos muy frágiles, huracanes que llegan sin avisar” y arrasan con el equilibrio doméstico”.

Para Chávez el sistema democrático que debe imperar en el continente tendría como característica fundamental “contenido popular y social rumbo a la justicia”.

Union Relaciones venezolano-argentinas

Estamos avanzando por el camino correcto de la integración

Convencido en mayor grado de avanzar en el camino de la integración “por el camino correcto” y cada vez más estrecho en sus relaciones con los gobiernos de Argentina y Uruguay, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, resumió el alcance de la firma de convenios de intercambio comercial, con su similar argentino Néstor Kirchner, en horas del mediodía bonaerense en la Casa Rosada, sede del gobierno sureño.

Entre los cinco acuerdos firmados sobresalen la renovación del acuerdo de venta de 40.000 barriles diarios de carburante y derivados venezolanos a Argentina, rubricado a mediados de 2004, además de la construcción de cuatro tanqueros a petroleros medianos propiedad del consorcio petrolero público Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) en el astillero Río Santiago de la nación del Río de La Plata.

Menos de un día antes el Presidente venezolano firmó con su similar uruguayo Tabaré Vázquez la venta de petróleo venezolano para satisfacer la demanda interna de Montevideo con plazos y tasas de pago de 75% de la factura a cancelar en 90 días y 25% a retribuir en 15 años, con 2 años de gracia y contemplando el envío de bienes y servicios uruguayos, entre ellos cemento y alcohol destilado, como forma de pago parcial, ejemplo similar al establecido con Buenos Aires.

“Estos son apenas los primeros pasos de un camino promisorio”, destacó el presidente Chávez a los miembros de los gobiernos venezolano y argentino presentes en la sede del Gobierno nacional sureño.

Chávez culmina hoy una gira de tres días por Uruguay, Argentina y Brasil, país en cuya capital, Brasilia, celebrará un encuentro con el mandatario Luiz Inácio da Silva “Lula”

“¡Cómo han cambiado las cosas desde que este hombre (el presidente Kirchner, gobernante desde mediados de 2003) llegó aquí a la Casa Rosada, desde que el pueblo argentino decidió romper con el proyecto neoliberal que estaba acabando con esta República!”, expuso el Jefe del Estado venezolano además de destacar la consonancia de ideas e intereses políticos con su homólogo uruguayo Tabaré Vázquez, con quien se fortalecen las relaciones “bastante como no lo habíamos avanzado antes”.

El Mandatario nacional anunció la decisión de costear la adquisición de maquinaria agrícola argentina y la respectiva transferencia tecnológica con la reinversión del 75% de la factura del primer envío de 4 millones de barriles de crudo y combustibles derivados elaborados por PDVSA a Buenos Aires, a objeto de apoyar la actividad agropecuaria venezolana.

“Es mucho más importante producir arroz, maíz y carne” que petróleo, pues la Humanidad vivió buena parte de su historia pasada sin necesitarlo, afirmó Chávez, mientras recordaba la importancia de incentivar la autonomía y soberanía alimentaria venezolana paralela a la producción de plazas de trabajo y la distribución de la riqueza nacional, en contraste con la actividad petrolera que únicamente emplea 1% de la población económicamente activa.

La reinversión de la venta petrolera venezolana a Argentina y Uruguay representa, según el mandatario nacional, una demostración del sistema financiero regional que está naciendo “progresivamente, poco a poco y paso a paso como una forma de intercambiar entre nosotros mismos”.

En lo tocante al área energética, Chávez expresó el interés de asistir, mediante las actividades de PDVSA, a la exploración y explotación de hidrocarburos costas afuera por la empresa estatal Energía Argentina SA (Enarsa) habida cuenta de la salida del territorio de ese país al sur del océano Atlántico.

TeleSur y su hermana radial

En sus declaraciones, el presidente Chávez asomó la posibilidad de crear una multiestatal radiofónica, RadioSur, a sugerencia del presidente de la República uruguaya, Tabaré Vázquez, consciente de que “la radio tiene más penetración, sobre todo en los sectores populares” en las colinas y pueblos de Venezuela y Suramérica.

“Surgió la idea de pensar en RadioSur, una red de radios que nos ayude en esta batalla por recuperar nuestra identidad, abonar nuestras raíces y acelerar la integración a través” de los medios de comunicación de acceso público, complemento radial de La Nueva Televisión del Sur C.A. (TeleSur), estación televisiva con capital público venezolano, argentino, uruguayo y cubano, que iniciara sus transmisiones de cuatro horas diarias desde Caracas, el pasado domingo 24 de julio.

Chávez agradeció al presidente Kirchner y a Ana Skalon, directora de la televisora estatal argentina Canal 7 y miembro del consejo asesor de TeleSur, por las gestiones emprendidas para la difusión de la nueva señal latinoamericana, pero mostró su deseo por ampliar próximamente el alcance de la televisora a los sistemas abiertos de televisión de Latinoamérica.

“Nuestros pueblos están recibiendo mucha más información de lo que es Argentina, sobre la historia de nuestros pueblos, pero tenemos una limitante que es que hasta ahora, pues, TeleSur llega sólo a quienes tenemos, por decirlo de alguna manera, el privilegio de acceder” a la TV por suscripción, subrayó el presidente Chávez.