JPEG - 23.8 KB

Con música, danza, foros, debates y un tribunal antiimperialista, se realiza en Venezuela el XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que reúne a jóvenes de 144 países con el denominador común de identificarse de izquierda y bajo la consigna ”por la paz y la solidaridad”

Informales, irreverentes y ruidosos, miles de jóvenes desfilaron en la sesión inicial ante su anfitrión, el presidente venezolano Hugo Chávez, algunos luciendo calzado deportivo de marca transnacional, otros atuendos típicos, los más vaqueros desteñidos o camisetas con la imagen del desaparecido guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara.

El escenario fue la explanada del Fuerte Tiuna, principal cuartel de Caracas, donde nunca antes habían entrado pancartas como las enormes que proliferaron con retratos del Che, Carlos Marx, Lenin, Ho Chi Minh, Kim Il Sung, Augusto César Sandino y Fidel Castro junto a Simón Bolívar, José Martí y el propio Chávez.

”Hands off Venezuela” (manos fuera de Venezuela), rezaba un gran cartel portado por la delegación estadounidense. Un delegado de Brasil trepó a la tarima para entregar a Chávez un balón de fútbol y una camiseta auriverde de la selección de su país.

Las jóvenes mujeres de Vietnam, con vestidos y banderas de todos los colores, fueron las favoritas de los fotógrafos y cosecharon clamorosos aplausos entre el público y las autoridades civiles y militares que acompañaron a Chávez.

El desfile inaugural, llevado a cabo la noche del martes 9 y que finalizó ya entrada la madrugada del día siguiente, fue transmitido por cadena nacional de radio y televisión, además de emitirse por la nueva red de televisión internacional por abonados Telesur, creada en sociedad con Argentina, Cuba y Uruguay.

”Muchachos, estamos todos ante un reto gigantesco: no se trata sólo de luchar por el socialismo en que creemos, sino de salvar al mundo amenazado por la voracidad del imperialismo norteamericano (estadounidense), que no respeta límites”, proclamó Chávez por sobre el mar de banderas de Venezuela y de los países invitados al festival.

El mandatario venezolano dijo que Estados Unidos ”es el imperio más salvaje, cruel y asesino que ha existido en la historia del mundo”. Además, advirtió ”a los halcones del Pentágono que no se equivoquen y se les ocurra la loca idea de invadir esta tierra, porque les haremos morder el polvo de la derrota”.

Los jóvenes respondieron con consignas como ”Bush, fascista, eres terrorista”, ”Chávez, amigo, el pueblo está contigo” y también ”¡Uh! ¡ah! Chávez no se va”, que corearon los partidarios del presidente durante la exitosa campaña que libró hace un año en el referendo que puso en juego su mandato presidencial.

Este festival que finalizará el día 15, como las 15 ediciones precedentes, es organizado por la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD), una organización de izquierda nacida en Londres después de la segunda guerra mundial (1939-1945).

La mayoría de las ediciones anteriores, desde la inaugural en 1947 en Praga, se efectuaron en capitales de países del hoy desaparecido campo socialista europeo y de la ex Unión Soviética, aunque el octavo festival se realizó en Helsinki, en 1962, y el decimoquinto, en 2001 en Argel.

La escogencia de Venezuela ”tiene que ver con que son evidentes los cambios sociales a favor de las mayorías, y las agresiones del imperio también son evidentes”, comentó a IPS el portugués Miguel Madeira, presidente de la FMJD.

El encuentro consistirá en 20 conferencias, 24 seminarios y 60 talleres de discusión, ”porque el festival tiene una tradición de debate”, recordó Madeira. También se montará un tribunal antiimperialista, al que se invitará a intelectuales y juristas.

Delegaciones de distintos países presentarán en el tribunal ”unas 160 denuncias contra crímenes contra Estados, pueblos y el ambiente de los que es responsable el gobierno de Estados Unidos”, dijo a IPS David Velásquez, del comité venezolano que organiza el festival.

Las deliberaciones del tribunal se efectuarán en los días finales del festival, que culminará el 15 de agosto con la adopción de una declaración general, informaron los dirigentes.

”El festival fortalece el intercambio y las luchas concretas que libran los jóvenes en cada país, porque en todas partes se siente la ofensiva imperialista, que genera desigualdades y diferencias pero también reflejos de resistencia y de protesta entre los jóvenes y los estudiantes”, subrayó Madeira a IPS.

Además de la discusión política e ideológica, habrá encuentros y exposiciones culturales, conciertos y excursiones al interior del país, ”pues avalamos la oportunidad de que los jóvenes conozcan Venezuela”, según Velásquez.

Además, grupos de jóvenes irán a ver de cerca experiencias de programas sociales en salud, educación de adultos, alimentación y trabajo de cooperativas, que ha auspiciado el gobierno de Chávez desde 2003.

Los debates tendrán como escenario las instalaciones sociales del Fuerte Tiuna, la Universidad Bolivariana creada por Chávez hace dos años en sitios cedidos por la empresa estatal Petróleos de Venezuela, el complejo de edificios Parque Central, algunos museos y el moderno teatro Teresa Carreño de Caracas.

La mayoría de los jóvenes delegados de las filiales nacionales de la FMJD -en casi todos los países organizaciones afines al brazo juvenil del Partido Comunista— pagó entre 100 y 200 dólares por inscripción y, aunque algunos se alojaron en hoteles y villas deportivas, otros comparten alojamientos con grupos juveniles anfitriones.

El gobierno dispuso ocho millones de dólares para gastos de alojamiento y manutención de las delegaciones y acondicionamiento de locales donde se hospedarán y debatirán, informó el diputado oficialista Darío Vivas.