JPEG - 21.4 KB

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Khamid Reza Assefi, ha tachado de «politizada» la resolución sobre el programa nuclear iraní aprobada por el Consejo de Administradores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

«La resolución aprobada por iniciativa de la ’troika europea’ (Gran Bretaña, Francia y Alemania) es totalmente politizada e inadmisible para la República Islámica de Irán -expresó Assefi-. Ratificado bajo la presión de EE UU, ese documento no es jurídicamente vinculante ni contiene lógica alguna». En opinión del diplomático, «la resolución contradice el espíritu del Tratado de No Proliferación Nuclear y el proceso negociador entre Irán y la Unión Europea, que ya dura un año».

«Irán no renunciará a su legítimo derecho de acceder a las tecnologías nucleares con fines pacíficos», manifestó. El jueves último, el Consejo de Administradores del OIEA aprobó en su reunión extraordinaria la resolución propuesta por la «troika europea», en la cual «se expresa la más seria preocupación por haber reanudado Irán sus desarrollos nucleares».

Los autores del documento instan a las autoridades iraníes a suspender los trabajos de enriquecimiento de uranio en el centro nuclear de Isfahan, pues consideran que los materiales fisibles obtenidos podrían ser aprovechados para producir armamento nuclear. El centro de Isfahan había reanudado su labor el 10 de agosto.

El subdirector del Organismo de energía atómica de Irán, Mohammad Saidi, ha declarado que su país «no considera necesario cumplir la resolución del OIEA y proseguirá con los trabajos de enriquecimiento de uranio».

Fuente
RIA Novosti (Rusia)

Ria Novosti 12 agosto 2005