Red Voltaire
Semejanzas y diferencias de los embarcados de Ecuador y Cuba rumbo a EU

A propósito de un artículo de Jaime Galarza

«Escribir para el pueblo -decía Antonio Machado- es llamarse Shakespeare en Inglaterra, Tolstoi en Rusia o Cervantes en España…»

| La Habana (Cuba)
+

Quienes sin la pretensión de alcanzar tal perfección, intentan escribir para los pueblos, a veces logran páginas como la realizada por el colega Jaime Galarza que, herido más que inspirado por el drama de su país, Ecuador, publicó recientemente: «¡Que Venga el Tsunami!»

La encendida crónica muestra otra vez que en América Latina, los periodistas no son ni pueden ser cronistas neutrales ni espectadores en carpa ajena, sino protagonistas de su tiempo.

Únicamente quien comparte la tragedia de su pueblo, como lo hace Galarza, puede describir con letras salidas del alma el drama vivido por más de 100 ecuatorianos muertos cuando el barco en que trataban de emigrar zozobró, sepultando junto con sus vidas, la esperanza de llegar a los Estados Unidos.

«El país -dice Galarza- se cae en pedazos. La corrupción devora los cimientos de esta cosa llamada República del Ecuador. El trapiche del poder tritura a los pobres y los convierte en alimento balanceado para engordar banqueros prófugos de la justicia. El Congreso Nacional maquilla su podredumbre con afeites costosos pagados por los hambrientos. La Corte Suprema de Justicia no existe ni existió nunca para hacer justicia.

Mientras tanto, los pobres se van.

Se van para morir ahogados en el Lago de Nicaragua, en las bodegas de los barcos frigoríficos o en las aguas del Pacífico, cuando no bombardeados por aviones que despegan de la Base de Manta, o bien acribillados en las fronteras de Estados Unidos».

El mismo día en que Galarza publicó su estremecedora nota, en La Habana, Fidel Castro comenzó su comparecencia en televisión, reflexionando acerca de otra tragedia de razones diferentes aunque con formas idénticas y consecuencia semejantes: 30 cubanos perecieron en aguas del Estrecho de la Florida cuando en una embarcación con capacidad para diez, tripulada por traficantes de personas intentaban llegar a los Estados Unidos.

Los ecuatorianos y cubanos muertos tuvieron en común el ser víctimas de estafadores que han convertido el tráfico humano en un lucrativo negocio, aunque de haber llegado a los Estados Unidos no los esperaba el mismo trato.

En tierras norteamericanas, a las que ninguno pudo llegar, los ecuatorianos serían perseguidos, maltratados y probablemente deportados, mientras que a los cubanos, si conseguían arribar con los «pies secos», se les aplicaría la Ley de Ajuste Cubano, un privilegio criminal de los isleños que actúa como estimulo a la emigración y que ha impulsado, no se sabe a cuantos de nuestros compatriotas a la aventura de emigración ilegal.

Después de describir con dramático realismo la tragedia de su país hecha de las frustraciones originadas por la infame mezcla de intereses de la despiadada oligarquía nativa y el imperialismo sobre el fondo de las realidades históricas dejadas por la colonización, Galarza arriba a una conclusión obligada:

«Tanto sube el nivel de las aguas que pronto vendrá un tsunami…

Un tsunami de dignidad nacional frente a la ultrajante dominación imperial. Un tsunami de honestidad frente a las montañas de corrupción. Un tsunami de amor a la verdad frente a las mentiras oficiales y a la demagogia. Un tsunami de vida frente a las muertes injustificables de todos los días…

Sobre la ola más alta de este tsunami redentor, espada en mano volverá Simón Bolívar, el Libertador, para cortar las ataduras de la moderna servidumbre y guiarnos por el camino de la Segunda y Definitiva Independencia»

En Cuba donde el Tsunami que se avizora para el Ecuador llegó hace más de cuatro décadas, todavía mueren compatriotas, tal vez para probar que la Segunda Independencia tendremos que hacerla juntos.

Es el imperio quien ha hecho bueno el lema montonero: «Habrá Patria para todos o no habrá Patria para nadie». O los latinoamericanos nos unimos y marchamos juntos o perecemos todos. Unidos somos un Tsunami «barredor de tristezas, un aguacero en venganza» solos, cada uno por su lado, no somos nada.

No felicito a Galarza, me solidarizo con él y hago mías sus poderosas letras.

No digo que hubiera querido escribirlas yo, me basta el privilegio de haberlas podido leer.

Jorge Gómez Barata

Jorge Gómez Barata Profesor, investigador y periodista cubano, autor de numerosos estudios sobre EEUU.

 
90 aniversario de la Revolución Bolchevique
90 aniversario de la Revolución Bolchevique
7 de Noviembre, 1917-2007. Las revoluciones no son derrotables porque el tiempo no es reversible.
 
Socialismo Siglo XXI: un camino, no un destino
Socialismo Siglo XXI: un camino, no un destino
Tres reflexiones... Socialismo Real: lo que pudo ser y no fue; Cerrar el paréntesis; El Socialismo del futuro.
 
26 de Julio: los caminos de la Revolución
26 de Julio: los caminos de la Revolución
Raúl Castro en Camagüey: ’Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo’...
 
Altercom

Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad.

 
Crónica de una agresión: la derecha fascista contra América Latina y el Caribe
Crónica de una agresión: la derecha fascista contra América Latina y el Caribe
Hay españoles que desconocen lo que les ocurrió en Ayacucho hace más de 180 años
 
El día que Juan Carlos de Borbón dijo algo que no le habían escrito
El día que Juan Carlos de Borbón dijo algo que no le habían escrito
Si España representa y defiende a multinacionales morosas y presidentes golpistas, sobra en las Cumbres latinoamericanas.
 
Altercom

Agencia de Prensa de Ecuador, fundada el 19 de Abril de 2000. Ejercemos la comunicación alternativa como un derecho y un deber. Difundimos noticias y hechos relevantes a una lista de suscriptores y publicamos artículos de opinión, trabajos de otros espacios fraternos y estudios e investigaciones.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.