Todos los días me entero de la situación que se está generando allá en el Ecuador. Según puedo apreciar, el arraigado y déspota neoliberal Palacete no las tiene todas consigo, ya que cada día se le enturbia más el pantano que lo rodea.

Los pueblos en América están despertando, ante las injusticias y atropellos a que han sido sometidos por años. Apoyamos a nuestros hermanos ecuatorianos en esa lucha que están librando, en este despertar por la libertad.

Nuestro Presidente, atendiendo un pedido del Palacete, pero con profundo grado de solidaridad, acaba de aprobar el suministro de petróleo en calidad de préstamo y sin intereses al noble pueblo del Ecuador, dando cumplimiento a la integración latinoamericana, por encima de las divergencias que puedan existir. Una vez más estamos demostrando nuestra más sólida concepción de la unidad, heredada de la gesta libertadora del Gran Hombre de América, nuestro Libertador, el padre de la Patria Latinoamericana, Simón Bolívar.

Siguiendo su pensamiento estamos cumpliendo con nuestros pueblos hermanos. Nuestro ejército libertador se caracterizó por ayudar a otros pueblos, no a invadir, como lo hace el Imperio Norteamericano en los actuales momentos, saqueando la riqueza de otros pueblos en el planeta.

Todo tendrá su hora, y la de los déspotas, asesinos y terroristas invasores del mundo, está por llegar. La justicia tarda pero castiga, y esos halcones de la Casa Blanca pagarán por todo lo que han hecho. Nos reconforta que la iniciativa de protesta de CINDY SHEEHAM en EEUU está tomando auge, y ya no es ella sola, ya son miles y cada día se están sumando más, en protesta contra la injustificada invasión a Irak. El movimiento está creciendo y ha hecho bajar la popularidad del psicópata de la Casa Blanca.

Lo que todos esperamos es que se convenzan de que les está llegando la hora de irse de Irak, cuya retirada esperamos y así tendrá que ser, la más vergonzosa de las derrotas del imperio invasor en alguna parte del mundo.

Un Abrazo Revolucionario desde este Hermoso Caricuao, en Caracas, Venezuela.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE .......VENCEREMOS.....

Carlos R. Bello y Carlos Augusto Bello. Caricuao, Venezuela