JPEG - 26.5 KB

El Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia ha desmentido que Vladimir Kuznetsov, funcionario ruso de la ONU arrestado en Estados Unidos a principios de septiembre, tenga algo que ver con los servicios de inteligencia rusos, según habían afirmado algunos medios de prensa.

El portavoz del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Boris Labusov, comentó ayer los comunicados insertados en los medios de prensa rusos tras el arresto de Vladimir Kuznetsov. En las publicaciones, que citan una fuente vinculada a servicios secretos norteamericanos, se decía que el detenido era agente de la inteligencia rusa.

«Como regla, el Servicio de Inteligencia Exterior ruso no comenta tales publicaciones -observó Labusov-, pero el hecho de éstas aparecieran en periódicos concretos no es casual porque los propietarios de esos medios son los que determinan los temas de las publicaciones, a menudo subjetivas y coyunturales».

Arrestado el 1º de septiembre por los agentes del FBI, el ciudadano ruso Vladimir Kuznetsov ha sido acusado de lavado de dinero. En 2002 había sido elegido presidente del influyente Comité Presupuestario de la Asamblea General de la ONU, y antes, había encabezado una de las secciones del departamento de organizaciones internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Según el veredicto acusatorio pronunciado por el tribunal federal de Manhattan, en 2000 Kuznetsov había fundado una compañía offshore para ocultar «ingresos delictivos» que supuestamente recibía de otro funcionario de la ONU, cuyo nombre no se menciona. Este último, a su vez, recibía dádivas de las compañías extranjeras que habían conseguido contratos para suministrar artículos y servicios a la ONU.

Tras haber reconocido su culpa, Kuznetsov ha sido puesto en libertad bajo fianza y ahora colabora enérgicamente con los jueces de instrucción para suavizar el castigo.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)