JPEG - 16.6 KB

El ex ministro de Energía Atómica de Rusia, Yevgueni Adamov, no descarta que si las autoridades suizas lo extraditan a EEUU, los servicios de inteligencia norteamericanos intenten sonsacarle los secretos de Estado recurriendo a torturas y sicotrópicos. «Los norteamericanos no desean escucharme en el juzgado y sólo quieren que les sea entregado esposado -declaró Adamov por teléfono desde Suiza a la emisora de radio «Eco de Moscú»-. ¿Por qué lo quieren? La respuesta búsquenla ustedes mismos».

En su opinión, EE UU lo persigue para probar que el "poder en Rusia es corrupto y que un país así con armas nucleares no puede ser dejado sin control". El mismo objetivo, señaló, persigue el escándalo en torno a los diplomáticos rusos acusados de cometer estafas durante la ejecución del programa de la ONU «Petróleo por Alimentos». Adamov confirmó estar dispuesto a regresar a Rusia y explicó por qué no había aceptado al principio la extradición simplificada a su patria. «Considero que mi arresto es ilegítimo y como persona libre tengo derecho a volver a Rusia», manifestó.

Los jueces suizos, sin embargo, han reconocido que la detención del ex ministro ha sido legítima. «Pues, en este caso sólo me queda ser extraditado a uno o al otro país», dijo Adamov agregando que se propone apelar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos con relación a su arresto en Suiza.

Yevgueni Adamov, ministro de Energía Atómica de Rusia entre 1998 y 2001, había quedado detenido en Berna, Suiza, el pasado 2 de mayo por solicitud del Departamento de Justicia de EE UU. Las autoridades norteamericanas acusan al ex ministro de haberse apropiado de $9 millones asignados por EE UU para incrementar la seguridad de los objetivos nucleares en Rusia. La parte rusa también ha solicitado a Suiza la extradición de Adamov. La Fiscalía General de Rusia le imputa delitos de estafa y abuso del poder.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)