La intensificación de la tirantez entre la administración Bush y Teherán es lógica y a la vez fruto de la falta de objetividad, ya que la amenaza militar por parte de los Estados Unidos para solucionar el problema del enriquecimiento del uranio hace que Washington se extralimite, mientras que Europa y la Unión Europea desean solucionar el asunto por la vía diplomática.
Ya se ha señalado, acerca de este mismo tema, el hecho de que un ataque armado contra los principales pozos petroleros del país del Golfo, y más precisamente los de Teherán, sería una catástrofe. Sin duda, semejante ataque pondrá en tela de juicio la política internacional, y amenazará la estabilidad y el equilibrio en todas las esferas. Por otra parte, incluso si la amenaza se considera de por sí como una presión política, puede provocar el alza acelerada de los precios del petróleo, de forma tal que implicaría a los estadounidenses en dos crisis importantes, la de la seguridad y la militar.
De igual manera, ¿permanecerá neutral o muda la mayoría chiíta en Irak si en un momento dado Irán se convierte en un objetivo militar? Si no es ese el caso, una posible guerra trascenderá las fronteras iraníes e implicará a otros países de la región como el Líbano. La Administración Bush se dará cuenta, muy tardíamente, de que cometió un error fatal al marginar la alianza religiosa entre los chiítas de la región. Los países del Golfo, lógicamente, pueden ser los más preocupados por su seguridad si Irán posee el arma nuclear. Pero, mientras que exista la posibilidad de la solución pacífica al problema, esos países no osarán preparar el terreno para una guerra destructiva.
Aunque la administración Bush cree, mediante su política hacia Irán, que está en la obligación de impedir, incluso por la fuerza, el armamento nuclear iraní, Teherán considera esa amenaza como una afrenta a su soberanía. Por consiguiente, los dos adversarios defienden sus intereses y su política que consideran legítima. Europa debe intervenir en esta cuestión.

Fuente
Alriyadh (Arabia Saudita)

«!!إيران.. وأمريكا.. والكوارث المحتملة», por Turki Al-Soudairi, Alriyadh, 15 de agosto de 2005.