Aquí es difícil. Tal vez la táctica de colocar en la cabeza de la asociación a figuras tan queridas por el país como usted, Iván Ramiro, y contar con la simpatía del Pibe y de otras reconocidas glorias del fútbol nacional e internacional no ha permitido que las empresas y empresarios del fútbol hayan impuesto su oposición al ejercicio de este derecho. Los felicitamos de todo corazón por crear un sindicato en tiempos en que la destrucción de estas organizaciones es un objetivo central de los empresarios.

Nadie duda de la validez de sus reivindicaciones: * Reconocimiento de la ACOLFUTPRO como representante de los trabajadores del fútbol profesional, y que los clubes estén representados por la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol. Así como los representantes de los empresarios se organizan, ¿por qué no reconocer al gremio de los trabajadores de este deporte? * Contratos de trabajo y prestaciones sociales, de acuerdo con la ley. * Derecho a la Seguridad Social. * Derecho de asociación. * Porcentaje por la comercialización de los partidos por televisión. * Descuentos sindicales.

GIF - 48.9 KB

La huelga

Ha sido muy importante su definición de la hora cero de la huelga, la cual en caso de realizarse debe tomarse como el partido más importante de la vida para nuestros futbolistas profesionales. Como sabemos que no tienen mucha experiencia, queremos aportar la nuestra.

Hay que planear la huelga, con la misma óptica de estudiar al equipo contrario, observar sus videos, analizar sus tácticas. Esta vez hay que hacerlo con la diferencia de que aquí no hay titulares ni suplentes. ¡Todos son titulares! Todos tienen que jugar un papel en este partido.

Ustedes saben que los dueños de los clubes son igualmente dueños de otras empresas y deben averiguar cuál ha sido el comportamiento de ellos con los sindicatos de esas empresas. ¿Quiénes son los dueños del Junior? ¿Son dueños de las tiendas Olímpica y de otras empresas de la costa atlántica? ¿Cómo tratan a esos sindicatos?

¿El dueño del Deportes Tolima es dueño de otras empresas? Claro que sí. ¿Y cuál es su comportamiento con éstas? ¿Son políticos? Claro que sí. Saben manejar sus intereses, tienen muchos amigos en el Ministerio de Seguridad Social, al cual ustedes están pidiendo intervención. En nuestra experiencia, en la mayoría de las intervenciones de los funcionarios de ese Ministerio en estos conflictos se van por el lado de los patronos.

¿Hay accionistas del Grupo Económico Antioqueño (GEA) que tengan acciones también en el Nacional, el DIM o el Envigado? ¿Cuál ha sido el comportamiento del GEA con los trabajadores?.

Y así ... hay que ver los videos de los partidos que el contrario ha jugado en otros campos; y esta vez en el campo sindical (o antisindical).

La solidaridad

Ustedes saben de solidaridad, se practica en cada partido, cuando le cubren la espalda a su compañero, cuando se descubren para facilitarle el pase, cuando auxilian al caído, cuando van a defenderlo del agresor, del contrario. Aquí es lo mismo hay que estar pendientes de los compañeros y de pedir la solidaridad externa.

Van a encontrar solidaridad donde siempre la han tenido: en ese pueblo que los admira como futbolistas, que los comprende en las derrotas, que los critica cuando hacen malas jugadas y que hace temblar los estadios cuando meten un gol. Busquen la solidaridad en esos sectores del pueblo (de donde ustedes provienen). Ahí la tienen garantizada.

Muy pocos jugadores buenos de fútbol son hijos de los empresarios. La mayoría son hijos de la gente que vive de su trabajo. Busquen la solidaridad en esos muchachos que se pegan a esas banderas y camisetas y las defienden en sus barras cada domingo. Ellos son sus amigos ellos pueden acompañarlos en las buenas y en las malas. Acérquense a ellos, ofrezcan partidos en estadios populares, pídanle su solidaridad, con humildad y con honor. Esto los haría más grandes.

Hoy se puede aprovechar la solidaridad por la admiración que ustedes despiertan. Si no lo logran, el futuro que le espera a la mayoría de ustedes, en el mejor de los casos, es la lástima que produce ver una figura como la saeta Jaime Morón, postrado en una cama, con su familia como única protección.

La unidad

Al igual que en los otros partidos, en el de la huelga el equipo debe estar unido, disciplinado, con una misma orientación. No pueden jugarse partidos individuales el triunfo va a ser de todos. Es más, si triunfan ustedes le darán lecciones a otros trabajadores que están convencidos que no se pueden armar sindicatos o que las huelgas son luchas del pasado.

El enemigo tratará de dividirlos. Ya algunos empresarios han dicho que no van a negociar. Que cada club tiene sus contratos por aparte. Otros están diciendo que son los jugadores ricos, los internacionales, quienes están mandando a la guerra a los jugadores nacionales, que sí tienen mucho que perder. Algunos clubes ya les están preguntando a sus jugadores por qué hacen huelga si les están pagando. Ellos saben que la unidad es su fortaleza.

A todos les dará miedo porque uno siente mucho temor en las huelgas, porque a veces piensa que es mejor no luchar por lo suyo y acomodarse a lo que quiera el empresario. Pero para ustedes es más fácil manejar este miedo. ¿Puede haber mayor miedo que el que genera perder un partido de la selección Colombia? o el que genera arriesgar una pierna, como lo hacen cada día, sabiendo que no tendrán seguridad social? Recuerden a Osman López en 1998, lesionado, recuperado y hoy abandonado a su propia suerte.

Aquí hay que meter toda nuestra pasión, nuestro cuerpo y nuestra mente, con la seguridad de que podemos ganar, y esta vez no es un resultado glorioso que perdure como aquel 5-0, sino que será un gran recuerdo de cuando los futbolistas colombianos lucharon por la dignidad de ser tratados como trabajadores y no como simples mercancías que se usan y luego se desechan.