JPEG - 23.4 KB
Avión ruso Sukhoi-39 de apoyo naval o terrestre.

Rusia presentó más de cien muestras de material y armamento naval en la «ExpoNaval Venezuela Internacional 2005» que se desarrolló en Caracas del 24 al 27 de agosto, informa la Agencia Nacional Exportadora de Armas («Rosoboronexport»).

Bajo la égida de «Rosoboronexport», único intermediario estatal en el comercio de armamento, la industria bélica rusa estará representada por la producción del consorcio «Izhmash» y de las plantas de helicópteros de Kazañ y de Rostov del Don.

La muestra rusa toma en cuenta las necesidades de las fuerzas navales venezolanas y de las flotas de la región.

Varios modelos de armamento y de material naval fabricados en Rusia no tienen parangón en el mundo. Por ejemplo, la modificación del submarino «Amur» (proyecto 950) capaz de batir blancos tanto en el mar como en la tierra; la lancha patrullera del proyecto 14,310 «Mirazh» con poderoso armamento y excelentes performances, y el aerodeslizador (hovercraft) «Murena-E» para desembarco de tropas.

En cuanto a la aeronáutica, Rusia presentará material y armamento para la aviación naval y la infantería de marina. En particular, se trata del avión de asalto Su-39 y del avión Su-35. Este último ha llegado a ser el favorito de los concursos que convoca la Fuerza Aérea de Brasil para la compra de cazas. «Rosoboronexport» ha anunciado que el Ejército venezolano adoptará próximamente helicópteros rusos Mi-26, Mi-35 y Mi-17.

En 2001, durante la primera visita a Moscú del presidente venezolano Hugo Chávez, había sido firmado un cuerdo intergubernamental sobre colaboración técnico-militar, documento que ha constituido el marco legal de las relaciones bilaterales en el ámbito militar.

En marzo y junio de 2005, «Rosoboronexport» y el Ministerio de Defensa de Venezuela habían concertado importantes contratos para suministro de helicópteros al país latinoamericano. La primera partida será despachada a finales de año.

En mayo último, «Rosoboronexport» había sellado otro contrato, esta vez para suministrar a Caracas 100,000 fusiles automáticos «Kalashnikov» de última modificación.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)