JPEG - 29.7 KB

Lukoil está dispuesto a proveer a China tanto petróleo, «cuanto lo permita la infraestructura existente», manifestó en declaraciones a la prensa el vicepresidente de la petrolera rusa, Valeri Golovushkin, al término del acto de apertura en Beijing de una oficina de representación de Lukoil.

«Hemos abierto una oficina en China para poder recabar una información más detallada sobre los proyectos en que participaría Lukoil», destacó el ejecutivo.

Se trata de los proyectos que se prevé realizar en distintos ámbitos, entre ellos, prospecciones geológicas, explotación de yacimientos, desarrollo de infraestructura y refinación de crudo, precisó Golovushkin. El ejecutivo informó de que en una primera etapa la compañía tiene previsto aumentar las ventas de crudo, también mediante tubería.

«El gasoducto Kazajstán-China con capacidad de unos 20 millones de toneladas anuales entrará en servicio a fines de este año», hizo recordar Golovushkin. Dijo que esta tubería ofrecerá la posibilidad de exportar directamente a China el petróleo ruso, procedente de los yacimientos ubicados en Siberia Occidental. El vicepresidente de LUKoil confirmó el deseo de la compañía de participar en este negocio dentro de cuotas asignadas.

Refiriéndose a los suministros de crudo por ferrocarril, Golovushkin indicó que «resultan caros para compañías rusas» por ser demasiado altos los costes de transporte. «Prácticamente no exportamos el petróleo por vías férreas», señaló. Entre los factores que frenan el aumento de exportaciones el ejecutivo mencionó la ausencia en Rusia de los puertos profundos. En el puerto de Novorossiisk pueden atracar solo buques cisterna con desplazamiento de 130,000 a 140,000 toneladas, dijo Golovushkin y agregó que lo de emplear tales navíos para transporte de petróleo, por ejemplo, a Asia, es una empresa nada redituable.

LUKoil exporta 50 millones de toneladas de petróleo y 15 millones de toneladas de productos refinados al año, hizo saber el ejecutivo. «La geografía de ventas obedece a los factores meramente económicos», concluyó el vicepresidente de la petrolera rusa.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)