JPEG - 17 KB

El proceso que se está celebrando en La Haya contra Slobodan Milosevic difícilmente podría calificarse como objetivo, afirmó el ex primer ministro de Rusia Evgeny Primakov, en la actualidad, presidente de la Cámara rusa de Comercio e Industrias.

«Resulta difícil hablar de un juicio objetivo, pues el Tribunal se ha propuesto condenar a Milosevic» – señaló Primakov durante la presentación del libro «Hablan los testigos de la defensa», en el cual se recogen las declaraciones de varios políticos rusos que habían intervenido en el proceso de La Haya a favor de Slobodan Milosevic. Entre ellos se encuentran el propio Primakov, el ex jefe del Gobierno soviético Nikolay Ryzhkov y el coronel general Leonid Ivashov, hoy en día, vicepresidente de la Academia rusa de ciencias geopolíticas.

El juicio contra Milosevic, en opinión de Primakov, podría sentar un precedente para la organización de procesos similares contra los líderes de otras naciones. Primakov se entrevistó con ex dirigente serbio en varias ocasiones cuando encabezaba el Servicio de Inteligencia, el Ministerio de Exteriores y el Gobierno de Rusia. «Milosevic ha actuado en defensa de su nación, y aunque habrá cometido algunos errores, tampoco es un objeto para ser examinado en un tribunal internacional porque él no ha perpetrado crímenes de lesa humanidad» – dijo Primakov.

Es necesario sacar lecciones de la experiencia yugoslava, considera el político ruso. «Hace falta impulsar un proceso integracionista en el marco de la ex URSS – declaró él -. La creación de un espacio económico único, por ejemplo, podría contribuir en grado considerable a estabilizar la situación». Otra lección, según Primakov, es la necesidad de aliarse para hacer frente a la eventual agresión. «Ningún país sería agredido como Yugoslavia, si estuviera amparado por un acuerdo como el que existe en el Grupo de Shangai» – observó él refiriéndose a la organización integrada por Rusia, China, Kazajstán, Kirguizia, Tayikistán y Uzbekistán.

Nikolay Ryzhkov, a su vez, recordó que Slobodan Milosevic se ve obligado a responder a 63 puntos de la acusación. «Si le encuentran culpable de uno al menos, puede ser sentenciado a cualquier plazo – cinco, diez o hasta veinticinco años – porque cualquier sanción es posible a excepción de la pena capital» – dijo Ryzhkov.

Fuente
RIA Novosti (Rusia)