Lima, octubre 5, 2005

Señora Presidenta:

Agradezco la oportunidad que me brindan para fundamentar la denuncia que re-interpuse contra el congresista Alcides Glorioso Chamorro Balvín, el 8 de marzo del presente año y, que, inexplicablemente, se quiso archivar sin haber sido fundamentada ni actuado pruebas, a pesar que con fecha 6 de junio de 2005, solicité por escrito a la entonces presidenta de la Comisión de Ética, Fabiola Morales, se me citara para ese fin,

El 14 de noviembre de 2004, a través de Radio Programas del Perú, tomé conocimiento que el Asesor Principal del congresista Alcides Glorioso Chamorro Balvín, Max Galli Garibaldi, no realizaba, por lo menos a tiempo completo, su trabajo como Asesor por el cual recibía una remuneración mensual de aproximadamente S/. 7000 soles; dedicándose, en su consultorio particular, a su labor de quiropráctico.

De acuerdo al Reglamento Interno de trabajo del Congreso, la salida de un empleado en horas de trabajo sólo se justifica si cumple con actividades propias de su labor. Resulta evidente que el asesor del congresista Chamorro, no venía cumpliendo como Asesor, dedicándose a su actividad principal de quiropráctico, tal y conforme se puede apreciar con sus declaraciones realizadas en el vídeo que se adjuntó como prueba y que de manera maliciosa el ex Secretario Técnico, Telmo Paz, en un afán torvo y confusionista trató de “desestimar”. La fecha de este vídeo es 12 de noviembre de 2004 (porque así se denota en inglés en formato VHS).

Además, el ex presidente del Congreso, legislador Antero Flores Aráoz, envía el 25 de noviembre, un documento a la congresista Fabiola Morales, entonces titular de la Comisión de Etica en que da cuenta de mi denuncia y dice a la letra: “Asimismo, se adjunta un vídeo cassette aludido en dicha carta”. Es decir, todo ocurrió en noviembre. ¿Cómo se pretende, por parte del ex Secretario Técnico, Telmo Paz, sostener que la fecha del vídeo era de diciembre? Me permitiría sugerir se investigue esta conducta por lo menos extraña.

Resulta más que evidente la complicidad del congresista Chamorro, ya que el personal a su cargo está bajo sus órdenes y supervisión directa de Acuerdo al artículo 41º del Reglamento Interno de Trabajo del Congreso, el trabajo ordinario es de 0.900 horas a 17.00 horas incluida una de refrigerio, horario en el cual el señor Max Galli debió realizar sus labores efectivas de trabajo.

Con esta denuncia no se busca fiscalizar el trabajo desempeñado por Max Galli Garibaldi, sino lo que se pretende es que un congresista haga buen uso de los recursos que la nación le brinda para cumplir con su trabajo, debiendo reivindicar que, como ciudadano, periodista y votante, es mi derecho fiscalizar en qué se invierte el monto de los impuestos que todos pagamos y que constituyen un ingreso al Estado para el sufragio de remuneraciones del personal adscrito a cualquier despacho.

Velar por el eficiente gasto público es tarea de todos, más aún de los congresistas a quienes les son encomendados para su supervisión y fiscalización, sin embargo, en el caso del congresista Chamorro no es la primera vez que pretende favorecerse indebidamente con dinero de todos los peruanos.

Solo basta recordar, la denuncia de 28 de mayo de 2002, en el programa “A las 11 con Hildebrandt”, que se transmitía por canal 4 de televisión, en este espacio periodístico se puso al descubierto que el señor Alcides Chamorro, había fraguado facturas para justificar gastos operativos en un viaje oficial a Miami en los EEUU, monto que según versiones periodísticas devolvió, no siendo sancionado por las instancias administrativas del Congreso y menos éticamente. Este vídeo también lo he adjuntado a la denuncia, para que ustedes aprecien su contenido.

Luego de la denuncia periodística sobre su Asesor, el congresista Chamorro, ha pretendido resolver el tema de su “empleado fantasma” terminando la relación contractual; pero lo que no ha demostrado a la opinión pública hasta el momento, es cuál era el trabajo que realizaba su Asesor Principal Max Galli Garibaldi, ni la frecuencia con que asistía a las oficinas del Congreso a prestar sus servicios, ni mucho menos quien o quiénes se favorecían con el cobro de sus remuneraciones por un servicio no prestado al Estado.

La actividad principal como quiropráctico del señor Galli Garibaldi, quedó evidenciada con la entrevista en vivo que le hiciera el programa periodístico de RPP, el 14 de noviembre de 2004, donde se detalla una conversación del señor Galli Garibaldi con un supuesto paciente y los débiles argumentos de defensa esgrimidos por el congresista Chamorro en defensa de su Asesor, cuyo audio acompañé igualmente a mi denuncia, para que sea escuchado y merituado por ustedes, al momento de decidir la sanción a imponer contra el congresista denunciado.

El señor Chamorro, ha contravenido el Código de Etica del Congreso, al contratar los servicios de un Asesor Principal que a la postre no desempeñó tal labor, acto que va en contra de los principios de transparencia y veracidad con que debe afectuar su labor un legislador, y, lo que es peor, para favorecer económicamente a un tercero o a él mismo, en perjuicio, como ya he manifestado de los intereses del país, tratándose de una estafa al Estado y un hecho más de corrupción.

El 24 de mayo, el legislador Alcides Glorioso Chamorro Balvín, me insultó a través de Perú21 llamándome “sinverguenza”. A tenor de los acontecimientos pareciera ser que ese término, lesivo a cualquier honra, debería ser aplicado a quienes pudieran merecerlo con pruebas tangibles, irrefutables, como las que vuelvo a poner en poder de la Comisión de Etica y que acompañan a este documento.

Solicito a ustedes citen al seno de esta Comisión al señor Max Galli Garibaldi, para que explique cuál era el trabajo desempeñado en las oficinas del señor Chamorro, así como para que reconozca la receta emitida por él, el 8 de noviembre de 2004, fecha que claramente puede ser leída sin lugar a confusión y, que acompañé como prueba a la presente acción.

Asimismo, se que se pida a la Oficina de Recursos Humanos, informe de manera oficial sobre el inicio y término de la relación laboral del quiropráctico Max Galli Garibaldi, señalando además sobre el horario que todo trabajador debe cumplir en el Congreso. Muchas gracias.

Se adjuntan los siguientes documentos:

1) Cinta de audio que contiene la entrevista que hiciera RPP, Radio Programas del Perú, al congresista Alcides Glorioso Chamorro Balvín, sobre el personal fantasma en su oficina, de fecha 14-11-2004 (Lado A). 2) Vídeocassette con imágenes del señor Max Galli Garibaldi, atendiendo a una paciente en su consultorio privado en horas de oficina, de fecha 12-11-2004. 3) Videocassette del programa A las 11 con Hildebrandt en Canal 4, cuando el referido periodista menciona que el congresista Chamorro habría fraguado boletas de sus gastos operativos en un viaje oficial a Miami, de fecha 28-5-2002. 4) Compilación de documentos que resumen la trayectoria del parlamentario Alcides Glorioso Chamorro Balvín y que incluyen su renuncia al FIM, recortes periodísticos, denuncias, cuatro casos en los que se vio involucrado, directa o indirectamente, el respaldo que prestó a sus familiares usando su situación privilegiada, su modesta producción legislativa informada por el propio Congreso, otras denuncias y unas pinceladas presuntamente irregulares sobre su gestión cuando fuera alcalde de Chilca en Huancayo. …………………………………….. *Documento leído y entregado en la Comisión de Etica, 5-10-2005. Preguntaron, interrogaron y opinaron los siguientes parlamentarios: Emma Vargas de Benavides, Mario Ochoa, Carlos Almerí, Luis Santa María, Humberto Requena y Jorge Mufarech.