JPEG - 25.3 KB

En realidad, las fuerzas de la derecha católica, representadas en América Latina por grupos conservadores y apoyadas por poderosos sectores empresariales y políticos, ya se han «globalizado», gracias entre otras cosas a la coincidencia de proyectos entre la jerarquía católica y el gobierno encabezado por Bush, en su oposición al aborto, a los anticonceptivos, y en términos más generales a los derechos sexuales y reproductivos y al laicismo, agenda que eufemísticamente proclaman como «la defensa de la vida» y de «los principios éticos que deben regir la sociedad».

Además del Consejo Pontificio para la Familia, fundado por Juan Pablo II para apoyar a ese tipo de movimientos, del episcopado peruano y de la Arquidiócesis de Lima, promueven el evento el grupo provida nacional, Ceprofarena (Centro de Promoción de la Familia y Regulación Natural de la Fertilidad), la Alianza Latinoamericana para la Familia, ALAFA, grupo venezolano fundado por los millonarios esposos Alberto y Cristina Vollmer, el primero de ellos exembajador de su país en el Vaticano, y el Instituto Interamericano de la Mujer, con algunas dirigentes formadas en instituciones del Opus Dei.

Dicho INIM promueve una visión conservadora de la mujer y de la familia, como puede verse en su página Internet (www.inim.org), que abunda en lugares comunes de esos puntos de vista donde en forma vergonzante se defiende el autoritarismo de los padres sobre los hijos, se critica el uso de anticonceptivos, y se ataca ante todo el pluralismo característico de las sociedades actuales. Según Sissi Cereghino de Yapar, presidenta de ese grupo: «no hay “verdades a la medida”, que no existen "tu verdad" o "mi verdad", sino LA VERDAD, así, con mayúscula. La verdad es una; absoluta; y no se negocia».

Algunas militantes del INIM han pertenecido a organizaciones del Opus Dei, como es Leticia Almeida Acosta, una de sus fundadoras, egresada de la Universidad de Navarra, y miembro de la junta de gobierno de la Universidad Panamericana, institución que tiene el Opus Dei en México. En junio de 2002, en Piura, la Dra. María Esperanza Salazar de Cavassa, entonces presidenta del INIM, participaba en un evento apologético del beato Escrivá de Balaguer, de quien decía que «hizo ver con gran claridad la igualdad esencial entre el hombre y la mujer fundada en su dignidad de seres creados por Dios, y a la vez, el papel complementario de uno y otro, en el progreso de la sociedad civil y en la Iglesia».

Pero, sobre todo, alienta ese tipo de activismo la coalición Vida Humana Internacional, donde participan los principales grupos «provida» católicos de los diferentes países de América Latina. VHI tiene su sede en Miami y proviene a su vez Human Life Internacional, grupo de la derecha religiosa estadounidense, establecido en Front Line, Virginia, fundado por el sacerdote Paul Marx, y afín a organizaciones como la Fundación Heritage y el Consejo Pontificio para la Familia.

Paul Marx, quien con el tiempo tuvo fuertes problemas personales con sus sucesores al frente de HLI fundó también otros grupos, como Population Research Institute, dirigido por Steve Mosher, partidario entusiasta de la política de agresión estadounidense contra China y dedicado al frente de esa organización a hacer propaganda contra el Fondo de Población de Naciones Unidas y contra instituciones de gobiernos latinoamericanos dedicadas a promover la planificación familiar. Por su parte, VHI ha contado con la participación y el apoyo de políticos republicanos como la congresista de Florida, Ileana Ross.

Tanto HLI como su rama hispana, VHI y las demás organizaciones mencionadas son ardientemente proBush, de tal suerte que a fines de 2004, Joseph Meaney, director de la Coordinación Internacional de HLI expresaba a sus correligionarios su alegría en una carta pública, donde afirmaba que "las recientes elecciones en los Estados Unidos han colocado a muchas personas provida en puestos de poder. "… el Presidente Bush promete prevenir que el gobierno financie organizaciones que practican el aborto o lo promueven en el campo internacional. También son causa de alegría la elección de varios nuevos senadores con una fuerte posición provida…. No es posible sobreestimar la importancia de una mayoría provida en el Senado de los Estados Unidos…. Debemos orar para que el Presidente Bush tenga la oportunidad de nombrar jueces provida para el Tribunal Supremo y que el Senado los confirme…."

El presidente del Comité Organizador del congreso es nada menos que el polémico Fernando Carbone, ex ministro de Salud de Perú, a la vez que expresidente del mencionado grupo Ceprofarena, y actualmente participante, en el sector de Salud y Seguridad Social, junto con Héctor Chávez Chuchón, del equipo encargado de elaborar el proyecto de gobierno de la agrupación política Unidos Progresamos, encabezada por el exprimer ministro Luis Solari de la Fuente.

Tanto Chávez como Solari son entusiastas militantes del conservadurismo católico y aliados de VHI. Cabe recordar que el 28 de febrero de 2003, Chávez Chuchón presentó el proyecto de Ley 5756 para dejar sin efecto la Resolución Ministerial 399-2001-SA/DM, que incorpora la Anticoncepción Oral de Emergencia -AOE- a los métodos de planificación familiar aprobados y disponibles desde los servicios de salud del Estado.

En noviembre de 2002, Carbone y Chuchón estuvieron presentes en el Cuarto Congreso Nacional sobre Métodos de Planificación Familiar, organizado por Ceprofarena, con la presencia de representantes de VHI, entre ellos Tom Euteneuer, sacerdote estadounidense que encabeza ese grupo, y quien describió a Chávez Chuchón como "un maravilloso amigo de HLI"

Por su parte, Solari, quien incluso ha sido condecorado por el Vaticano con motivo de su militancia católica, participaba en 1999 en el IV Congreso Interamericano de Movimientos en Defensa de la Vida, celebrado en Brasilia, del 12 al 14 de agosto de ese año, con una ponencia, titulada "Situación de los ataques a la vida y a la familia" , donde criticaba el "relativismo ético" y el "ateísmo totalitario que fue introducido en el mundo a principios del siglo XX," y lamentaba que "en los países más poderosos se haya eliminado la educación religiosa de los colegios estatales". Afirmaba además que «En América Latina la cristiandad es constitutiva de la identidad de nuestras naciones».

Entre los personajes que están organizando el encuentro de noviembre próximo, se cuentan algunos conocidos promotores del conservadurismo católico en países latinoamericanos, como Rafael Cabrera Artola, médico que al frente de Anprovida, en Nicaragua, que apoyado por la jerarquía se opone a la anticoncepción, al laicismo y a los grupos feministas. En 1995, Cabrera se coordinó con el Comité Nacional Provida de México para lanzar una escalada propagandística, basada en datos falsos, contra el uso de la vacuna antitetánica en ese país. El evento contempla, asimismo, exposiciones de grupos como el señalado Instituto Interamericano de la Mujer y el Population Research Institute.

Las páginas Web de grupos provida como VHI (www.vidahumana.org) abundan en invocaciones a Dios y en señalamientos acerca de las campañas que sus afiliados llevan a cabo contra las medidas avanzadas en campos como la educación sexual, la planeación familiar y la despenalización del aborto, pero de manera muy mentirosa y convenenciera omiten abordar asuntos como la guerra de Irak y las políticas genocidas del gobierno de Bush, pese a que dicen defender la vida "desde la concepción hasta la muerte natural", y tampoco hablan de los grandes fraudes cometidos por grupos y personajes pertenecientes a VHI, como fue el caso de Jorge Serrano Limón, dirigente del Comité Nacional Provida de México, castigado hace unos meses por las autoridades del país, luego de que se supo que el dinero que políticos derechistas asignaron a sus centros de prevención del aborto lo usó para comprar con liberalidad desde plumas Montblanc hasta llamativas "tangas".

Los marcos jurídicos y las tradiciones políticas de la gran mayoría de los países latinoamericanos siguen otorgando privilegios y en ocasiones una gran influencia a la jerarquía católica, e incluso en algunos de ellos, bajo presiones de ese sector, se han instituido leyes antiaborto, como el "derecho a la vida desde la concepción".

En la medida en que personajes como Carbone van ascendiendo en su carrera política, se fortalecen las expectativas de los grupos conservadores y se amplían sus cotos de poder, por lo que es necesario que quienes desde diferentes perspectivas defienden el laicismo y la diversidad sexual y cultural, conozcan los perfiles y vinculaciones de quienes están impulsando ese activismo conservador.

Adital