JPEG - 16.3 KB

Interrogado sobre acusaciones contra Venezuela presentadas en una reciente asamblea de la SIP, el vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, afirmó que la organización representa los más turbios y oscuros intereses del mundo de la empresa mediática. “La SIP es una letrina”, subrayó Rangel tras recordar que esa organización condena a Venezuela desde que ganó la Presidencia Hugo Chávez, sin que pudiera afectar la credibilidad del Jefe de Estado.

Cada día, agregó, ganamos más elecciones y estamos más fuertes. Lo que dice la SIP no tiene ningún peso porque es una organización totalmente descalificada, subrayó.

El alto funcionario venezolano acusó asimismo a la SIP de silenciar las verdaderas violaciones a la libertad y de haber estado al servicio de todas las dictaduras de América Latina.

Recordó que esa institución guardó silencio ante hechos bochornosos contra la libertad de expresión, asesinatos de periodistas, cierre de periódicos y medios de comunicación y ahora mantiene la misma actitud de siempre.