Red Voltaire

«Ucrania: no vacilen en cuanto al color naranja»

+

Cuando Viktor Yushchenko destituyó a Yulia Tymoshenko decepcionó a los amigos de Ucrania que habían creído en la revolución naranja. Esa revolución no era el último paso hacia la democracia y todos los pasos no se darán en la misma dirección. Europa y Estados Unidos no deben perder la paciencia con Ucrania. Hay que tener en cuenta el camino recorrido.
En 1991 Ucrania obtuvo su independencia después de tres siglos de dominación rusa y posteriormente soviética, transformó su economía para convertirla en una economía de mercado y estableció buenas relaciones con los Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea. Actualmente participa de la coalición en los Balcanes y en Irak. Asimismo, en el invierno pasado dio un paso importante hacia la democracia. Sin embargo, ese país no es perfecto. Tiene una vida política caótica, su código civil es arcaico, su ejército y su burocracia tienen que sufrir una reforma y la corrupción es endémica. Pero los países de Europa Oriental también han tenido esos problemas; Ucrania, simplemente, partió de un nivel inferior.
La ruptura de la coalición que llevó a cabo la revolución naranja constituye un duro golpe para los reformistas, tal como podrían serlo las elecciones legislativas de 2006. Pero no hay que alarmarse, el hecho de que el nuevo Primer Ministro ucraniano abogue por mejores relaciones con Rusia no debe hacer pensar que Ucrania se separa de Occidente.
Una Ucrania estable es esencial para Estados Unidos. Debe mantenerse la misma política: apoyar la sociedad civil y el Estado de derecho, continuar nuestra cooperación a favor de la reforma y la seguridad, y desarrollar los programas de educación y entrenamiento.

Fuente
International Herald Tribune (Francia)
El International Herald Tribune es una versión del New York Times adaptada para el público europeo. Trabaja directamente en asociación con Haaretz (Israel), Kathimerini (Grecia), Frankfurter Allgemeine Zeitung (Alemania), JoongAng Daily (Corea del Sur), Asahi Shimbun (Japón), The Daily Star (Líbano) y El País (España). Además, a través de su casa matriz, lo hace de manera indirecta con Le Monde (Francia).

«Ukraine: Don’t go wobbly on the orange», por Stephen J. Flanagan y Eugene Rumer, International Herald Tribune, 30 de septiembre de 2005.

Stephen J. Flanagan

Stephen J. Flanagan Ex investigador del Center For Strategic & International Studies, alto funcionario del Departamento de Estado (1989-1995) y responsable de los países de Europa Central y Oriental en el National Security Council (1997-1999), Stephen J. Flanagan es director del Institute for National Strategic Studies de la National Defense University.

 
Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.